16 marzo, 2012

Año de sorpresas

El Juli no torea ni en Valencia ni en Sevilla ni en Madrid. Perera no pisará la Maestranza. José Tomás sigue en su rincón mediterráneo muy feliz. Enrique Ponce ya no quiere compromisos mayores. Morante quiere torear poco. El peso de la temporada caerá, de momento, en José María Manzanares y Alejandro Talavante.

Este panorama no es bueno para la Fiesta. No se trata de sacar conclusiones precipitadas y echarle la culpa al conflicto de los derechos de televisión, que algo sí que ha influido. La importancia de Sevilla y Madrid la pueden aprovechar matadores de segunda fila. Debe ser el año de las sorpresas, si es que en el escalafón hay toreros capacitados para mantener el triunfo por sistema en todas las ocasiones en las que realicen el paseíllo.

Para los que sueñan con una oportunidad que les catapulte a los primeros lugares es el año ideal. Van a tener oportunidades, que no serán esas encerronas desesperadas que se anuncian. Las oportunidades hay que aprovecharlas en los mejores escenarios, que son la Maestranza y Las Ventas.

Se están confeccionando los carteles de San Isidro. Hay pocas dudas acerca de los contenidos de Madrid. Las combinaciones que se presentarán serán parecidas a las de Sevilla, porque la cera que arde es la misma. En Madrid no estarán ni El Juli, ni Tomás ni Ponce y seguro que faltará alguno más. Los carteles se rematarán con toreros con ganas de abrirse el camino a la cumbre. Serán, por tanto, carteles con ausencias, pero con el propio interés que ofrece la plaza madrileña. Algo parecido a los de Sevilla. La importancia de la Feria de Abril obliga a los lidiadores a dar el todo por el todo, de ahí el interés de los carteles. 

Cuando lleguemos al mes de agosto, con toda seguridad habrá un par de toreros que se habrán encumbrado. Pueden ser David Mora e Iván Fandiño, pero estos dos ya están en el camino de la meta. Se esperan nuevas sorpresas. Es el mayor atractivo de esta atípica y confusa temporada de 2012.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

11 marzo, 2012

Triunfalismo para tapar la realidad

Las primeras corridas de las Fallas de Valencia han mostrado un público y una autoridad con una manga ancha enorme. Sobre todo en la corrida del domingo se han regalado las orejas como si fueran caramelos en una Cabalgata.  Valencia es una plaza de primera. Y los festejos se están ofreciendo por televisión, bien es verdad que es una cadena de pago a la que se supone que sólo acceden aficionados.

Si este tema de los regalos de las orejas ya es poco edificante, más asombroso es que los comentarios que se ofrecen tratan de justificar el dispendio con frases como “los que hoy han venido seguro que volverán otro día”. Por no volver a insistir en el manido asunto de la diversión, como si el toreo fuera una comedia graciosa. Se trata de algo muy serio y trágico.

Es decir, con estos regalos de orejas y sus correspondientes justificaciones lo que se intenta es ponerse en una posición de supuesta defensa de la Fiesta, porque como los momentos son malos mejor que la gente salga muy contenta y no disgustada por una oreja más o menos. Para ello, se justifica absolutamente todo. Se obvia cualquier sentido crítico. Todo vale. Según parece, lo único que interesa es la diversión y muchas orejas. No pasa nada si los toros no se pican, si no hay tercios de quites, si los muletazos son una sucesión de trallazos; es igual. La gente se lo pasa muy bien, lo que según algunos es lo fundamental.  

La Fiesta no necesita redentores que se amparen en resaltar lo malo como si fuera bueno. La Fiesta necesita verdad y pureza. Estos comienzos de Fallas pueden ser el anticipo de lo que nos espera en Sevilla, donde el aficionado puede acabar bastante enfadado si la tónica sigue por el mismo camino. Quiero esperar que el toro de Sevilla sea íntegro, que la plaza conserve sus señas de identidad, que una oreja sea la consecuencia de una labor de calidad y que al final del ciclo no tengamos que lamentar que hemos vuelto a bajar un escalón más en nuestro prestigio a cambio de dar una imagen bonita de triunfalismo desbordado sin causa justificada. Temblando están algunos.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

10 marzo, 2012

Las fotos de las colas de la taquilla

Sigue abierto el plazo para renovar los abonos en Sevilla. Si estamos varias horas ante las taquillas podemos conseguir dos fotos. En algunas, no hay nadie esperando. En otras, aparecen ocho o diez personas en una cola. ¿Qué quiere decir? Pues que en algunos momentos no hay nadie y en otras hay algunas personas guardando cola. Las dos fotos son verdad.

Lo no parece lógico es que se utilicen las fotos para hacer campaña partidista según los intereses de cada uno. Algunos resaltan la foto sin espera. Otros destacan la foto con personas en la cola. La empresa Toromedia mandó hace algunas fechas una foto con gente en la cola. En Sevillatoro se publicó dejando bien claro que era una información de Toromedia.  Al fin de cuentas, ¿qué se pretende con esta guerra de fotos?

Como aficionado y crítico taurino, como postura de este portal y este blog, el máximo interés es que la Real Maestranza registre buenas entradas en la próxima Feria. Es decir, el interés es animar a los aficionados para que renueven sus abonos. Cada abono no renovado es un palo a la propia Fiesta.

Lo que no se entiende que haya personas, medios e instituciones que parecen disfrutar con la noticia de una caída notable en la renovación del abono. Para ello, se destaca la foto sin gente en la cola. O se critica a quien publica la foto con gente a la espera. La misión de quienes defendemos la Fiesta es no atacarla. No me parece de buenos aficionados hacer propaganda para que la gente no acuda a renovar sus abonos. Eso, al margen de que los carteles tengan ausencias graves o que los precios no hayan bajado. En otro momento ya se ha hablado de ello. Como aficionados, es un ataque al toreo alegrarse de que haya menos renovaciones. Es más, en algunos ámbitos se ha animado a que no se renueven, o aún peor, hay quien  se ha vanagloriado públicamente de que este año no sacará su abono, máxime cuando se trata, en algunos casos, de personas que forman parte de la propia tauromaquia ejerciendo funciones en ella.

Hay dos fotos en las taquillas. Ambas son ciertas. Lo que aquí no haremos nunca es incitar a nadie para que no renueve su abono.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

08 marzo, 2012

La verdadera afición de Sevilla

El ganadero Fernando Cuadri participó el jueves en un acto en Sevilla organizado por Aula Taurina. Apenas cuarenta personas asistieron a la magnífica exposición del criador de toros de Huelva. Más o menos, la misma gente que fue a ver el acto fallido de Paula y la también interesante disertación de José Fuentes. Si quitamos de esos cuarenta a los alumnos de Aula, pues unos veinte aficionados. 

Admito que la divulgación de estos actos ha sido deficiente, en parte principal porque los propios periodistas taurinos y los medios influyentes no le hemos dado la difusión necesaria. Admito que en la Cuaresma de Sevilla hay miles de actos todas tardes. Lo admito todo. Me pregunto si esa escasa asistencia es el reflejo auténtico de la afición de Sevilla. Y respondo que es posible que ese grupito sea el reflejo real de lo que va quedando como afición en Sevilla.

Fernando Cuadri es un experimentado orador que acude todos los años a cientos de actos organizados por peñas, círculos y asociaciones taurinas. Su verbo fácil, sus conocimientos y sus ideas ganaderas son apasionantes. Allá donde acude pone el no hay billetes.

A su acto de Sevilla no fueron los periodistas que se dedican a asuntos taurinos, salvo alguna honrosa excepción. No estaban ni los más benévolos ni los que se caracterizan por la crítica pura y dura, venga o no a cuento. Al acto de Cuadri no fueron los aficionados que escriben en los blogs para despotricar contra todo. Tampoco se pudo  ver por allí a los miembros de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla, tan aficionados a pedir dimisiones pero tan poco adictos a escuchar a quien les puede enseñar muchas cosas del toreo. En el acto no había nadie de los que se expresan en los artículos con grandilocuencia pidiendo dimisiones. En Sevilla no hay afición a los toros.

Cuadri volvió a manifestarse con sabiduría. Fue una verdadera lección magistral, que desgraciadamente fue seguida por muy pocas personas. La Sevilla del toreo está bajo mínimos. No queda ninguna duda que hay crisis, pero es verdad que quienes nos dedicamos a informar estamos contribuyendo a este deterioro, lo mismo que los representantes de entidades y organizaciones de la propia Fiesta, que sólo levantan su voz para protestar, pero que no arropan a un pedazo de ganadero en una auténtica lección que muy bien les hubiera venido a todos.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

05 marzo, 2012

Olivenza: balance en pocas palabras

Olivenza tenía un protagonista: Juan José Padilla. Se sabía que sus compañeros de otras tardes y de la misma corrida de la reaparición tendrían que supeditar su posible triunfo a la noticia de la vuelta del jerezano. Padilla cumplió perfectamente el guión establecido y la corrida final fue una sucesión de emociones que se quedan entre nuestros más bellos recuerdos. Sin embargo, en Olivenza han pasado otras cosas.

El Juli salió a demostrar que sigue siendo necesario en las ferias. Y salió tan acelerado que a veces no parecía el mismo torero. A estas alturas, El Juli debe serenarse.

Perera también quiso reivindicar su nombre. En su caso es más comprensible, porque Perera no es El Juli. Sigue abusando del toreo de cercanías en exceso. Mucho cuidado porque los públicos pueden cansarse de los arrimones.

Talavante sigue siendo un soplo de aire fresco en la torería actual. Mantiene esa dosis de posible sorpresa que obliga a esperar una genialidad. El extremeño al cabo de algunos años, parte casi como una novedad.

Ferrera es Ferrera. Para bien y para mal. Nadie puede dudar de su capacidad para torear lo que salga por chiqueros, aunque siempre en su estilo… Enrique Ponce es demasiado previsible a estas alturas. Cayetano dibujó muletazos de bello corte y, lo más importante, se pasó al toro más cerca. Hay que estar atentos por si persevera.

Si hablamos de calidad, lo mejor de todo el fin de semana fue la faena de Morante. Si está bien, como ocurrió en el primero de su lote, no tiene competencia. Manzanares estuvo a medio gas con detalles sueltos. Tiene que dar más. No hay que olvidar al novillero Álvaro Sanlúcar, con personalidad y ese punto que le hace distinto.

Del ganado, mal presentada la de Cuvillo. Toros buenos de Garcigrande y Zalduendo, ésta posiblemente la mejor en conjunto. Y finalmente, una ovación cerrada para la empresa y para el sevillano José Cutiño, un empresario que crea espectáculos para la historia.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

La Escuela Taurina de Sevilla

La Real Escuela de Tauromaquia de Sevilla se fundó en1830 y apenas duró tres años. Pedro Romero, ya con más de ochenta años, fue su direc...