16 junio, 2013

Más sobre Utrera


La decisión del consistorio de Utrera tiene nuevas lecturas. Según el Ayuntamiento, la ordenanza trata de proteger a los animales, algo en lo que todos estamos de acuerdo. Estos señores no entienden ni lo que es el toro ni para lo que ha sido criado. Pero para proteger a los animales no hay que negar la entrada a las plazas a los menores. Mirándolo por otro lado. ¿Creen estos señores que si un menor de 7 años va a los toros, naturalmente acompañado, se está fomentando el maltrato al animal? Si así lo piensan deberían haber sido sinceros y rotundos. Deberían haber prohibidos los toros en Utrera. Es evidente que al negar la entrada a los menores lo que intentan es acabar con futuros aficionados, porque quien acude de pequeño a los cosos suele ser de mayor un seguidor del toreo. Es una medida que no tiene nada que ver con la protección, es sencillamente un medio para disminuir el número de espectadores en las plazas. Se dice que se trata de proteger a los menores. La afirmación causa sonrojo. Estos señores justifican la pésima fama de los políticos con estas actitudes. Muchos políticos deberían estar en busca y captura por su peligrosidad manifiesta.
 
En un alarde de cinismo incalificable, el alcalde del Partido Andalucista, se recrea en los logros taurinos de su Ayuntamiento. Ya he comentado que este señor nunca se caracterizó por su defensa del toreo. Es más, no comprendo los motivos por los que ha levantado la nueva plaza de toros, aunque es posible que la tradición y la búsqueda de votos hayan tenido algo que ver, pero ahora ya se ha desenmascarado por completo. Sus cínicas explicaciones deben ser contestadas de inmediato por algún dirigente de su partido (por cierto, qué pena de partido).
 
Del PSOE ya queda poco por contar sobre su actitud ante la fiesta. Ahí está su labor en Cataluña que lo dice todo. Es una pena que algunos socialistas andaluces se hayan batido el cobre para defender la tauromaquia cuando a nivel central se considera que no es prudente significarse en la defensa del toreo. Ya se han acabado los disfraces.
 
Y lo del Partido Popular en Utrera es de manicomio. Se abstuvieron en la votación, cuando lo que se podía esperar de ellos era el voto en contra. De nada valen ahora las excusas y las alegaciones que dicen que van a presentar, así como que su voto será contrario en la fase definitiva. Qué oportunidad han perdido de estar en su sitio.
 
Es decir, en Utrera se ataca a la Tauromaquia porque se impide que los menores la conozcan desde su más tierna infancia. Si ello es así, si hay honestidad, que se quiten del pueblo todos los símbolos taurinos, como ese monumento que versa sobre la condición de la población como la cuna del toro bravo. O que retiren el toro del escudo de la ciudad.
 
 
Estas decisiones son un ataque frontal al toreo. Como contraataque, propongo dos cosas. En primer lugar una manifestación de niños jugando al toro dirigidos por los matadores de toros de Utrera en un lugar emblemático de la ciudad. Por otro, que en la primera corrida que se celebre en el nuevo coso de La Mulata, todos los aficionados acudan con los menores de su familia. Si a los chavales no los dejan entrar, allí no debe entrar nadie. Algo hay que hacer contra estos politiquillos de tres al cuarto.
 
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

14 junio, 2013

El asunto de Utrera


Una ordenanza provisional aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Utrera prohíbe la entrada de menores de 7 años a la plaza de toros. Es Utrera, que presume, y lo es, de ser la tierra del toro. Es como si en Pamplona el Ayuntamiento prohibiera los encierros.
 
El viejo coso fue derribado a expensas de la especulación, el abandono y el desinterés de los políticos. Empujado por la buena afición utrerana, el consistorio no tuvo más remedio que construir otra plaza que, desgraciadamente, apenas se utiliza. Nunca me gustó el talante taurino de Francisco Jiménez, del Partido Andalucista (PA), que al sustituir al añorado José Dorado dejó de apoyar al toreo, como bien pueden atestiguar los miembros de la Peña Taurina Curro Durán. Jiménez no era ni taurino ni partidario de los toros.
 
Ahora han tomado una decisión por la que seguro que se creen o muy listos o muy progresistas. Ni una cosa ni otra. Son una banda. Los más coherentes son los de IU, que al menos mantiene su discurso de siempre. Pero qué intentan el PA y el PSOE al apoyar esta decisión. Y más grave, ¿por qué se abstiene el PP? De UPyD no hablo porque no sé qué pintan en Utrera. 
 
Como si fuéramos tontos, el alcalde ha salido a la palestra a decir que Utrera sigue apoyando a la Fiesta y que esta medida no va en contra del toreo. Irá en contra del fútbol entonces. Son unos listos que nos toman por tontos. No cabe más cinismo. Habría que recordarles que un menor de siete años puede ir a una plaza si sus padres lo permiten. Esa es la verdadera libertad, la que estos señores quieren cercenar en la cuna del toro bravo.
 
Todo esto tiene otro trasfondo. ¿Qué afición queda en Utrera? ¿A qué festejos no podrán entrar los niños? A la primera pregunta hay que contestar que cada vez hay menos afición, como lo prueba el escaso interés que despiertan los pocos espectáculos que se han organizado en la nueva plaza. Y a la segunda, según parece, hay muy serias dudas sobre la celebración de corridas este año en Utrera.
 
Es una verdadera pena que este asunto haya ocurrido precisamente en Utrera. Si pasa en otro sitio, siendo lamentable, no se le rompe a uno el alma. Pero que sea en Utrera es una vergüenza. Comprendo que la ciudad tiene problemas más graves, pero ya sabemos que ninguno de los grupos políticos que están representados en el Ayuntamiento merece un solo voto de los aficionados.
 
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

08 junio, 2013

Imágenes del homenaje a Belmonte

 Grupo de jóvenes garrochistas con Ignacio Sánchez Ibargüen

 Ignacio Sánchez Ibargüen, 81 años le contemplan, charla con Jaime Guerdiola

 Morante y su inseparable puro

 Derribo de una becerra por parte de la familia Sánchez Ibargüen

 Espartaco padre torea a campo abierto

 Morante, Ferrater Beca, Lili y Rafael Sobrino, atentos

 Ferrater Beca, entroncado con Belmonte, torea al natural

 Morante acaricia con la derecha a la becerra

 Otro muletazo en la mitad del campo de Morante

Morante sigue toreando
 
 Tres generaciones de Sánchez Ibargüen

 
 Dos genios: Espartaco y Paco Ojeda

 Sánchez Ibargüen charla con Campos Peña, Paco Ojeda y Espartaco padre

Juan Antonio Espartaco, en el campo

 
Fotografías de Carlos Crivell y Álvaro Pastor Torres. Información en www.sevillatoro.com
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com
 

06 junio, 2013

Pureza y naturalidad

Con motivo de la muerte de Pepe Luis he desempolvado mi archivo y he encontrado varias fotografías que dejo en el blog para que la disfruten los aficionados. Tuve mucha suerte con relación a Pepe Luis, algo que no puedo decir de otros. Era un nuevo rasgo de su naturalidad y calidad personal. No tengo noticias de que se negara a conceder una entrevista a nadie mientras su condiciones lo permitieron. Incluso nos permitió un encuentro en noviembre a José Luis López, Antonio Lorca y a mi en lo que sabíamos que podía ser la última entrevista. Fue un hombre de una generosidad sin límites. Muchas veces le inquiríamos para hablar de Manolete, no tanto de su propia figura, y también se prestaba solícito y amable. Consideró a Manolete como un gran torero, pero siempre habló de su honestidad y de su estilo como matador de toros.
 
Pepe Luis había logrado ser el símbolo torero de Sevilla; o mejor, era Sevilla misma. Conjuntó clase torera, gracia, inteligencia, pureza y naturalidad. Alguno dirá que también tenía algunos defectos. Es cierto. Tal vez a Pepe Luis le faltó algo de ambición. Nunca se sabe la realidad. Era Pepe Luis. Si hubiera sido ambicioso, probablemente no hubiera sido el mismo torero. Manolete lo dijo de forma clara: "Si Pepe Luis hubiera querido habría acabado con nosotros".
 
La relación con Sevilla fue especial, aunque como siempre ocurre a este tipo de toreros idolatrados por los sevillanos también fue muy de Madrid. Los triunfos en la Maestranza se sucedieron, junto a algunos fracasos, salvados en el último momento con el quite del perdón, algo que Sevilla sólo le permitía al diestro de San Bernardo.
 
El repaso de la vida de Pepe Luis nos muestra algunas claves que no deben olvidarse. Era hijo de un torero. Vivió la fiesta desde pequeño y fue uno de los que en aquellos tiempos se forjó en el Matadero de Sevilla. No necesitó ninguna Escuela Taurina; el toreo lo llevaba dentro. También es cierto que llegó en un tiempo en el que Sevilla necesitaba un torero y ese fue Pepe Luis.
 
El adiós a un matador de toros tan importante necesitaría mucho más tiempo y espacio. En el Paseo de Colón, frente a la Maestranza, sigue citando al toro con la muleta recogida en su clásico cartucho de pescao. Como aficionado que sólo alcancé a ver algunas películas y que pude escucharlo hablar de toros muchas horas, me queda esa permanente lección de señorío. Volvemos al tópico de Belmonte cuando dijo que "se torea como se es". Pepe Luis era pureza y naturalidad como torero y como persona. En homenaje a su figura dejo varias fotos del maestro en actos en los que le acompañé y otras que me parecen imprescindibles como homenaje a su figura.  
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com

Invierno

El invierno del toreo debería ser tiempo de análisis y reflexión. Al aficionado, y también a los profesionales, le encantaría que surgi...