25 marzo, 2013

Crónicas indignantes e injustas contra los débiles

La crónica que aparece en la web de El País firmada por Rosa Jiménez Cano sobre la corrida del Domingo de Ramos es profundamente injusta con Antonio Nazaré. Nunca discutiré como estuvo el torero, sencillamente porque no presencié su actuación. Admito que no estuviera bien. Es posible. Lo que no tiene justificación es que se diga que Antonio Nazaré es un producto de Sevilla. Dice textualmente: “De vez en cuando a los que mueven el cotarro taurino les da por destapar un torero. ¿Que Sevilla necesita una novedad? Pues se inventa. Solo así se explica el caso de Antonio Nazaré. Bueno, hay un caso similar, Luis Vilches. Pintureros y preciosistas pero justos de valor y recursos, salvo tardes de gran compromiso”.
 
No acierto a articular palabras ante este ataque desaforado contra un torero modesto y humilde que lucha por mejores puestos en las ferias, que ha sido tratado con injusticia de forma reiterada y que no es figura. Esos cojones (o lo que sea) se los querría ver a la cronista con las figuras. Antonio Nazaré toreó de forma admirable a un toro del Marqués de Domecq en Sevilla en 2011. En 2012 ha toreado 8 corridas, de ellas seis en plazas de primera. Cortó dos orejas en Sevilla, una a cambio de una cornada de uno de Fuente Ymbro; la otra en una faena de dos orejas a un toro de Pereda, así como otro trofeo en Pamplona. Y ahora viene una cronista a decirnos que es un producto de Sevilla. Joder. Es que algunos no saben el daño que pueden hacer sin motivo y por la cara. Por el simple detalle de mostrar unas exigencias superiores, o bien de dar a entender que se sabe de toros, se llega a este auténtico atropello contra un torero humilde.
 
Repito que no se trata de cómo estuviera en Madrid. Lo que debería ser motivo de rectificación es que se trata de hundir a un torero que sabe torear y que se justifica todas las tardes. Y habla de pinturería. ¿Ha visto la cronista a Nazaré yorear alguna vez aparte del pasado domingo? Si algo no es este torero es preciosista y pinturero. En fin, vamos a dejarlo. Se ha retratado la cronista. Nazaré será torero en el futuro o no lo será, pero ni ha contado con favores en Sevilla que no se haya ganado en el ruedo, ni es pinturero ni merece este tratamiento tan injusto e indignante que sólo muestra la incapacidad de quien firma o sus malas intenciones. No sé que es peor.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com
 

11 marzo, 2013

Cromos repetidos

Hay cierta euforia porque aparecen novilleros interesantes en el panorama taurino nacional. No seré quien niegue lo contrario. Sin embargo, hay algo que me preocupa desde hace tiempo, y que he confirmado en Olivenza y en las dos novilladas de Valencia. Es verdad que hay novilleros con ganas, pero también es cierto que se observa una alarmante falta de personalidad en los mismos. Son todos iguales. Todos hacen las mismas cosas.
 
No he visto a ninguno de los nuevos torear a la verónica con calidad. He visto, por el contrario, infinidad de tafalleras, chicuelinas de saldo, gaoneras y saltilleras. Y también otros quites en los que con el capote a la espalda estrellan al novillo contra la tela porque no han aprendido a manejar el percal. Un verdadero horror.
 
Veo que muchos comienzan las faenas en el centro con pases cambiados por la espalda, que todos descargan la suerte, que buscan con afán el parón final, que prodigan los circulares como punto de mayor interés de labores mecánicas, que torean encorvados y sin relajación, y que acaban de forma rutinaria con manoletinas o bernadinas. Es curioso que acaban con estos muletazos de adorno sin que les importe si antes han brillado en el toreo fundamental. No hay nada más ridículo que un torero dando manoletinas cuando ante no ha dibujado ni un natural aceptable. Se aprecia en todos una técnica depurada, de forma que en su segunda o tercera novillada con picadores ya parecen matadores de toros. No hay frescura ni improvisación; todo está calculado y premeditado. Mientras, los públicos asisten a sus faenas como un silencio expectante sin que haya nada que les suscite el clamor. Sólo en los pases de pecho el respetable parece despertar y aplaude.
 
De entre todos los novilleros actuales he seguido con interés las actuaciones del sevillano Lama de Góngora. Se salva de la monotonía imperante porque tiene un sello distinto. Es muy nuevo, necesita mejorar muchos aspectos de su tauromaquia, pero tiene un concepto diferente de lo que ahora mismo es la norma común de estos jóvenes  aspirantes, que parecen ya toreros formados pero que torean como máquinas programadas.
 
No tienen ellos la culpa. Los espejos en los que se miran hacen lo mismo. En las escuelas les han enseñado muchas cosas, pero también les han inculcado que hay que cortar las orejas como sea, porque de lo contrario no serán nadie en este complicado mundo del toro. Así están las cosas. Al final, la personalidad es la que debe triunfar. Por eso, aunque en algunos sectores he notado cierta frialdad ante el comienzo de Lama, la obligación de los que nos gusta el toreo es animarlo a seguir con sus principios de un torero de calidad y que se aleje de los patrones estereotipados que mantienen muchos de sus compañeros.   
Foto: Álvaro Pastor Torres
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

04 marzo, 2013

Olivenza, un año más como ejemplo

Pasó Olivenza con toda su carga emocional para quienes hace ya 23 años que asistimos a sus festejos. La cita está consolidada. Es curioso que teníamos alguna prevención sobre el festejo matinal con ocho novillos, pero se volvió a demostrar que cuando hay emoción el tiempo pasa sin que se perciba, a pesar del frío y ahora ya la lluvia descarada. De nuevo hay que feciltar a Pepe Cutiño por lograr que todo el toreo esté pendiente de su hermosa plaza en su feria de marzo.
 
Olivenza en 2013 tiene nombres propios. El Juli reapareció como si nada le hubiera ocurrido. Decían que el plazo para torear eran ocho semanas y ha vuelto en menos de seis. Poco hay que añadir sobre su voluntad de triunfo, su sitio incontestable y su permanente búsqueda de la profundidad y la ligazón. Sacrifica la estética por los resultados. Muy bien Perera con el mejor de Garcigrande. Faena muy intensa por el temple del extremeño.
 
La gran noticia de Olivenza se produjo en la novillada matinal. De una parte, una novillada muy buena de El Freixo, propiedad de El Juli, donde al menos cinco novillos fueron de nota alta. Se indultó al séptimo, tal vez con algo de alegría, pero se puede considerar el premio a un lote de lujo. Los astados reunieron clase, movilidad y duración – casi todos se vinieron arriba al final -, lo que habla de una base más que buena para el futuro. Y un detalle que no debe olvidarse es que la presentación fue más que buena. Así ocurrió que cuando salieron por la tarde los de Zalduendo aún parecían más pequeños con la imagen grabada en la retina de los novillos.
 
Este festejo matinal dejó algunas cosas muy claras. Hay relevo entre los que empiezan. Badajoz siendo un vivero de toreros, tal vez el mejor de España en la actualidad, como demostraron Garrido y Posada. Lama tiene que serenar su estilo. En Olivenza no se ha visto lo que puede dar de sí el sevillano.
 
Las dos faenas de Posada fueron como un chispazo inesperado por la calidad de su toreo al natural. Temple, armonía y buen gusto. Siempre con la figura relajada, sin encorvarse, con la cintura y las muñecas muy flexibles, este Posada hizo honor a su apodo y toreó de maravilla. El futuro es impredecible, pero esta puesta en escena de un nuevo torero es un aldabonzazo muy fuerte. Quienes lo vimos en directo estamos deseando repetir la experiencia. ¿Será capaz de torear así de forma regular y mantenida?
 
José Garrido es un torero cuajado. Tiene valor, sitio y una inteligencia privilegiada en la cara de los novillos. Era lo que ya se anunciaba desde que parecía que torear sin picadores era poco para este joven diestro. Sólo una pega: recuerda mucho a El Juli, lo que no es ni bueno ni malo. Y otra cosa: es bueno que el toreo se haga con naturalidad, es decir que no se doble tanto.
Lama quedó algo eclipsado al lado de toreo purísimo de Posada y la suficiencia de Garrido. Pero dejó las muestras de su estilo. Tiene un capote airoso, sus chicuelinas fueron preciosas, los remates le salieron bordados, comenzó ambos trasteos de forma rotunda, pero al conjunto le sobró aceleración. También hay que dejar claro que torear después de la explosión de Posada le pesó bastante. Si se quiere conjuntar la técnica y la inspiración artística toro resulta complicado. Tiempo al tiempo. También debe mejorar mucho con la espada. Su balance quedó corto porque al primero le largó un bajonazo y pinchó sin disimulo al octavo.
Fotografía: Ismael Rodríguez
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

Panorama desolador

El verdadero drama sigue estando presente en las novilladas con picadores. Diría más, el drama que se acrecienta entre los novilleros e...