22 febrero, 2013

La cocina de los carteles de Sevilla (y 3)


Dicho queda que la Feria es buena, pero también ha quedado reflejada nuestra opinión sobre algunas carencias y excesos que, en general, no pueden quitarle lujo al ciclo. Están incluidos los toreros que se consideran figuras (sería necesario fijar qué es una figura), como El Juli, Morante, Manzanares, Talavante, Perera, El Cid, Castella, Luque… Es una feria atractiva.
 
Del capítulo ganadero se pueden abrir muchas discusiones. Lo que se anuncia es, sobre el papel, lo mejor de la cabaña brava, entendiendo por lo mejor las que más lidian y las que exigen los toreros que mandan. ¿Es lo que quiere la afición? Posiblemente se echen en falta algunas ganaderías como las de origen Santa Coloma, o la del Conde de al Maza, pero ahí están Miura, Cuadri, Victorino y Fuente Ymbro, que suelen colmar las apetencias de quienes buscan un toro encastado. ¿El resto? Son las que se lidian todas las tardes y las que exigen los que mandan.
 
Además de la ausencia de Fandiño, Adame y los sevillanos, el cartel más irrelevante es el del sábado de farolillos, no tanto por una terna que se contrata porque se supone que tiene un mayor tirón en las taquillas, sino porque se les pone de nuevo a los mismos toreros la corrida de Torrestrella, que fue una de las mejores del pasado año. Entiendo que se contrate a El Fandi, torero honesto con un repertorio que gusta a muchos; se entiende que Padilla venga a Sevilla, pero que se vuelva a contratar a El Cordobés es algo insólito. La corrida del año pasado se quedó sin torear por la misma terna, bien es cierto que la lluvia disminuyó la brillantez del festejo, pero suena mal que no actúen quienes han triunfado y se repita quien se ha dejado ir una gran cantidad de toros buenos en varias ferias, como ocurre con el simpático Manolo. Me parece que Álvaro Domecq no debe estar muy contento con el cartel.
Y esto es lo que hay sobre estos carteles que, ya se puede decir, aumentarán el número de abonados. Hay muchos carteles atractivos y no hay televisión. Es la feria de los gestos sin televisión. La de los recortes. Esperemos que haya emoción en la plaza, porque la mejor promoción de la Fiesta es una buena corrida de toros. 
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

 

17 febrero, 2013

La cocina de los carteles de Sevilla (2)

Ya con los carteles publicados, seguimos con el análisis. La Feria es buena, porque hay combinaciones y festejos muy atractivos. Quien diga lo contrario está haciendo un examen sectario o muy interesado. Es cierto que, como siempre, hay algunas ausencias que podían haberse evitado, al tiempo que sobran algunos toreros.
 
La corrida de Cuadri es manifiestamente mejorable. Parece que ha sido el último cartel cerrado y que se ha rematado con retales. Se le había prometido a Manolo Escribano, curtido en toros duros en Francia. A cambio, entra un torero sin palmarés como Leandro, apoderado por el sobrino de los empresarios. Me parece incluso normal que se coloque en los carteles al diestro que lleva un familiar, eso pasa en múltiples cuestiones de la vida cotidiana, pero habría que advertirle al sobrino de los empresarios que no pongan en el disparadero a sus tíos al hacerse cargo de toreros que no pintan nada en Sevilla. Antonio Ferrera es bien conocido y como Gallo hay otros que lo merecían. Es lo que hay. El cartel suena a compromiso.
 
Tampoco me gusta el cartel de Fuente Ymbro. Entiendo que Curro Díaz es un torero de buen gusto, comprendo que David Mora debía estar, pero entiendo menos que entre López Simón. El año pasado la corrida de Fuente Ymbro soltó tres grandes toros. Es una de las que más les gusta ver a los buenos aficionados. Me hubiera encantado que espadas de más fuste se hubieran apuntado.
 
Hay dos grandes fallos en el tema de ausencias: Esaú Fernández e Iván Fandiño. Incluso se podría también mencionar a Joselito Adame, que en su contra tiene la pobre temporada realizada en España.  Esaú lleva cortadas tres orejas en dos años como matador de toros. La empresa presume de justicia con el triunfador. Que nadie me diga ahora que fueron orejas de poca fuerza. Fueron orejas cortadas en Sevilla. Tenía que haber estado en una corrida, por ejemplo en la de Fuente Ymbro. Y lo de Iván Fandiño, lo mismo. Un torero que ha logrado emerger a lo más alto a base de casta torera, que triunfó con la de Victorino hace un año, debería tener su hueco. ¿Una o dos corridas? Es un asunto más complicado. Se le ofreció la de Gallardo y pedía otra, Miura o Victorino. ¿No hubiera sido un buen cartel para la de Victorino uno compuesto por El Cid, Fandiño y Luque? Es una ausencia que resulta lastimosa, aunque también hay que dejar claro que podría haber aceptado la que se le ofreció y demostrar en el ruedo sus merecimientos. 
 
En las ferias no me gustan ni los mano a mano ni los festejos de un solo matador. Ese tipo de corridas deben quedar para fechas extraordinarias. No diré que los festejos de Manzanares y Ventura no tengan interés, pero si se recorta el número total de corridas, lo que se consigue con un solo torero para seis toros es disminuir el número de espadas con hueco en los carteles.  Y el mano a mano de Victorino no tiene el tirón necesario. En fin, de momento ahí va la segunda entrega. En breve, más análisis.
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com

12 febrero, 2013

La cocina de los carteles de Sevilla (1)



Los carteles del abono sevillano se conocerán de forma oficial el viernes 15 de febrero. Gracias al trabajo de portales como Mundotoro, de manera especial, y Sevillatoro se conocen algunos días antes de su publicación. A este respecto, resulta sorprendente que después de la excelente tarea de ambos medios, siempre a través de apoderados, toreros y ganaderos, ahora haya quien en el último minuto intente ponerse alguna medalla como que han sido los primeros en publicar la cartelería. Tanto Mundotoro como Sevillatoro fueron comunicando, noticia a noticia, las novedades cambiantes de las combinaciones, porque en la confección de una Feria hay cambios hasta el final. Estas cosas sólo las pueden entender quienes trabajan en serio y tienen un marcado fondo periodístico. En la actualidad hay mucho espontáneo en las redes que se cree que por tener un blog ya posee los secretos del periodismo.
 
Pero es un asunto banal. Ha dominado quien ha felicitado y agradecido el trabajo de ambos medios. Y también es lamentable que se hable de filtraciones de forma malintencionada. Pues claro que son filtraciones. Cuando un apoderado te dice el sitio de un torero lo está filtrando. Para que eso ocurra hay que llamarlo. Y el apoderado cuenta las cosas, si le interesa el medio que lo consulta. Porque, para dejarlo ya zanjado de forma definitiva, la empresa de Sevilla no comunica absolutamente nada a nadie, algo que es sagrado desde que Ramón Valencia y Eduardo Canorea se hicieron cargo de la empresa al morir Diodoro Canorea.
 
Se conocen los carteles salvo los de las novilladas del abono, al menos hasta el momento de escribir estas líneas. Se han eliminado cinco corridas de toros y desaparecen 18 puestos por culpa de una corrida con un matador en solitario y un mano a mano. La intención de la empresa con estos carteles es abaratar el coste del abono (por la reducción del número de festejos) y ganar en calidad. En mi opinión, ese recorte de 18 puestos supone que algunos toreros se quedan fuera de la Feria de forma injusta. Se castiga de forma especial a los toreros sevillanos (Esaú, Escribano, Oliva Soto, Cortés) y se excluye a Fandiño que debería estar en Sevilla. El mano a mano de Victorino podría haberse convertido en una terna con su presencia, además de la corrida de Fuente Ymbro que ya se le ofrecía. Por el contrario, a mi no me gustan las encerronas ni los mano a mano, como tampoco me gusta que algunos espadas vuelvan siempre sin que el fracaso anterior les perjudique. Comprendo que son toreros atractivos de cara a la taquilla, pero ya está bien de El Cordobés, El Fandi y algún otro.
 
Lo mejor de la Feria es saber que están todos los fundamentales menos José Tomás, que este año ni se ha puesto al teléfono, y el citado Iván Fandiño. Me gusta que El Juli haya reconsiderado su postura primitiva de no torear en Sevilla y aún me gusta más que se anuncie en la de Miura. Me gusta ver a Morante, Manzanares (mejor con ternas), Talavante, El Cid y Castella, que reduce su presencia en la Feria, Y me gusta que Perera vuelva a la Maestranza. La Feria es la que puede ser. Se busca que el abonado se mantenga y que se pare la sangría, algo que es lógico desde el punto de vista empresarial. Como dato final, no habrá televisión, lo que en estos tiempos es algo llamativo. El que quiera ver la Feria deberá acudir a la plaza. Ya veremos si la estrategia es buena para la empresa y para la Fiesta.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

Preguntas

A veces me hago preguntas que no soy capaz de contestar. Me tranquiliza pensar que estas preguntas también se las harán muchos aficiona...