16 diciembre, 2013

Canorea tiende una mano

Tras el comunicado de los cinco toreros, algo desproporcionado si solo es por la rueda de prensa de Sevilla, la empresa Pagés, por medio de Eduardo Canorea ha emitido otra nota en la que intenta que las aguas vuelvan a su cauce. Insiste en los delicados momentos que vive el toreo, pide diálogo a todos y se disculpa con José Tomás por mandarlo a torear al Senegal. Es algo, no mucho, pero algo.
 
Supone una recogida de velas discreta que puede ser suficiente para que las figuras retiren su declaración de no torear en la Maestranza. O puede que no sea suficiente. Sea como sea, ahora lo deseable es que esas figuras contesten si les parece bastante la nota de Canorea.
 
Si la decisión de los toreros es por la rueda de prensa, debería ser suficiente para recoger velas y sentarse a buscar lo mejor para este enfermo que es el toreo. Sin embargo, que cinco matadores tan bien tratados en Sevilla pidan la expulsión de Pagés obliga a pensar que hay algo más detrás de todo este embrollo.
 
A pesar de la declaración de Canorea, mucho me temo que consideren que no es bastante. Su petición a la Maestranza fue tajante: Fuera la empresa. La Maestranza ha maniobrado, pero no va a salir al ruedo con comunicados; tampoco va a expulsar a la empresa Pagés mientras haya contrato en vigor. Así las cosas, se impone una declaración del quinteto sobre si se mantiene en su postura inicial o hay ya margen para encauzar las cosas.
 
Al margen de todo ello, en la primitiva nota de boicot a la plaza hay dos aspectos que deben analizarse. El de la falta de respeto por los toreros y sus representantes debe quedar ya atenuado con la declaración de Canorea. Sin embargo, ¿Qué significa eso de que hay que expulsar a Pagés para que la plaza recupere su identidad? ¿Tienen autoridad estos jóvenes toreros para hablar de la identidad de la Maestranza?

La identidad de una plaza es la suma de muchos detalles, y lo imprime fundamentalmente su público. ¿Alguien cree que la plaza de Sevilla ha perdido la identidad de siempre? Si la ha perdido, cosa que no creo que haya sucedido, ha sido por la natural consecuencia de un estado de cosas que ahora pintan mal para la tauromaquia. ¿Y en esa identidad clásica no tiene nada que ver la empresa Pagés? ¿Ya no le vale Canorea a Manzanares, cuando ha sido parte esencial en su colocación como figura por sus éxitos en Sevilla? ¿Qué facturas intentan cobrarse ahora otros toreros al cabo del tiempo?
 
Son muchas cosas en el aire que poco a poco se irán aclarando. Ahora lo que interesa es saber si esta tormenta amaina y se puede anunciar que la Feria de Sevilla de 2014 contará con los mejores toreros del escalafón. Otra cosa sería un desastre para todo el toreo que traerá consecuencias muy negativas. Y no es un buen momento para tirar piedras contra un edificio casi en ruinas.
 
La mejor información taurina en www.sevillatoro.com

Un pulso fatal para la Fiesta

El mundo de los toros se agitó de forma violenta el pasado jueves, cuando se conoció el comunicado de cinco de las máximas figuras del escalafón, según el cual se negaban a torear en Sevilla mientras estuviera al frente de la misma la empresa Pagés. Esta notificación fue enviada a la propiedad de la plaza, la Real Maestranza de Caballería, y a los medios de comunicación. Esta nota, sin firma, representaba a los diestros El Juli, Morante de la Puebla, José María Manzanares, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante. Según el mismo, la decisión solo pretende que la plaza recupere su identidad y que se respete a los toreros y a sus representantes.

Era el final de un contencioso que ya había tenido otros escarceos previos entre la empresa Pagés y algunas de estas figuras. Hay que remontarse al año 2012 cuando se formó el llamado G-10, que agrupaba a los toreros más importantes del escalafón. Este grupo trató de defender sus intereses ante las empresas y la televisión a través de la asesora ASM. Aunque el G-10 fracasó, el grupo dejó claro que sus intereses trataban de controlar el mundo de los toros, sobre todo a las empresas más influyentes. Ese año, El Juli y Perera, ambos con apoderados independientes, no vinculados a empresas, fueron los más castigados. Al final, los propios empresarios denunciaron a ASM a través de su patronal ANOET y la desbandada fue general. Sin embargo, la guerra estaba abierta.

Cuando la crisis llegó

A esas alturas, la crisis económica había incidido de forma brutal sobre la Fiesta. El número de espectadores bajó de forma notable, lo mismo que el número de festejos. En Sevilla ya en la temporada de 2013 se redujo el número de corridas y novilladas durante la temporada. Todos los sectores eran conscientes de que era necesario bajar el precio de las entradas, para lo cual era primordial disminuir los costes de la organización de los espectáculos taurinos, que por otra parte se vieron grabados de manera fulminante por los impuestos. Esta reducción de costes obligó a las empresas a pagar menos a los ganaderos y a los toreros. También era de dominio público que las entidades propietarias de las plazas debían reducir los ingresos por el arrendamiento, algo bastante difícil y que sólo se ha cumplido en algunos cosos como La Malagueta.

La patronal de los empresarios se ha quejado de forma reiterada de la imposibilidad de hablar con las figuras del toreo. A otros matadores se les bajó su cotización, pero el escollo eran los que están en la cumbre y tiene mayor tirón taquillero, tales como Manzanares, El Juli, Morante y otros. Las exigencias de estos diestros, ya por los emolumentos, por el tipo de ganado, las fechas o la obligación de agruparse para torear juntos se convirtieron en un caballo de batalla que los empresarios querían abordar. Pasada la corrida del Domingo de Resurrección de Sevilla de este año 2013, uno de los gerentes de la plaza, Ramón Valencia, además de recordar que habían perdido 96.000 euros con el cartel de no hay billetes y Morante, El Juli y Manzanares sobre el ruedo, dijo públicamente que "los toreros no se han dado cuenta de la situación actual".

Sevilla bajó el número de espectáculos, igual que otras plazas. El año 2013 fue malo sin paliativos para las empresas taurinas. Los toreros que han firmado el comunicado actuaron en Sevilla de forma ventajosa con varias contrataciones, algunas como la de Manzanares para lidiar seis toros en solitario. A todos se les pagó de manera puntual. Incluso cuatro de ellos fueron invitados, y aceptaron, a torear el festival del 12 de octubre a beneficio de la Cruz Roja y el Banco de Alimentos, después del cual han recibido una notificación detallada de los ingresos y los gastos, así como el destino de los beneficios.


Las quejas de Canorea y Valencia

Y así se llegó a la rueda de prensa del 28 de noviembre en Sevilla, en la que los dos gerentes, Eduardo Canorea y Ramón Valencia, volvieron a insistir en la necesidad perentoria de bajar los costes para poder vender entradas más baratas. Señalaron como responsables de la imposibilidad de bajar los costes a las figuras, a quienes acusaron de no hablar con los empresarios desde un año y medio atrás. Los argumentos volvieron a ser los ya conocidos. Acusaron a los toreros de no bajar al ruedo de la realidad. Recordaron que no quieren hablar con sus representantes, porque son toreros retirados que no conocen a fondo el momento tan delicado que atraviesa la Fiesta. Las opiniones de Ramón Valencia y Canorea se difundieron por todo el toreo de forma rápida y profunda. Nada nuevo en el fondo, aunque siempre con las formas más expresivas de Canorea.

De cualquier forma, en esta rueda de prensa no se ofendió a ningún torero. La frase más llamativa fue la que hizo referencia a José Tomás, de quien dijo Canorea que si quería llevarse la recaudación que se fuera a torear a Senegal. En la misma, los empresarios sevillanos señalaron la necesidad de que las entidades, ya sean públicas o privadas, se adapten a la realidad actual en los arrendamientos de las plazas. Sin ninguna duda, era también un mensaje para la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, que recibe aproximadamente el 25% de todos los ingresos que genera la explotación de la plaza.

A raíz de estas declaraciones se ha producido el comunicado de los cinco toreros en el que se niegan a torear en Sevilla si deben ser contratados por la Empresa Pagés. En un envite brutal, inesperado, un pulso tremendo, que ha conmocionado al toreo. Ahí es nada. Las figuras que llenan las plazas no quieren a la empresa Pagés al frente del coso.

Distintos escenarios

El órdago tiene ahora distintos escenarios. De un lado la propiedad de la plaza, la Real Maestranza de Caballería, que ha sido receptora del comunicado. Ya ha trascendido que no habrá declaraciones públicas de esta entidad. Es algo previsible porque la Maestranza no se manifiesta casi nunca en los medios. Se espera que haya un encuentro con la empresa. Sería una sorpresa todo lo que no fuera el respaldo total a Pagés, arrendataria del coso, que cumple de forma rigurosa con sus obligaciones con la casa maestrante, y que tiene un contrato duradero por varios años. La empresa Pagés ha cumplido 80 años al frente de la plaza de Sevilla. Si se produce este respaldo maestrante, es probable que la empresa emita un comunicado público.

Los toreros que boicotean a la empresa Pagés se han propuesto no hablar, de momento, de este tema. Tampoco sus representantes, aunque hay salvedades. El apoderado de El Juli ha comentado a nivel privado que "es la respuesta a la falta de respeto de la empresa para con los toreros". Ninguno ha dicho nada. Hay casos llamativos, como el de Toño Matilla, apoderado de Manzanares y miembro de la patronal de empresarios ANOET. Su postura es delicada. Se rumorea que sus días junto a Manzanares pueden estar contados. Es más, se ha dicho que el próximo apoderado del alicantino podría ser Rivera Ordóñez, actualmente retirado de los ruedos.

Los empresarios sevillanos no quieren hacer ninguna declaración pública de momento. A nivel privado han manifestado su tranquilidad y han dejado claro que lo comentado en la rueda de prensa es algo que ya le habían advertido en numerosas ocasiones a los toreros, insisten en que no hubo ninguna ofensa personal y que pidieron diálogo con los interesados, no con sus representantes que no se ponen en la actualidad el traje de luces.

En el horizonte hay una reunión de ANOET donde es posible que se produzca alguna reacción conjunta de los empresarios contra los toreros firmantes. Esta reunión se producirá en pocos días y ahora parece una cita clave para conocer algo del futuro. A nivel privado han sido muchos empresarios los que se han apresurado a solidarizarse con Valencia y Canorea. Un respaldo oficial sería clave para lo que puede ocurrir en el futuro. Sin embargo, no parece que todos los empresarios estén dispuestos a tomar medidas coercitivas contra los toreros si no se levanta el veto a Pagés. Alguno podría pescar en río revuelto y Sevilla es una plaza apetecida por todos.

Pase lo que pase, este boicot de cinco toreros es una noticia trascendental para el futuro de la Fiesta. Cuando se pedía unidad y diálogo ante un futuro muy negro, llega este cisma. Nada podrá ser ya igual en las relaciones entre estos matadores y la empresa de la plaza sevillana. No es una buena noticia. En los próximos días pueden seguir surgiendo noticias.
La mejor información taurina en www.sevillatoro.com
 

01 diciembre, 2013

Un genio de ochenta años



Curro Romero cumple ochenta años. La Fiesta de los toros rinde homenaje de admiración con motivo de esta celebración a uno de los toreros de mayor personalidad que han pisado los ruedos. Son ochenta años de vida torera de uno de los diestros más personales del siglo XX. Todavía nos acordamos como si fueran muy recientes sus últimas temporadas en las postrimerías del siglo pasado. Curro Romero es historia viva del toreo para muchos de los aficionados de nuestro tiempo. Ese genio llega  a la cifra redonda de ochenta vigorosos años en perfecto estado de salud.
 
Curro Romero ha sido un mito taurino para Sevilla y, seguro estoy, para todo el universo del toreo. Los motivos por los que su personalidad ahondó tanto en la sensibilidad de los aficionados, siendo como era un torero de contadas tardes buenas, es un misterio que se ha tratado de desentrañar por plumas eminentes que lo han conseguido solo en parte. Sus días de plenitud no tenían discusión. Se juntaban el porte torero, el empaque, la elegancia, la torería en los gestos, todo en Curro, tanto en la las tardes de gloria como en las de infierno, eran de torero grande. Su tauromaquia, corta en cuando a las suertes, fue intensa. Muy pocos matadores han interpretado el lance a la verónica como el Faraón de Camas. Su toreo de muleta conjuntaba los aromas del arte profundo y clásico con ese toque de gracia venida del cielo, como cuando remataba las tandas con sus trincherillas, kikirikíes, los de la firma o desplantes. Curro, por fortuna, sigue dando lecciones de torería después de dejar los ruedos.
 
Curro ha sido el torero de la verdad. Toda su tauromaquia ha estado presidida por la sinceridad, manifestada por la forma de plantar cara al toro al que le vislumbraba posibilidades, al que desde el principio le ofrecía la capa para dibujar algunas de las verónicas más portentosas de la historia del toreo. Curro tenía una visión inmediata de su toro, mucho antes que los demás toreros y, por supuesto, que los públicos, que se mostraban sorprendidos porque el de Camas se pusiera a torear a reses que no habían hecho nada bueno de salida. Al contario, se inhibía cuando la impresión general era que el toro era posible. Esa verdad tenía su continuidad en la muleta, con la que el torero huía de la especulación y probaturas. La muleta por delante y a torear, si esa tarde Curro estaba bañado por la magia de la inspiración. Del toreo de Curro se ha dicho todo. Era un artista consumado, toda su tauromaquia estaba impregnada de un aroma especial, el aroma a Romero.
 
Curro fue un torero valiente. Sí, valiente. Hay que ser muy valiente para torear citando en el sitio de la verdad, siempre con una muleta pequeña, a pecho descubierto y con los pies enterrados en el albero. Es por ello que un torero de su corte ha sufrido cornadas muy graves. Cuando se torea de verdad, los toros cogen.
 
También ha existido el matador que en muchas ocasiones se mostraba impotente ante toros que parecían que tenían mejor faena. Eso es algo propio de los artistas. Es lo que se ha tratado de contar como la llegada o no de la inspiración, un conjunto de detalles que en estos toreros especiales modificaban su actitud en la plaza. Curro pertenece a esa raza de toreros del todo o la nada, y sanseacabó, como le gusta decir al propio Faraón. La realidad es que su arrolladora personalidad nunca dejó indiferente a nadie. Por eso era el torero preferido de Sevilla, donde la afición le siguió siempre de forma incondicional, lo mismo que en tantas otras plazas, porque nunca se sabía cuando saltaría la chispa de la faena antológica para la historia. Y entre la gloria de su toreo mágico y el infierno de sus tardes de fracaso, la permanente presencia de sus incondicionales que pasaban del lamento por no poder contemplar sus maravillas, a declarar rápidamente que allí estarían el próximo día para volver a verlo, aunque solo fuera haciendo el paseíllo, que era toda una declaración de intenciones cercana a una devoción especial que siempre acompañó a este genio.
 
Ya no quedan toreros como Curro Romero. Ni por su esencia ni por su fondo. Curro ha sido el torero de Sevilla, tal vez el último torero de Sevilla, mimado y exigido, seguido hasta aguantar más tardes malas que buenas. Curro sigue en Sevilla, porque a las puertas de su plaza de toros le levantó un monumento para que quedara constancia de la simbiosis perfecta entre un artista y su pueblo. Larga vida a Curro Romero. Felicidades
 
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

30 septiembre, 2013

San Miguel desastroso en la Maestranza

En la previa de San Miguel decíamos que era un ciclo de lujo. Ciertamente lo era. Lo que pasa es que los resultados han sido de espanto. Ha sido un San Miguel con tres corridas en las que sólo ha habido un torero firme y triunfador: Miguel Ángel Perera. Todos los demás, bien por sus defectos o por culpa de los toros, salen del ciclo devaluados. No todos por igual, porque a estas alturas algunos como Morante o El Juli están por encima de un fracaso o un triunfo.
 
La corrida de Pereda, con un cartel de dos diestros con poca fuerza en los despachos, estuvo mal presentada. En este caso la autoridad no hiló muy fino. Ni Nazaré ni Jiménez Fortes pudieron superar la adversidad del mal juego. Cuando se está sin contratos hay que empujar algo más.
 
En la de los toros de García Jiménez, flojos y descastados, se esforzó mucho El Cid, que encontró el cariño del público, pero fue Perera quien en sus dos toros dejó claro que su buena temporada no ha sido producto de la casualidad. Estuvo firme, inteligente, valiente, todos los calificativos se quedan cortos ante su demostración ante reses de tres al cuarto. Castella siguió con su particular naufragio en la Maestranza.
 
Era difícil que saltara al ruedo una corrida de menos clase que la de Pereda o Matilla, pero con los toros de Juan Pedro Domecq todo es posible. Una corrida bien presentada, aunque sin fondo, hundida, posiblemente enferma, en fin, un desastre con la plaza llena y a la espera de presenciar una tarde gloriosa.
 
Morante se lució con el capote y no pudo hacer nada más. La Maestranza se resiste al de La Puebla. El Juli no pudo dar ni un pase bueno a sus toros. Talavante se entonó con el sobrero tercero, único que aguantó una faena completa. Correcto sin excesos el extremeño.
 
No caben paños calientes. Ha sido un ciclo con muchas carencias. Por un lado por la presentación de algunos toros con la permisividad de la autoridad. De otro, porque las tres corridas han sido un desastre en cuanto a bravura, casta y fuerzas. Y finalmente, porque solo Perera logró entusiasmar al aficionado. Lo malo es que el domingo, con la plaza llena, el festejo fue muy malo. Era un buen día para que la Fiesta de los toros se viniera arriba. En definitiva, del lujo a la miseria solo hacen falta tres días y algunas ganaderías en penoso momento. Pereda, mal; García Jiménez, sin méritos para estar en Sevilla, y de Juan Pedro algunos ya están más que hartos. Tampoco se puede considerar por tanto que sea una sorpresa el juego de las reses.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

27 septiembre, 2013

San Miguel de lujo en la Maestranza

Durante el fin de semana, la plaza de toros de Sevilla se convierte en protagonista del panorama taurino con la llegada de los festejos de San Miguel Se trata de un ciclo clásico en la plaza de toros de Sevilla, si bien no hay una correspondencia con ninguna feria como ocurría en otro tiempo. Los festejos taurinos de septiembre por San Miguel se han llenado de acontecimientos, como la alternativa de Joselito El Gallo en 1912; el triunfo enorme de Chicuelo en 1924 al cortar las orejas y el rabo a un toro;  la alternativa de Diego Puerta, ya en tiempos más recientes, o la segunda Puerta del Príncipe de Emilio Muñoz en 1995; la despedida de Espartaco en 2001, o los seis toros que lidió El Cid en 2006 con salida por la del Príncipe.
 
Llega San Miguel en un momento muy oportuno. La plaza de toros de Sevilla está cerrada desde finales de julio, cuando finalizaron las novilladas de promoción. Entre los aficionados hay hambre de toros. Los tres festejos que se anuncian están incluidos en el abono, lo que garantiza una buena asistencia, al margen de que los propios espectáculos tengan un notable interés, sobre todo la corrida que cerrará el ciclo el domingo con la presencia de los dos toreros de mayor impacto del momento: Morante de la Puebla y El Juli.
 
En los carteles son todos los que están. De los que faltan, en el caso de Manzanares ha cortado ya la temporada en festejos mayores (sí actuará en el festival del día 12 de octubre en la Maestranza). No se incluye a uno de los triunfadores del año: Iván Fandiño.
 
El mano a mano entre Antonio Nazaré y Jiménez Fortes, programado en el mes de febrero, no ha perdido interés. Son dos toreros que buscan la gloria por el triunfo en los ruedos. Se las entenderán con una corrida de Pereda, una divisa que guarda sus toros de plazas de primera para finales de temporada. Está también anunciada en Madrid. Ambos diestros han realizado una temporada aceptable. En el caso del sevillano, una vez más con menos corridas toreadas de los que por sus triunfos hubiera merecido. El malagueño ha seguido en su línea, interrumpida por algunos percances que le dejaron fuera de muchas ferias, entre ellas las de Málaga.
 
En la corrida del sábado se lidiarán toros de García Jiménez, familia Matilla, por El Cid, Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera. No lidia mucho en Sevilla esta divisa. Tampoco tiene una historia relevante en la plaza de Sevilla. Es toda una incógnita. El Cid, como ocurre en los últimos años, ha realizado una temporada de menos a más. El indulto en El Puerto de un toro de Buenavista marcó su punto culminante. Todavía logró indultar a otro astado en Baza.
 
Sebastián Castella ha realizado una temporada regular y de tono medio. De su capacidad siempre se puede esperar una buena tarde de toros. En el caso de Perera, es uno de los mayores alicientes de San Miguel porque su temporada ha sido muy buena. Ha mantenido un buen tono, al principio oscurecido por los fallos con la espada, pero al final con triunfos resonantes que le han consolidados como uno de los triunfadores al año. Viene a Sevilla rematar su año.
 
La corrida del domingo 29 es la estrella de San Miguel. Se lidian toros de Juan Pedro Domecq, otra incógnita después de un año con muchos altibajos. Morante, El Juli y Talavante llenarán la plaza. En el caso del primero, porque se ha convertido en el gran suceso artístico del toreo actual. Morante es distinto a todos. Su vuelta a los ruedos después de la cornada de Huesca ha sido para confirmar su calidad. En plazas como Ronda y Logroño bordó el toreo. De Morante se espera una Puerta del Príncipe. La expectación es tan grande que se espera que se coloque el “no hay billetes” en las taquillas de la empresa.
 
El Juli vuelve a Sevilla después de la cornada de la Feria, la que le impidió torear la de Miura. Su año ha sido regular y brillante. Su ambición le hará salir a por todas. Remata Alejandro Talavante, otro torero en la las alturas pero de nivel menor que sus compañeros. Sevilla es una plaza propicia para el extremeño. Su año quedó marcado por el fracaso con los seis de Victorino en Madrid, algo que lavó en parte con una Puerta Grande posterior. El año ha sido muy desigual. A veces parece que Talavante no sabe qué tipo de toreo es el que le gusta practicar.
Son tres carteles de un enorme atractivo para que la afición aproveche estos últimos coletazos de la temporada. Con estos toreros, y salvo que el comportamiento del ganado sea un desastre, seguro que habrá noticias buenas sobre el albero de la Maestranza.
 
La mejor información taurina en www.sevillatoro.com

08 agosto, 2013

Huelva, un paso atrás

 Las Colombinas de 2013 han sido muy diferentes a las de 2012. Hace un año se consideró a esta feria como una de las mejores de la temporada. A nadie se le escapa que la presencia de José Tomás fue fundamental para el éxito del ciclo. Ausente el fenómeno, este año se organizaron dos corridas de toros como base esencial de Colombinas, la clásica de rejones y un festejo de promoción. Sólo asistí a las corridas de toros. Y del triunfo de 2012 se ha pasado al fracaso de 2013. Es absurdo ponerle paños calientes al análisis. El fracaso queda definido por el detalle de que no se ha llenado la plaza en ninguna de las dos corridas y en el pobre ganado presentado. La empresa también es culpable de la enorme decepción que ha sufrido la afición. Su obligación era mantener la ilusión del público en un año difícil, pero los resultados han sido tan malos que en lugar de sembrar lo que han hecho es restar posibles aficionados para el futuro.
 
El centro de la polémica es el ganado lidiado en el mano a mano entre El Juli y Manzanares. Todos tienen su cuota de responsabilidad. Los de mayor culpabilidad son los toreros, porque llevaron una novillada a Huelva. Pero había formas de frenar el atropello. El ganadero se plegó a las exigencias de los toreros. La empresa miró a otro lado. La autoridad fue un monigote ridículo en medio de tanta figura. Y al final, la afición defraudada con una corrida impresentable. Se ha contado ya por activa y pasiva. Solo la generosidad y la falta de criterio del público permitieron las cinco orejas. En el colmo del atropello, esa gran figura llamada El Juli dejó que lo sacaran a hombros por la Puerta Grande. Es decir, que llevó becerros, anduvo mal con ellos, los mató de forma infame (eso sí muy pronto) y se fue a hombros saltándose el Reglamento.
 
Se debieron ir al hotel a pie. El petardo fue sonoro. La autoridad dice que le advirtió a El Juli que no era legal su salida. Es la prueba del caso que le hacen algunos toreros a la autoridad. Y el ejemplo de lo poco que mandan algunos. Y después de la corrida han surgido las declaraciones que dejan en mala posición a los protagonistas. Tanto El Juli como Manzanares hicieron comentarios en Twitter en los que en lugar de disculparse se mostraban ufanos y contentos. Y al final, como aperitivo, quedan las justificaciones de la autoridad y de la empresa.
 
La empresa se justifica de forma absurda sin ningún argumento de consistencia. Nada de lo que comentan puede paliar el desastre. Y al final, el presidente, llamado Juan León, que como casi todos los presidentes en Andalucía es una mera comparsa, dice que la corrida de Cuvillo tenía mucha cara. En fin, cara, lo que se dice cara, es la que tienen algunos. Si tuviera dignidad se marcharía, pero es muy bonito subir al palco en la Feria.

A mis respetados Carlos Pereda y Óscar Polo les recomendaría que piensen más en la afición y se olviden de los taurinos, ya que éstos por definición siempre intentarán bajar el nivel de los festejos y dar gato por liebre. El paso atrás de este año ha sido clamoroso. Y José Tomás no es seguro para 2014.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

06 agosto, 2013

La Puerta Grande en corridas de dos toreros

El pasado sábado, en el mano a mano de Huelva entre El Juli y Manzanares, el torero madrileño cortó dos orejas. Al final de la corrida salió a hombros por la Puerta Grande de La Merced junto a Manzanares, que había cortado tres orejas. Fue una salida completamente antirreglamentaria. Si ya de por sí la corrida fue una tomadura de pelo por el ganado lidiado, encima ambos tuvieron la desfachatez de irse por la Puerta Grande a hombros, con el agravante de que El Juli lo hizo saltándose el Reglamento. Para aclarar dudas se transcribe lo que dice el Reglamento Taurino de Andalucía vigente en su artículo 59, punto 2. Según las últimas noticias, el torero ha sido propuesto para sanción. De cualquier forma, si la autoridad hubiera estado atenta nunca hubiera sucedido.
Artículo 59. Los premios y trofeos.

1. Los premios o trofeos para los espadas consistirán, de menor a mayor relevancia, en el saludo desde el tercio, la vuelta al ruedo, la concesión de una o dos orejas del toro que haya lidiado y la salida a hombros de la plaza. Únicamente, de un modo excepcional, a juicio de la Presidencia, podrá ésta conceder como trofeo al espada el rabo de la res. Los banderilleros también podrán saludar desde el tercio, as. como los picadores en su recorrido de salida del ruedo.
2. Los premios o trofeos serán concedidos de la siguiente forma:
a) Los saludos y la vuelta al ruedo los realizará el espada, el banderillero o el picador atendiendo a los deseos del público que as. lo manifieste con sus aplausos.
b) La concesión de la primera oreja se realizará por la Presidencia, a petición mayoritaria del público mediante la tradicional exhibición de pañuelos blancos o elementos similares.
c) La segunda oreja de una misma res y, excepcionalmente, la concesión del rabo de ésta, quedará al criterio del Presidente o Presidenta del espectáculo, que deberá tener en cuenta, a tal fin, la petición mayoritaria del público de igual forma que en el subapartado anterior, las condiciones de la res, la buena dirección de la lidia en todos sus tercios, la faena realizada tanto con el capote como con la muleta y, fundamentalmente, la estocada.
El corte de apéndices se llevará efecto en presencia de un alguacilillo que será a su vez, el encargado de entregarlos al espada. Los mulilleros evitará la espera injustificada en la retirada de la res, pudiendo ser sancionados por su comportamiento intencionado.
La salida a hombros por la puerta grande o principal de la plaza solo se permitirá cuando el espada o rejoneador haya obtenido al menos dos orejas, salvo que la costumbre de la plaza tenga impuestos mayores requisitos. No obstante lo anterior, en las plazas de primera categoría deberán cortarse dos orejas en un mismo toro para permitir la salida a hombros por la puerta grande o principal del espada o rejoneador. Si se lidiaran tres reses, se permitirá la salida a hombros cuando se hayan obtenido al menos tres apéndices, y en caso de lidiarse seis, será requisito mínimo para salir a hombros la obtención de cuatro apéndices.
3. El Presidente o Presidenta del espectáculo, a petición mayoritaria del público, podrá otorgar como trofeo a la ganadería, mediante la exhibición del pañuelo azul, la vuelta al ruedo de la res que por su excepcional bravura durante la lidia sea merecedora de ello. En este supuesto, el ganadero o el mayoral podrán, según su criterio, saludar o dar la vuelta al ruedo cuando el público lo reclame mayoritariamente.

Así son las cosas, aunque muchos no se hayan querido enterar.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

29 julio, 2013

¿Al borde del precipicio?

El ambiente taurino está preñado de un cierto desánimo. No es para menos. El número de festejos ha bajado de forma alarmante. La organización de novilladas es un suicidio. Las ferias se componen de carteles estereotipados con una sorprendente proliferación de manos a manos sin justificación, salvo por lo que pueda suponer de ahorro económico, y las llamadas figuras siguen cerrando el paso a las novedades. Algunas figuras evitan a los que vienen arreando, se anuncian entre ellos, pero ninguno exige a esos toreros nuevos para retarlos en esas corridas de rutina. Por ejemplo, ¿qué tienen  que debatir El Juli y Manzanares en un ruedo? ¿Sería bueno un enfrentamiento de El Juli con Fandiño? Al torero vasco lo evitan. No es un torero del sistema. Cuando entre en una casa del núcleo que manda será otra cosa.
 
Así estamos. Ha pasado Pamplona con pocas novedades. Santander ha sido bueno para un coso de segunda, aunque el nivel de esta plaza no es representativo del toreo actual. En Valencia nos han ofrecido dos raciones de enfrentamientos sin rivalidad. Y va El Juli y hace unas declaraciones para comentar que su actitud ha sido encomiable, es decir que es digno de alabanza. O sea, que si no lo alaban los demás, el torero dice que su actuación era para cantarla. Lo nunca visto. En el mano a mano con Manzanares lidiaron una corrida chica sin excusas. ¿Quién puede alabar ese engaño?
 
Con este panorama enfrentamos el mes de agosto. La verdad es que el futuro parece desolador. Es así porque hay muy pocos motivos para estar ilusionados. Es cierto que Bilbao tiene una buena cartelería. Es verdad que en Málaga hay dos o tres carteles para bajar a la orilla del Mediterráneo, como ocurre en Almería. Morante con seis en Ronda es para la Goyesca, es decir un lujo especial que es como asistir a una corrida distinta, es tener la posibilidad de gozar hasta el infinito, pero no pude ser un hito en la temporada. Me gusta Sevilla en septiembre, sobre todo por ver cómo llega El Juli. Hay más cosas, claro. Pero vuelvo al principio. El ambiente no está muy animado. Se palpa una cierta resignación entre los aficionados, como si todo estuviera tan mal que tiene poco arreglo. Algunos de los principales actores de esta película ya han pronosticado el final de este espectáculo.
 
Desde esta atalaya sureña, cuando me dispongo a ver lo que ocurre en Huelva, El Puerto y Málaga quiero armarme de una dosis de esperanza ante el presente y el futuro de la Fiesta. Como conclusión, desde este púlpito de eco tan reducido, me gustaría advertir a los protagonistas que el futuro solo pasa por devolver al toreo la emoción de verdad. Y que si siguen lidiándose toros de poca monta entonces va a llevar razón quien dijo que el toreo está al borde del precipicio.
La mejor información taurina en www.sevillatoro.com

16 junio, 2013

Más sobre Utrera


La decisión del consistorio de Utrera tiene nuevas lecturas. Según el Ayuntamiento, la ordenanza trata de proteger a los animales, algo en lo que todos estamos de acuerdo. Estos señores no entienden ni lo que es el toro ni para lo que ha sido criado. Pero para proteger a los animales no hay que negar la entrada a las plazas a los menores. Mirándolo por otro lado. ¿Creen estos señores que si un menor de 7 años va a los toros, naturalmente acompañado, se está fomentando el maltrato al animal? Si así lo piensan deberían haber sido sinceros y rotundos. Deberían haber prohibidos los toros en Utrera. Es evidente que al negar la entrada a los menores lo que intentan es acabar con futuros aficionados, porque quien acude de pequeño a los cosos suele ser de mayor un seguidor del toreo. Es una medida que no tiene nada que ver con la protección, es sencillamente un medio para disminuir el número de espectadores en las plazas. Se dice que se trata de proteger a los menores. La afirmación causa sonrojo. Estos señores justifican la pésima fama de los políticos con estas actitudes. Muchos políticos deberían estar en busca y captura por su peligrosidad manifiesta.
 
En un alarde de cinismo incalificable, el alcalde del Partido Andalucista, se recrea en los logros taurinos de su Ayuntamiento. Ya he comentado que este señor nunca se caracterizó por su defensa del toreo. Es más, no comprendo los motivos por los que ha levantado la nueva plaza de toros, aunque es posible que la tradición y la búsqueda de votos hayan tenido algo que ver, pero ahora ya se ha desenmascarado por completo. Sus cínicas explicaciones deben ser contestadas de inmediato por algún dirigente de su partido (por cierto, qué pena de partido).
 
Del PSOE ya queda poco por contar sobre su actitud ante la fiesta. Ahí está su labor en Cataluña que lo dice todo. Es una pena que algunos socialistas andaluces se hayan batido el cobre para defender la tauromaquia cuando a nivel central se considera que no es prudente significarse en la defensa del toreo. Ya se han acabado los disfraces.
 
Y lo del Partido Popular en Utrera es de manicomio. Se abstuvieron en la votación, cuando lo que se podía esperar de ellos era el voto en contra. De nada valen ahora las excusas y las alegaciones que dicen que van a presentar, así como que su voto será contrario en la fase definitiva. Qué oportunidad han perdido de estar en su sitio.
 
Es decir, en Utrera se ataca a la Tauromaquia porque se impide que los menores la conozcan desde su más tierna infancia. Si ello es así, si hay honestidad, que se quiten del pueblo todos los símbolos taurinos, como ese monumento que versa sobre la condición de la población como la cuna del toro bravo. O que retiren el toro del escudo de la ciudad.
 
 
Estas decisiones son un ataque frontal al toreo. Como contraataque, propongo dos cosas. En primer lugar una manifestación de niños jugando al toro dirigidos por los matadores de toros de Utrera en un lugar emblemático de la ciudad. Por otro, que en la primera corrida que se celebre en el nuevo coso de La Mulata, todos los aficionados acudan con los menores de su familia. Si a los chavales no los dejan entrar, allí no debe entrar nadie. Algo hay que hacer contra estos politiquillos de tres al cuarto.
 
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

14 junio, 2013

El asunto de Utrera


Una ordenanza provisional aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Utrera prohíbe la entrada de menores de 7 años a la plaza de toros. Es Utrera, que presume, y lo es, de ser la tierra del toro. Es como si en Pamplona el Ayuntamiento prohibiera los encierros.
 
El viejo coso fue derribado a expensas de la especulación, el abandono y el desinterés de los políticos. Empujado por la buena afición utrerana, el consistorio no tuvo más remedio que construir otra plaza que, desgraciadamente, apenas se utiliza. Nunca me gustó el talante taurino de Francisco Jiménez, del Partido Andalucista (PA), que al sustituir al añorado José Dorado dejó de apoyar al toreo, como bien pueden atestiguar los miembros de la Peña Taurina Curro Durán. Jiménez no era ni taurino ni partidario de los toros.
 
Ahora han tomado una decisión por la que seguro que se creen o muy listos o muy progresistas. Ni una cosa ni otra. Son una banda. Los más coherentes son los de IU, que al menos mantiene su discurso de siempre. Pero qué intentan el PA y el PSOE al apoyar esta decisión. Y más grave, ¿por qué se abstiene el PP? De UPyD no hablo porque no sé qué pintan en Utrera. 
 
Como si fuéramos tontos, el alcalde ha salido a la palestra a decir que Utrera sigue apoyando a la Fiesta y que esta medida no va en contra del toreo. Irá en contra del fútbol entonces. Son unos listos que nos toman por tontos. No cabe más cinismo. Habría que recordarles que un menor de siete años puede ir a una plaza si sus padres lo permiten. Esa es la verdadera libertad, la que estos señores quieren cercenar en la cuna del toro bravo.
 
Todo esto tiene otro trasfondo. ¿Qué afición queda en Utrera? ¿A qué festejos no podrán entrar los niños? A la primera pregunta hay que contestar que cada vez hay menos afición, como lo prueba el escaso interés que despiertan los pocos espectáculos que se han organizado en la nueva plaza. Y a la segunda, según parece, hay muy serias dudas sobre la celebración de corridas este año en Utrera.
 
Es una verdadera pena que este asunto haya ocurrido precisamente en Utrera. Si pasa en otro sitio, siendo lamentable, no se le rompe a uno el alma. Pero que sea en Utrera es una vergüenza. Comprendo que la ciudad tiene problemas más graves, pero ya sabemos que ninguno de los grupos políticos que están representados en el Ayuntamiento merece un solo voto de los aficionados.
 
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

08 junio, 2013

Imágenes del homenaje a Belmonte

 Grupo de jóvenes garrochistas con Ignacio Sánchez Ibargüen

 Ignacio Sánchez Ibargüen, 81 años le contemplan, charla con Jaime Guerdiola

 Morante y su inseparable puro

 Derribo de una becerra por parte de la familia Sánchez Ibargüen

 Espartaco padre torea a campo abierto

 Morante, Ferrater Beca, Lili y Rafael Sobrino, atentos

 Ferrater Beca, entroncado con Belmonte, torea al natural

 Morante acaricia con la derecha a la becerra

 Otro muletazo en la mitad del campo de Morante

Morante sigue toreando
 
 Tres generaciones de Sánchez Ibargüen

 
 Dos genios: Espartaco y Paco Ojeda

 Sánchez Ibargüen charla con Campos Peña, Paco Ojeda y Espartaco padre

Juan Antonio Espartaco, en el campo

 
Fotografías de Carlos Crivell y Álvaro Pastor Torres. Información en www.sevillatoro.com
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com
 

06 junio, 2013

Pureza y naturalidad

Con motivo de la muerte de Pepe Luis he desempolvado mi archivo y he encontrado varias fotografías que dejo en el blog para que la disfruten los aficionados. Tuve mucha suerte con relación a Pepe Luis, algo que no puedo decir de otros. Era un nuevo rasgo de su naturalidad y calidad personal. No tengo noticias de que se negara a conceder una entrevista a nadie mientras su condiciones lo permitieron. Incluso nos permitió un encuentro en noviembre a José Luis López, Antonio Lorca y a mi en lo que sabíamos que podía ser la última entrevista. Fue un hombre de una generosidad sin límites. Muchas veces le inquiríamos para hablar de Manolete, no tanto de su propia figura, y también se prestaba solícito y amable. Consideró a Manolete como un gran torero, pero siempre habló de su honestidad y de su estilo como matador de toros.
 
Pepe Luis había logrado ser el símbolo torero de Sevilla; o mejor, era Sevilla misma. Conjuntó clase torera, gracia, inteligencia, pureza y naturalidad. Alguno dirá que también tenía algunos defectos. Es cierto. Tal vez a Pepe Luis le faltó algo de ambición. Nunca se sabe la realidad. Era Pepe Luis. Si hubiera sido ambicioso, probablemente no hubiera sido el mismo torero. Manolete lo dijo de forma clara: "Si Pepe Luis hubiera querido habría acabado con nosotros".
 
La relación con Sevilla fue especial, aunque como siempre ocurre a este tipo de toreros idolatrados por los sevillanos también fue muy de Madrid. Los triunfos en la Maestranza se sucedieron, junto a algunos fracasos, salvados en el último momento con el quite del perdón, algo que Sevilla sólo le permitía al diestro de San Bernardo.
 
El repaso de la vida de Pepe Luis nos muestra algunas claves que no deben olvidarse. Era hijo de un torero. Vivió la fiesta desde pequeño y fue uno de los que en aquellos tiempos se forjó en el Matadero de Sevilla. No necesitó ninguna Escuela Taurina; el toreo lo llevaba dentro. También es cierto que llegó en un tiempo en el que Sevilla necesitaba un torero y ese fue Pepe Luis.
 
El adiós a un matador de toros tan importante necesitaría mucho más tiempo y espacio. En el Paseo de Colón, frente a la Maestranza, sigue citando al toro con la muleta recogida en su clásico cartucho de pescao. Como aficionado que sólo alcancé a ver algunas películas y que pude escucharlo hablar de toros muchas horas, me queda esa permanente lección de señorío. Volvemos al tópico de Belmonte cuando dijo que "se torea como se es". Pepe Luis era pureza y naturalidad como torero y como persona. En homenaje a su figura dejo varias fotos del maestro en actos en los que le acompañé y otras que me parecen imprescindibles como homenaje a su figura.  
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com

20 mayo, 2013

La sencillez de uno de los más grandes


La mayoría de los aficionados de hoy no tuvimos el placer de ver torear a Pepe Luis Vázquez. Hay una coincidencia general en dos aspectos de su tauromaquia: gracia torera e inteligencia. El maestro, con quien pude conversar en múltiples ocasiones, lo resumía en dos palabras: pureza y naturalidad. Ahí están las claves del toreo eterno.
 
Pepe Luis fue el mito torero de Sevilla. En la plaza sevillana forjó muchas obras maestras. En Sevilla toreó más que en ninguna otra plaza. Durante muchos años se anunció en la corrida de Miura. Pepe Luis y Eduardo Miura fueron íntimos amigos. Cuando cumplió 70 años, en Zahariche toreó una becerra para deleite de quienes pudieron verlo, entre ello su hijo Pepe Luis.
 
Su trayectoria le confirmó como uno de los diez toreros más importantes de la historia, dato que es significativo de su categoría. De su paso por los ruedos se ha dicho todo. Sin embargo, en estas apresuradas líneas quiero dejar constancia de algo que también era conocido, aunque no por ello menos trascendente: su humildad. Pepe Luis, habiendo sido uno de los grandes, nunca lardeó de nada. Siempre decía que había querido hacer las cosas bien, con la pureza y la naturalidad que pregonaba, pero nada más. Y al hablar con ese torero tan grande, que le quitaba importancia a su toreo, su figura cobraba aún más fuerza para los que algunas veces pudimos tener la dicha de hablar de toros con este matador clave de la historia.
Pepe Luis era Sevilla misma. Nunca la capital andaluza forjó un artista tan personal a su manera. En la hora de su muerte, sentida por lo que significa, que ha llegado cargado de achaques pero con la mente lúcida, los que amamos a esta tierra nos sentimos un poco desvalijados de algo muy nuestro. Nos queda su recuerdo, su maravillosa familia, todo lo que nos legó como persona, ese talante de sencillez cuando podía haber presumido y cantado a los cuatro vientos quién había sido en el toreo. Es la grandeza de los humildes. Con Pepe Luis muere un pedazo de la historia de Sevilla.
 
La mejor información de toros en www.sevillatoro.com

11 mayo, 2013

Jerez, en horas bajas


Me cuentan que Matilla no está contento en Jerez. Dicen que podría alquilar la plaza a otra empresa en los años próximos si las cuentas no le salen en esta edición. Hace poco han dejado Linares, un feudo que parecía irrenunciable para ellos. En Jerez son propietarios del coso. Este año han dejado la feria en dos corridas de toros y una de rejones. La realidad es que en la de rejones hubo media plaza, menos gente que el año pasado cuando la corrida fue televisada. En la corrida estrella del viernes, tres cuartos de plaza con un cartel para el no hay billetes. Queda la del sábado, pero las previsiones hablan de algo más de media entrada.
 
La corrida de ayer tiene algunas respuestas a la deserción de la afición. Morante y Manzanares podían ser garantía de una buena tarde de toros. El desarrollo del festejo supuso una mala propaganda para el futuro. La corrida de Juan Pedro estaba medio podrida. Entiendo que es el toro de Jerez, pero todo tiene un límite. Hay un toro digno de Jerez con mejor presentación. Y también con mejor juego. La gente pagó para ver a Morante y se encontró con que el primero era una especie mínima sin fuerzas. El cuarto, con más genio, no le sirvió para relajarse y torear a gusto. El lote de Manzanares lo formaron dos toros nobles de mínima casta. El de Alicante dio pases estéticos, pero allí faltaba el toro. Y El Fandi, a lo suyo. La corrida fue decepcionante. Si la anuncian en 2014 podría ocurrir que asista aún menos gente que ayer.
Por tanto, es necesario cuidar más estos espectáculos. Todos tienen la culpa, pero no debo dejar a un lado a los propios toreros, que eligiendo este tipo de toros están echando a la gente de las plazas.
 
La mejor información de toros en  http://www.sevillatoro.com

13 abril, 2013

Aclarando lo del medio toro

Lamento que el término medio toro referido al tercero de Fuente Ymbro haya suscitado opiniones encontradas. He querido decir que al toro le faltó algo importante para ser completo. Por supuesto que fue un toro extraordinario en el último tercio. Sin embargo, para tildar a un toro como completo era necesario que se le hubiera picado en condiciones. Ni el toro ni el ganadero tuvieron la culpa de la forma trapacera con la que se le llevó al caballo. Dos puyazos simbólicos sin dejar que el animal se expresara.
 
La misma presentación puede ser objeto de discusión. Era un toro bonito, armónico, pero al que le faltaba cuajo en la badana y en los cuartos traseros. No es que estuviera mal presentado, en absoluto, es que para ser un toro perfecto tenía esas pequeñas carencias.
 
Su juego en la muleta fue magnífico. Fue un compendio de virtudes. Las que más me gustaron fueron su prontitud y la humillación. Mucha clase en suma. Y ahora caben todas las especulaciones sobre si el matador logró sacar todo el jugo de su calidad. Algunos echaban la imaginación a volar pensando qué hubiera ocurrido si ese toro cae en otras manos. Y se ponían nombres. A pesar de toro, el joven López Simón, con su amaneramiento conocido, anduvo a buen nivel.
 
Por tanto, lo de medio quiere decir que al toro le faltó un buen tercio de varas para ser completo. Se dice que algunos quieren muchos medios toros así. Es cierto. También pienso que, ante la precariedad general de la cabaña brava, toros como Histérico son una buena noticia. Si le he puesto pegas es porque al toro le han faltado algunos detalles para rematar a lo grande. Y repito que es posible que si se lidia en condiciones hubiera demostrado su bravura en el tercio de varas, pero no lo dejaron y ya es imposible comprobarlo.
La mejor información de toro en http://www.sevillatoro.com

10 abril, 2013

En busca de la calidad

A partir del día 10 de abril comenzará la Feria de Abril con una novillada. Seguirá el ciclo hasta el día 21 de abril con 10 corridas de toros y dos festejos de rejones. Los mayores atractivos del ciclo son precisamente los tres diestros que abren el año taurino. En esta ocasión, los carteles incluyen algunos gestos como las corridas que José María Manzanares y Diego Ventura lidiarán en solitario, así como el detalle que tendrá como protagonista a El Juli en la corrida de Miura del día 21 que cierra la Feria.

Con relación a la feria del año pasado se anuncian cuatro corridas menos. La empresa ha intentado bajar el precio de los abonos. Además, este año la Feria no será ofrecida por televisión. No hubo acuerdo económico. Para ver los toros en Sevilla será necesario acudir a la plaza.

El ganado


La reducción de festejos ha dejado fuera de la Feria algunas divisas clásicas, como la del Conde de la Maza. Sin embargo, el conjunto ganadero es similar al de años pasados. El predominio total del encaste Domecq ya no es novedad. Se salen de la órbita dominante Cuadri, Victorino Martín y Miura. Vuelven las triunfadoras del año pasado: Torrestrella, Fuente Ymbro y El Pilar. Por cierto, la que fue considerada como corrida más completa, la de Torrestrella, se encasilla en la corrida del sábado de farolillos con el mismo cartel de toreros que hace un año la desaprovechó de punta a rabo. En resumen, en el aspecto del ganado no hay ninguna novedad. El conjunto de toros que lidiará Manzanares en la corrida del sábado 13 en solitario es también de divisas ya anunciadas en el ciclo.

Las figuras


La Feria está sostenida por Morante, El Juli y Manzanares, precisamente los matadores que esta tarde abrirán el año en la Maestranza. Morante no se ha escondido este año en Sevilla y actúa cuatro tardes en el abono, una de ellas en San Miguel. Necesita una tarde completa en la Maestranza, porque en 15 años sólo ha salido una vez por la Puerta del Príncipe. Morante, que es el mejor artista del momento, no puede vivir de un quite al año sobre el albero sevillano.

Ha sido importante la inclusión de El Juli en Sevilla, una feria a la que no estaba dispuesto a acudir. Lo hace con un detalle que marca la Feria: estará en la corrida de Miura el día 21 de abril Es el verdadero gesto de este ciclo.

Manzanares matará seis toros en solitario el sábado de preferia. Es una de las corridas que llenará la plaza. El de Alicante intentará reeditar sus recientes triunfos. Aunque tiene el detalle de incluir uno de Victorino, a una buena parte de la afición le hubiera gustado que lidiara toros de ganaderías menos comerciales.

Vuelve Miguel Ángel Perera a dos corridas. Repite en una Sebastián Castella. Alejandro Talavante sólo torea una corrida en la Feria. De estar casi incluido a Resurrección a un solitario festejo. El Cid tiene su sitio en Sevilla, lo mismo que Daniel Luque. El mano a mano de los dos toreros sevillanos con la de Victorino es uno de los grandes atractivos del ciclo. El Cid es un torero querido en la Maestranza y Luque viene de triunfar en Valencia. Debe ser uno de los triunfadores de este año.
Pocas novedades

La Feria tiene pocas novedades. Ningún matador de toros debutará en Sevilla en este ciclo. Vuelven algunos como Eduardo Gallo, Leandro y Javier Castaño. Se puede considerar novedad que López Simón regrese al escenario de su alternativa regada con sangre.

Jiménez Fortes vuelve a la Maestranza en una corrida en la Feria, aunque se le espera en septiembre por San Miguel en el mano a mano con Nazaré. El torero de Dos Hermanas logra la recompensa de sus esfuerzos al torear junto a El Juli y Manzanares el viernes de farolillos una corrida de lujo. Es un reto peligroso, porque a Nazaré sólo le vale el triunfo.

Resto de toreros

Reaparece en Sevilla Antonio Ferrera; vuelve Curro Díaz; se insiste con El Cordobés y El Fandi en la corrida del sábado; se rebaja la presencia de Padilla; Rafaelillo conserva su sitio en la de Miura, y David Mora se enfrentará a la de Fuente Ymbro. El descenso de festejos, el anuncio de una corrida de un torero y un mano a mano reducen de forma drástica el número de puestos. Es por ello que se nota la falta de Iván Fandiño.
Rejones y novillada

Diego Ventura afrontará un festejo en solitario. El caballero portugués de La Puebla del Río se ha ganado esta oportunidad en la plaza de sus grandes triunfos. La otra corrida de rejones presenta la novedad del debut de Manzanares, Valdenebro y Lea Vicens en Sevilla. Se nota la falta de Andy Cartagena.

El ciclo continuado se abrirá el día 10 de abril con una novillada, que cuenta con la gran novedad de la presencia de Lama de Góngora, acompañado de Caballero y el colombiano Sebastián Ritter.

Otras cuestiones


La Real Maestranza es una plaza alegre pero exigente, que tiene detrás un enorme prestigio ganado en años de exigencias lógicas a los espadas que pisan su albero. Estos condicionantes deben mantenerse y nunca perderse. Para ello, la autoridad debe velar porque salga un toro con el trapío necesario y debe exigir que se cumpla el Reglamento. En definitiva, debe defender la integridad del espectáculo y a los espectadores.

Este año se vuelve a tres equipos gubernativos. El recuerdo del fallecido Julián Salguero siempre estará presente entre los aficionados sevillanos. En principio, parece coherente que sean tres equipos, lo que debe redundar en una mayor unidad de criterios.

La Feria no será televisada después de muchos años apareciendo en la pequeña pantalla. Se verá si ha sido una política que logra acercar más público a la plaza o no era un detalle fundamental

La banda de Tejera no sólo debe tocar muy bien, algo que ya hace, sino que debe tocar a tiempo, lo que en los últimos años no ha hecho siempre. Todos los que participan del rito de la corrida en Sevilla deben ser conscientes de la responsabilidad que conlleva mantener una tradición que no puede perder categoría. El mismo público debe cuidar a la plaza. Así la Fiesta será grande en Sevilla. No hemos llegado hasta aquí por casualidad.

25 marzo, 2013

Crónicas indignantes e injustas contra los débiles

La crónica que aparece en la web de El País firmada por Rosa Jiménez Cano sobre la corrida del Domingo de Ramos es profundamente injusta con Antonio Nazaré. Nunca discutiré como estuvo el torero, sencillamente porque no presencié su actuación. Admito que no estuviera bien. Es posible. Lo que no tiene justificación es que se diga que Antonio Nazaré es un producto de Sevilla. Dice textualmente: “De vez en cuando a los que mueven el cotarro taurino les da por destapar un torero. ¿Que Sevilla necesita una novedad? Pues se inventa. Solo así se explica el caso de Antonio Nazaré. Bueno, hay un caso similar, Luis Vilches. Pintureros y preciosistas pero justos de valor y recursos, salvo tardes de gran compromiso”.
 
No acierto a articular palabras ante este ataque desaforado contra un torero modesto y humilde que lucha por mejores puestos en las ferias, que ha sido tratado con injusticia de forma reiterada y que no es figura. Esos cojones (o lo que sea) se los querría ver a la cronista con las figuras. Antonio Nazaré toreó de forma admirable a un toro del Marqués de Domecq en Sevilla en 2011. En 2012 ha toreado 8 corridas, de ellas seis en plazas de primera. Cortó dos orejas en Sevilla, una a cambio de una cornada de uno de Fuente Ymbro; la otra en una faena de dos orejas a un toro de Pereda, así como otro trofeo en Pamplona. Y ahora viene una cronista a decirnos que es un producto de Sevilla. Joder. Es que algunos no saben el daño que pueden hacer sin motivo y por la cara. Por el simple detalle de mostrar unas exigencias superiores, o bien de dar a entender que se sabe de toros, se llega a este auténtico atropello contra un torero humilde.
 
Repito que no se trata de cómo estuviera en Madrid. Lo que debería ser motivo de rectificación es que se trata de hundir a un torero que sabe torear y que se justifica todas las tardes. Y habla de pinturería. ¿Ha visto la cronista a Nazaré yorear alguna vez aparte del pasado domingo? Si algo no es este torero es preciosista y pinturero. En fin, vamos a dejarlo. Se ha retratado la cronista. Nazaré será torero en el futuro o no lo será, pero ni ha contado con favores en Sevilla que no se haya ganado en el ruedo, ni es pinturero ni merece este tratamiento tan injusto e indignante que sólo muestra la incapacidad de quien firma o sus malas intenciones. No sé que es peor.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com
 

11 marzo, 2013

Cromos repetidos

Hay cierta euforia porque aparecen novilleros interesantes en el panorama taurino nacional. No seré quien niegue lo contrario. Sin embargo, hay algo que me preocupa desde hace tiempo, y que he confirmado en Olivenza y en las dos novilladas de Valencia. Es verdad que hay novilleros con ganas, pero también es cierto que se observa una alarmante falta de personalidad en los mismos. Son todos iguales. Todos hacen las mismas cosas.
 
No he visto a ninguno de los nuevos torear a la verónica con calidad. He visto, por el contrario, infinidad de tafalleras, chicuelinas de saldo, gaoneras y saltilleras. Y también otros quites en los que con el capote a la espalda estrellan al novillo contra la tela porque no han aprendido a manejar el percal. Un verdadero horror.
 
Veo que muchos comienzan las faenas en el centro con pases cambiados por la espalda, que todos descargan la suerte, que buscan con afán el parón final, que prodigan los circulares como punto de mayor interés de labores mecánicas, que torean encorvados y sin relajación, y que acaban de forma rutinaria con manoletinas o bernadinas. Es curioso que acaban con estos muletazos de adorno sin que les importe si antes han brillado en el toreo fundamental. No hay nada más ridículo que un torero dando manoletinas cuando ante no ha dibujado ni un natural aceptable. Se aprecia en todos una técnica depurada, de forma que en su segunda o tercera novillada con picadores ya parecen matadores de toros. No hay frescura ni improvisación; todo está calculado y premeditado. Mientras, los públicos asisten a sus faenas como un silencio expectante sin que haya nada que les suscite el clamor. Sólo en los pases de pecho el respetable parece despertar y aplaude.
 
De entre todos los novilleros actuales he seguido con interés las actuaciones del sevillano Lama de Góngora. Se salva de la monotonía imperante porque tiene un sello distinto. Es muy nuevo, necesita mejorar muchos aspectos de su tauromaquia, pero tiene un concepto diferente de lo que ahora mismo es la norma común de estos jóvenes  aspirantes, que parecen ya toreros formados pero que torean como máquinas programadas.
 
No tienen ellos la culpa. Los espejos en los que se miran hacen lo mismo. En las escuelas les han enseñado muchas cosas, pero también les han inculcado que hay que cortar las orejas como sea, porque de lo contrario no serán nadie en este complicado mundo del toro. Así están las cosas. Al final, la personalidad es la que debe triunfar. Por eso, aunque en algunos sectores he notado cierta frialdad ante el comienzo de Lama, la obligación de los que nos gusta el toreo es animarlo a seguir con sus principios de un torero de calidad y que se aleje de los patrones estereotipados que mantienen muchos de sus compañeros.   
Foto: Álvaro Pastor Torres
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

El público y la pasión

Los aficionados gozamos con las películas taurinas antiguas. Es cierto que muchas veces nos quedamos sorprendidos porque el toreo de la...