22 diciembre, 2010

Feliz Navidad y buen año 2011

Sevillatoro desea a todos los aficionados y profesionales del mundo del toro una Feliz Navidad y un año 2011 lleno de alegrías, tanto en lo personal como en lo taurino. Con los mejores deseos:

FELICIDADES
y no olvide que la mejor información taurina la tiene en http://www.sevillatoro.com/

18 diciembre, 2010

Entre tontos anda el juego



La crispación llega a todos. También a los aficionados. Se atisban evidentes conatos de guerrilla entre partidarios y adversarios de toreros. No hay nada nuevo bajo el cielo. En las postrimerías del siglo XIX en los cafés se hablaba de política, mujeres y toros. Esto ahora es incorrecto, porque decir que se habla de mujeres se considera machismo, algo que es una soberana estupidez, porque ahora las mujeres hablan de hombres y nadie dice nada. Que siga así por mucho tiempo. Ahora se habla de política, o de algo parecido; se habla de lo que sale en televisión (escaparate de un pueblo sin cultura ni principios), pero no se habla de toros. Ahora los toros se han quedado para Internet. Antes, había bandos irreconciliables, unos eran de Lagartijo y otros de Frascuelo; luego, los de Joselito y Belmonte. Es bastante normal que en las tribunas de las redes haya también bandos fanáticos de unos toreros y otros.

Lo de finales del siglo XIX eran discusiones de café. Ahora, aunque sea en la virtuosidad de la red, se escribe y se opina. A nadie le retiran el carnet de aficionado por sus opiniones, aunque todo llegará. Y que llegue pronto, ya que de barbaridades está la red repleta.

Los hay que aprovechan la menor ocasión par descalificar a José Tomás. Las opiniones trascienden a sus virtudes como torero. Es un odio visceral que intenta desacreditar todo lo que haga el torero. Para algunos, la cornada de Aguascalientes no fue para tanto. Y lo han escrito para su propio escarnio.

Hay otro grupo que se dedica a minusvalorar a Ponce. Al de Chiva lo suelen atacar los defensores de Tomás y viceversa. Es el precio de una carrera larga y triunfal. A Ponce le niegan muchos incluso su propia carrera taurina, jalonada por miles de corridas y triunfos.

Los defensores de Ponce, más allá de la razón pura y dura, además de menospreciar a José Tomás la han tomado con El Juli, que de pronto aparece como señuelo propiciatorio de algunos francotiradores. El Juli es ahora objeto de sorna y menosprecio, cuando lleva más de una década como matador de toros mostrando su oficio y dominio de la profesión. Y se llegan a escribir artículos ridículos, absolutamente absurdos, sin argumentos taurinos, solo para desacreditar su magnífica temporada de 2010. Esos escribanos transitorios llegan más lejos, porque incluso cuestionan a Morante, pero ahí se matan ellos mismos. Los que defienden a Ponce se burlan de Morante, y nos recuerdan que esa faena de Cantalejo, por citar una de ellas, fue en un pueblo, como si la calidad y el torero bueno fueran patrimonio de las plazas de primera.

Así anda esto. No voy a recurrir a lo de que es mejor aficionado el que más toreros le caben en la cabeza. No llegaré a intentar menoscabar la libertad de expresión, pero ante estas barbaridades escritas en los blogs y páginas de la red no queda más remedio que aprender a discernir y leer sólo lo necesario. La libertad de la red no puede ser un cauce para que cualquiera se lance a escribir tonterías. Por ejemplo, las que, probablemente para muchos yo he escrito en este artículo.
La mejor información en http://www.sevillatoro.com

15 diciembre, 2010

Un Reglamento pisoteado

No pude asistir al festival de Los Palacios del pasado domingo. Es una alegría que se llenara la plaza para una nueva causa solidaria. Ha podido hablar con distintos amigos que acudieron y todos lamentan la enorme duración del festival y el desafortunado indulto de un novillo. Ni fue un indulto legal ni una portátil es el marco adecuado para recuperar a un astado tras su lidia. El animal estuvo a punto de morir sacrificado ante la imposibilidad de meterlo en el camión. Al final, después de una espera insoportable y absurda, se pudo retirar del ruedo.

Sobre el largo metraje del festival apenas cabe decir que es algo que deben meditar los organizadores. Si comienza a las doce y media, no más de seis novillos. Pero quiero incidir en algo que me parece ya una tomadura de pelo. Colocan de presidenta a una señora carente de todo tipo de conocimientos taurinos y que indulta a un novillo. Que yo sepa, no ha habido ningún comunicado de la autoridad correspondiente lamentando el hecho. Es evidente que a la señora que presidió el festejo no le habían advertido que en festivales y en plazas portátiles está prohibido el indulto.

Se vuelve a poner sobre el tapete algo ya reiterado. En Andalucía hay un Reglamento Taurino. ¿Por qué no se cumple? El artículo 60 lo dice con claridad rotunda: no se pueden indultar reses en plazas portátiles o en festivales.

Una vez pisoteado el Reglamento, lo menos que se podría esperar es que la Delegación de Gobernación, o la misma Dirección de Espectáculos Públicos, publicara una nota lamentando el hecho y anunciando la toma de medidas para que no vuelva a suceder. No hay ninguna noticia al efecto. Es decir, el Reglamento de Andalucía es papel mojado.

Por ello, cuando algunos claman por la vergüenza del afeitado continuo y permanente, a quienes estamos más o menos implicados en estos asuntos sólo nos queda mirar a otro lado. La Fiesta está abandonada. Es cierto que un indulto antirreglamentario no es para rasgarse las vestiduras, pero es un detalle, uno más, de que en Andalucía se puede vulnerar la ley sin que a nadie le pase nada.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

12 diciembre, 2010

José Tomás, ahora o nunca


Confirmado que Cuvillo vuelve a Sevilla, con el natural disgusto de los francotiradores contra la empresa Pagés, ahora queda por saber qué pasará con José Tomás. La noticia es que la empresa lo va a intentar llegando más lejos que otros años en su oferta económica, aunque mantiene que lo que cobra José Tomás es mucho dinero. Es la opinión de los empresarios de Sevilla; hay otros que opinan que José Tomás siempre es rentable para una empresa, tanto por sus propias corridas como por lo que supone para un abono.

El torero de Galapagar volverá a los ruedos en 2011. Esta cuestión parece clara. Actuará en 20 corridas de toros. Aún no se conoce el calendario. Sus administradores andan por las fincas reseñando corridas de toros. La pregunta es si, de una vez por todas, pisará el ruedo maestrante sevillano.

Que a Sevilla le hace falta Tomás es algo incuestionable. El descenso del número de abonados del pasado año fue un aviso, pero las perspectivas son similares para el año venidero. Se impone dar golpes de timón para encauzar el barco. Y uno de esos golpes pasaba por Cuvillo, pero mucho más por José Tomás.

Pero que nadie olvide que a Tomás también le hace falta Sevilla. En esta última etapa de su trayectoria, Tomás ha escrito muchas páginas gloriosas. De todas, por la importancia de la plaza, las actuaciones de Madrid de 2008 fueron históricas. Le falta Sevilla. A un torero que quiere ser una referencia como le ocurre al de Galapagar, le hace falta sentirse torero con un gran alboroto en la Maestranza.

Tomás y Sevilla se necesitan mutuamente. El torero debe exigir de forma razonada. La empresa debe ofrecer con arreglo a lo que significa el torero. El Domingo de Resurrección debería ser la fecha. Dicen que al espada le gustaría volver en Aguascalientes, que es a finales de abril y coincide con el comienza de Sevilla. En fin, creo que Sevilla debe pujar y conseguir su presencia en los carteles. Ya existe hasta su divisa preferida de Cuvillo. Ahora o nunca.
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com/

06 diciembre, 2010

Todo sigue igual, no hay ni confusión


Hace poco comentaba la confusión del aficionado. Ahora me parece que ya no está confundido. El aficionado ha percibido que muchos movimientos para devolverle el prestigio a la Fiesta fueron simplemente arranques de otoño. Se acercan las navidades, ya estamos hablando sobre cambios de apoderamientos, carteles y proyectos para 2011, es decir, que la temporada se vendrá encima y nos cogerá tan ligeros de equipaje como se acabó la pasada. Sin embargo hay algunas cosas que conviene recordar.

La propuesta del PP para que TVE retransmitiera diez corridas de toros ha sido desechada. Los votos de Psoe y Ciu rechazaron la petición. Los populares sabían que tal cosa ocurriría, pero el papel de los socialistas (de Ciu mejor ni hablar) es desolador. En otra entrada les he expresado mi opinión sobre lo que piensan: que la Fiesta tiene sus días contados con el paso del tiempo. Y así actúan. Sigo sintiendo pena de algunos socialistas que en sus comunidades quieren defender la tauromaquia con ilusión, convencidos de su lugar en nuestra sociedad.

Se ha admitido a trámite el recurso de inconstitucionalidad sobre la prohibición en Cataluña. No tengo grandes esperanzas en que prospere, al fin y al cabo la justicia está controlada por el poder. Sobre la ILP taurina me parece una buena idea, sobre todo si se consigue evitar que en otras comunidades pueda ocurrir lo mismo. Lo de La Coruña, donde un grupúsculo quiere declarar a la ciudad como antitaurina, me parece una forma de hacerse notar por quienes buscan un voto aunque sea debajo de las piedras.

Algunos blogueros han comentado con razón que en la lectura de la Constitución del pasado viernes 3 de octubre no hubo ni un torero, mientras que no faltaron deportistas, actores, gente de la farándula, cómicos sin gracia y otras gentes de medio pelo. Ahí está el detalle. Para estos señores que nos gobiernan los toros no existen más que para exigir los impuestos correspondientes y para ir al callejón el día de la corrida de lujo

En el fondo, siento pánico. La crisis no ha tocado fondo. Tendremos socialistas en la administración central durante 2011. Los taurinos han vuelto a sus cosas. En 2011 seguiremos con precios altos, ferias infladas y unos niveles de comunicación bajo mínimos. Y que yo sepa ni el toro será más encastado ni los toreros nos sorprenderán con gestos llamativos. Me temo que dentro de un año lo que ahora es un llanto amargo será ya una tragedia sin remedio.
La mejor información en http://www.sevillatoro.com/

26 noviembre, 2010

El cartel del año 2011 en Sevilla

Ahí está el cartel de 2011. Se admiten comentarios con expresiones que se ajusten a las normas elementales de la educación y la elegancia, aunque con absoluta libertad y sinceridad.
Toda la información de toros en http://www.sevillatoro.com/


21 noviembre, 2010

Apoderados en espera de destino


La crisis afecta incluso a los movimientos de apoderados. A estas alturas, otros años se han producido rupturas y nuevos encuentros. De momento, pocas han pasado. Algunos novilleros cambiarán de manos; otros, rompen y vuelven con el mismo. Entre los toreros del pelotón de cabeza apenas hay noticias. Sólo Leandro y Bolívar tienen nuevos apoderados.

Se espera poco. El Juli seguirá con Roberto; Matilla no suelta a Manzanares, El Fandi y Padilla; Castella se aferra a la casa Lozano; Morante insiste con Curro Vázquez, que seguirá con Cayetano. El Cid ya ha dicho que Ellauri y Tornay son como de su familia. Perera tiene que seguir con Cepeda. Se podría esperar que Daniel Luque cambiara y no será así, entre otras cosas porque el chaval de Gerena quería a Matilla, algo de momento imposible. Al final, más vale Marca en mano que aventuras sin rumbo.

En esta situación hay dos detalles curiosos. De un lado la vuelta de Morilla a estas alturas de su trayectoria. Es chocante su reaparición con Barrera, entre otras cosas porque la salud del taurino de Morón no está para disgustos. Creo que Morilla ha cubierto su tiempo como apoderado y esta vuelta no es razonable, salvo que sea para foguear a su hijo Francisco Manuel.

Otro apoderado interesante es Pepe Luis Segura, que en principio está en paro, porque lo de Jesulín no se puede tomar en serio. A estas alturas no se sabe si el de Ubrique es un torero retirado o en activo. Como ya se predijo en este blog, la vuelta del mediático diestro era un petardo anunciado de antemano. La realidad se ha impuesto. Jesulín ya no le interesa a nadie como torero. Segura ha dejado a El Cordobés, lo que quiere decir que está sin trabajo. Segura no es hombre inactivo. En otros tiempos llevó a tres matadores de primer nivel. Algo debe estar fraguando el torero de La Línea afincado en Sevilla. No creo que se cruce de brazos para esperar a que llamen a su puerta. Seguro que tiene toreros esperando, pero a Segura a estas alturas de su vida no le halaga volver a luchar para conseguir algunas corridas a toreros en situación emergente. Necesita un matador que vaya a las ferias sin necesidad de llamar a las empresas. Y de esos no quedan apenas en el escalafón. 

Cuando llega el tiempo de las movidas de apoderados siempre recuerdo lo que le dije en cierta ocasión a un apoderado de esos que cambia mucho de toreros. Había cogido a uno nuevo y me preguntó: ¿Qué te parece mi nuevo torero? Sin pensarlo, de sopetón, me salió una respuesta que ahora considero brillante. Le dije: Me parece lo mismo que te parecerá a ti el día que ya no lo lleves. Y es que, como norma general, los apoderados hablan maravillas de sus toreros mientras lo apoderan, pero largan de lo lindo cuando dejan de ser sus mentores.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

16 noviembre, 2010

Desamor entre Pagés y Cuvillo


Hace unos años, no estaba José Tomás en activo, la ganadería de Núñez del Cuvillo se quedó fuera de una Feria de Abril por cuestiones de dinero. Pedía tres millones más que las demás porque era el dinero que le pagaban en otras plazas de primera. En un acto público le pregunté a Álvaro si tres millones de pesetas eran tan importantes como para no lidiar en la plaza de Sevilla. Naturalmente, el ganadero esgrimió cuestiones de prestigio para defender su decisión. Desde el 23 de abril de 2007, nunca más ha lidiado Cuvillo en Sevilla.

El año pasado la empresa Pagés llegó a reseñar una corrida para la Feria. Se fijó el mismo dinero que en su día había pedido el ganadero y que años atrás no le habían pagado. Como condición inexcusable, Cuvillo dejó claro que la corrida reseñada sólo se lidiaría si José Tomás estaba en el cartel. Luego, el torero de Galapagar no llegó a un acuerdo con la empresa y la corrida de Cuvillo se esfumó. La empresa quiso que Cuvillo acudiera a la Feria, a pesar de la ausencia de Tomás, pero el ganadero se mostró firme según lo que ya había anunciado, y no se dejó anunciar en la cartelería. La empresa sevillana consideró este detalle como un desprecio a la plaza sevillana y no ocultó su enfado. En círculos cercanos a la empresa era bien sabido que este año no se negociaría con Núñez del Cuvillo para la Feria del año 2011.

Álvaro, con listeza, anunció que este año no había condicionantes para anunciarse en Sevilla. Es decir, que si la empresa iba y llegaban a un acuerdo económico no sería imprescindible la presencia de Tomás. Se adelantó el ganadero, sabía que la empresa, muy ofendida, no estaba dispuesta a ir de nuevo a El Grullo a pedir una corrida. Y ahí estamos. La empresa, hasta este momento, no ha pensado en Cuvillo. Y Cuvillo suelta prendas como la de que a Curro Vázquez le dijeron que “cualquier cosa menos Cuvillo”.

La empresa de Sevilla es privada. Cuvillo es una ganadería importante. Se supone que Cuvillo debe estar en Sevilla. Pero eso no puede ocurrir a cualquier precio. Cuvillo declara de forma permanente que para ellos no es una tragedia quedarse fuera de Sevilla. En otras palabras, que los señores ganaderos no le dan a Sevilla el sitio que se merece por historia y afición. Por tanto, se entiende que la empresa esté molesta y que no quiera saber nada de quien ha menospreciado a la Maestranza en varias ocasiones. Hay un elenco de quince ganaderías de primera para una Feria como la de Sevilla. Si vienen doce de ellas (y luego los toros embisten) la Feria será grande. Pero en este asunto, la empresa Pagés está en su sitio, porque no se puede estar siempre bajo los caprichos de algunos taurinos. Ahora sí; antes no; mañana, ya veremos. No, Sevilla es muy grande y para un ganadero de lujo debe ser lo primero. Más si, además, la familia Cuvillo es sevillana de hecho. Hay un desamor evidente entre las partes, pero me huelo que Cuvillo no quiere venir a Sevilla.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

06 noviembre, 2010

El aficionado taurino sigue confundido


El aficionado normal y corriente, entre los que me incluyo casi a pesar de que se supone que debo tener un nivel de información superior al resto, está confundido. Le dijeron un buen día que los toros pasaban a Cultura; al poco, escuchó que no, que solo pasarían a Cultura los asuntos derivados de los registros de profesionales. Pero también leyó que el toreo está transferido a las Comunidades, por lo que lo que digan en Madrid los ministerios tiene un valor relativo. Al poco, el Consejero de Castilla León, el popular Fernández Mañueco, dijo que en su Comunidad los toros seguirían en Interior.

Por su parte, un grupo toreros sin representatividad ninguna, salvo porque son los más conocidos o los que más torean, se reúnen con representantes del Partido Popular y piden a TVE que retransmita corridas en directo. Y como representante de ellos, aparece Cayetano, torero mediático sin triunfos sonoros que no se deja televisar. A los pocos días, estos toreros, con El Fandi como refuerzo, se reúnen con los empresarios más poderosos. Y comunican que, entre otros fines, hay que potenciar la Mesa del Toro, aunque hay que tratar de buscarle nuevas fuentes de financiación y adecuar su estructura. En medio de estas noticias, surgen miles de propuestas, que si Madrid le pide al Gobierno que declare la Fiesta Bien de Interés Cultural, que si se organiza un Foro para llorar otra vez porque el mundo de los toros, como Boabdil lloró al perder Granada, se ha dejado hurtar un trozo de su corazón en Cataluña, entre la indiferencia de los políticos que deberían haber luchado a muerte para defenderla, mientras que la Defensora del Pueblo no presenta recurso de inconstitucionalidad, cuando todas las fuerzas son pocas. Y así estamos; esperando los futuros pasos de los taurinos y de los políticos.

¿Y el aficionado que paga dónde está? Está confundido, desorientado y expectante. Porque hay una pregunta elemental. ¿Qué quiere el aficionado a los toros? ¿Alguien está pensando en sus intereses? El aficionado quiere mejores corridas de toros. Las corridas de toros se basan en buenos toros y buenos toreros. Para que haya buenos toros debe haber reses con casta, que sean capaces de proporcionar tardes emocionantes, que salgan al ruedo íntegras de pitones y de fuerzas. Los mejores toreros deben demostrar en el ruedo su supremacía al enfrentarse a todo tipo de toros, no solo a las de las ganaderías de siempre. El aficionado le exige a los toreros gestos de verdad en plazas de categoría.

Además de corridas emocionantes, el aficionado quiere transparencia, que la gestión de negocio taurino sea honesta, que no haya quienes se lucran del comercio taurino con las plazas, que toreen los buenos, que se fomente la Fiesta, que haya oportunidades para quienes las merezcan…

No parece que todos los movimientos enumerados al principio vayan encaminados a mejorar el nivel de las corridas de toros y el perfil de la Fiesta. Es decir, que el buen aficionado está confundido y desorientado. Es preciso que más pronto que tarde, alguien salga a la palestra para decirle al aficionado que se va a trabajar para engrandecer el toreo, porque de momento sólo parece que algunos están buscando la forma de seguir en el machito llenando sus bolsillos a costa de los demás.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

28 octubre, 2010

¿Hacia una nueva Mesa del Toro?


Los últimos movimientos de los toreros han sido criticados, pero debemos admitir que han sido positivos. Han conseguido polarizar la atención de los aficionados en estos momentos. Sus primeros pasos fueron contradictorios. El grupo que visitó a la ministra Sinde y a Rubalcaba no representaba a nadie. En ese momento se planteó la duda de cómo podían reaccionar otros estamentos. Porque hay que ser claros. En este asusto, como en la mayoría, hay un cierto afán de protagonismo por salir en la fotografía.

El asunto se ha desenredado algo con la incorporación de los empresarios fuertes al grupo. Han comprobado los de ANOET que los toreros estaban en movimiento y se han subido al barco. De esta reunión hay tres conclusiones: Cultura es el lugar idóneo para la defensa, promoción y porvenir de la Fiesta; es necesario que los toros sean aprobados como Bien de Interés Cultural y tratarán de potenciar la Mesa del Toro como entidad que reúne a todos los estamentos taurinos. Y aquí vienen los problemas.

Respecto a lo de Cultura, los que siguen mis opiniones saben que no soy muy partidario, pero debo admitir que si la dependencia de Cultura supone mayor promoción, difusión y defensa de la Fiesta, pues adelante. Hay muchos problemas. Las transferencias están en las Comunidades y no todas aceptan el cambio. En última instancia, la Fiesta debe estar bajo la tutela de varias administraciones (Interior, Sanidad, Agricultura, Cultura…) Respecto al reconocimiento con Bien de Interés Cultural, ahí estamos todos de acuerdo, sobre todo si preserva otras tentativas futuras de ILP para abolirlas en otras comunidades.

El problema es la Mesa del Toro. En estos últimos movimientos hay un evidente desmarque de toreros y empresarios. No se olvide que la Mesa agrupa a 15 asociaciones. Lo hemos dicho muchas veces, los intereses de algunas de ellas son contrapuestos a los de otras. ¿Qué pintan los abonados de Madrid en la Mesa? ¿Y una de las asociaciones de presidentes? Y ahora sabemos que entre los presidentes también hay grupos…

Estos movimientos de toreros y empresarios han dejado con el culo al aire a la Mesa. Conscientes de ello, ahora incluyen como objetivo que hay que seguir en la citada organización, que cuesta un dinero y tiene unas bases ya bien conformadas. Es evidente que la Mesa como está no es lo ideal. No es momento de enumerar los problemas. Como bien apunta Raúl Delgado en su blog Los toros en el siglo XXI, en estos momentos hay que estudiar si hay que cambiar la estructura de la Mesa del Toro o conformar una nueva, sencillamente porque esa amalgama de intereses y el camino seguido hasta ahora no ha favorecido al toreo.

Por último, me causa risa que los toreros renuncien ahora a sus derechos si TVE ofrece tres corridas al año. ¿Sólo tres? Y lo dicen quienes de forma continuada se han negado a ser televisados. Lo dice Cayetano, que no se deja televisar nunca porque quiere unos derechos individualizados. Y lo dicen El Juli, Manzanares y otros, que no se dejan televisar por Canal Sur y las cadenas autonómicas. Ahora, cuando viene el lobo, quieren poner paños calientes. ¿Y le han consultado esto de la televisión a José Tomás? Me temo que no. Tomás se ha quitado de este grupo. ¿Saben los motivos? Porque no se fía de sus compañeros, sobre todo de alguno que ya en otras ocasiones lo ha dejado tirado. En fin, como pueden comprobar un panorama confuso. Sólo queda esperar. Es posible que todo esto signifique que los profesionales se han percatado de que la situación es muy grave. La pena es que siguen sin estar unidos y que puede ser tarde.
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com/

22 octubre, 2010

Prieto de la Cal pone el dedo en la llaga

El ganadero Tomás Prieto de la Cal ha hablado, no sé si como criador de toros bravos o como aficionado, pero ha dicho las cosas que muchos piensan y pocos se atreven a decir. Se resume en varios titulares. Dice que “el toro no es el eje de la Fiesta en la actualidad”; “los taurinos permiten la situación del monoencaste”; “las figuras no matan las corridas más encastadas”.

Lo ha dicho y muchos pensarán que habla un ganadero al que las figuras no le matan ninguna corrida, que lo dice en beneficio propio, que como lidia poco lo que quiere es notoriedad. Como conozco a Prieto de la Cal, puedo asegurar que no es así. Ciertamente le gustaría que las figuras se anunciaran con sus jaboneros en la Feria de Sevilla, pero habla porque ha vivido otra Fiesta distinta, porque le han transmitido que la base del toreo es la casta y la integridad del toro, porque escuchó a sus mayores que hubo un tiempo en que los mejores toreros se enfrentaban a los toros más agresivos, porque siempre creyó que esto del toreo era emoción y no doscientos pases monótonos muy bonitos.

En esta hora de la regeneración necesaria, cuando aún hay quienes desde púlpitos escondidos se niegan a admitir que el paso a Cultura conlleva la huida de la vigilancia que es fundamental para que todo esto tenga credibilidad, aunque pueda tener aspectos positivos, es bueno es que se levanten voces como la Esplá o la de Prieto reclamando más verdad en las plazas. Y parte de esa verdad perdida está en la variedad de los toros que se lidian. Que nadie sea ingenuo, no dudo de la clase de las embestidas del encaste Domecq, que entre sus muchas ganaderías aún quedan algunas encastadas, pero este concierto de un solo timbre de voz sólo se justifica en las malas costumbres adquiridas por los públicos y en la dictadura de los taurinos en el tipo de toros. Es una barbaridad que algunas ganaderías se lidien como corridas toristas por espadas muy aguerridos, mientras que los que supuestamente mejores no se hayan puesto nunca delante de uno de esos toros.

Pero la afición tiene su parte de culpa. Quieren muchos pases, faenas largas y de estética maravillosa, en contra de la lidia, el poderío y el dominio de las embestidas con fiereza. Si queremos muchos pases perfectos a máquinas de embestir, por ahí vamos y ahí está parte de la decadencia del espectáculo. Entre otras muchas cosas, debe volver la emoción a los ruedos. Y hoy abundan las faenas de partido de tenis: muchos pases sin que nadie diga nada y unos aplausos tibios después del remate. Si embistiera un toro de respeto, la gente estaría acongojada en el tendido. El torero volvería a ser un héroe. En la mayor parte de las corridas de nuestros días, el espectador tiene la sensación de que es capaz de hacer lo mismo que el torero. Prieto de la Cal ha hablado. Se ha quedado tranquilo. Nadie le echará ni puñetero caso. Algunos, los que están enterrando este maravilloso mundo del toreo, estarán pensando que es un ingenuo. Al final, los que ahora ríen llorarán. O ya están llorando.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

13 octubre, 2010

Los socialistas quieren dejar morir a la Fiesta

Es llamativa la celeridad que se ha dado el ministro Rubalcaba en aceptar el paso a Cultura de la Fiesta de los Toros. Tal vez sea que Rubalcaba sabe que Interior tiene ahora mismo muy pocas competencias, ya que están transferidas a las distintas Comunidades Autónomas. Ahora será preciso ir de Comunidad en Comunidad. Y en 2011 hay elecciones municipales y autonómicas...

En el supuesto de que hubiera paso a Cultura, la pregunta es si los toros tendrán que depender de las delegaciones de Cultura de cada comunidad en lugar que estar bajo la tutela de las delegaciones de Gobernación, como sucede en la actualidad.

Esta actitud de los socialistas tiene mucho de pasotismo, como si dijeran que “ahí tenéis lo que queréis”, porque no puede olvidarse que algunos sectores del PSOE se han expresado con claridad; por ejemplo, lo dijo Manuel Chaves, actual vicepresidente tercero y en su día Presidente de la Junta. Vino a decir el buen hombre que la Fiesta tenía sus días contados, que sólo era cuestión de esperar a que ella misma se destruyera con su decadencia actual, lo que conllevaría que las plazas se irían quedando vacías poco a poco. Está escrito y basta consultarlo. Es decir, que piensan que la Fiesta está enferma, que lo menor es dejarla a su libre albedrío y lentamente ella sola se consumirá sin necesidad de practicarle la eutanasia.

Tal vez esta actitud del ministro se inscriba en la misma línea. ¿Queréis estar en Cultura? Pues bien, iros a Cultura. Y la dejarán marcharse porque saben que si a los taurinos se les deja maniobrar con libertad, el fin estaría más cerca. ¿Qué buscan los toreros en otro ámbito? Es evidente que se pretende huir de un sistema de vigilancia que ahora mismo no les gusta en muchas ocasiones. En la actualidad están vigentes unos Reglamentos en distintas comunidades, algo que es una barbaridad porque debería ser único para toda España, pero que, de consumarse el traspaso, se pretenderían modificar, tratando de eliminar la vigilancia por parte de una administración investida de un poder de ordenamiento y de capacidad sancionadora, si es que ello fuera preciso.

Pero todo es muy complejo. Por ejemplo, sería imposible eliminar las competencias de Sanidad y Agricultura en lo referente al toro, en aspectos como vacunaciones, destete, herraderos y demás procedimientos de la crianza y manejo del animal.

No se podrán eliminar los veterinarios en los reconocimientos, aunque sólo sea para confirmar que el toro está sano. Sería deseable que una autoridad certificara que el toro es apto por su presencia para cada plaza, según su categoría. Y los callejones deben ser vigilados y a los que incumplan la ley habrá que imponerles sanciones. ¿Son estos asunto los que no les gustan a los taurinos? Está claro que esa vigilancia no les agrada. ¿Es el paso a Cultura la solución actual de la Fiesta?

En mi opinión no es la solución. Es completamente cierto que hace falta la unión del sector, pero no para organizar ellos las corridas, más bien debe ser una unión para presentar una corrida más íntegra y pura. Nadie habla de la pureza de la Fiesta. Y que nadie olvide que ahora mismo los hombres del toro han perdido credibilidad porque los abusos han sido enormes y visibles en muchos casos. Es necesaria la unión para todo, pero también para potenciar la viveza y la emoción del espectáculo. La última pregunta, que son muchas al mismo tiempo, es la siguiente: ¿En Cultura serán más fieros y bravos los toros, habrá menos afeitado, se cortarán menos cuernos, se pegarán menos pitones previamente cortados, aumentará la casta y movilidad del toro, se limitarán las exigencias de las administraciones públicas con sus pliegos desorbitados, bajarán los precios de las localidades? Si estas cuestiones tuvieran una respuesta positiva, sí, a Cultura. Pero no estoy seguro que todos quieran una fiesta más verdad y grande. Mucho me temo que se quiera salir de donde se sienten vigilados y no pueden campar a sus anchas. No todo el toreo es así, pero todo el mundo sabe que hay una gran mayoría que pretende que instalar en las plazas el abuso y la corrupción como norma. Ya lo hacen en Interior en estos momentos, no quiero pensar lo que podría ocurrir si no hubiera una vigilancia de la autoridad. Como dijo Chaves, la Fiesta se morirá lentamente ella solita en su propio deterioro, pero más fácilmente y con mayor velocidad si hay campo libre para que actúen determinados taurinos. No será preciso prohibirla. Es lo que piensan los socialistas. Por eso tampoco me sorprende que Rubalcaba admita que se vayan de Interior. Donde vayan, el desprestigio crecerá de manera inmediata. El PSOE abre el camino del fin permitiendo esta situación.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

03 octubre, 2010

Juan Mora, un soplo de aire fresco

A la vuelta de Zafra, donde presencié con José Luis López la lidia de una buena corrida para una plaza de tercera de Núñez del Cuvillo, que vuelve a demostrar que esta divisa es una de las más seguras del momento actual, me enfrasco en la repetición de la corrida de Madrid. Hasta el callejón de Zafra llegó la noticia del zambombazo de Juan Mora en Las Ventas. Era preciso ver el festejo.

Nadie había exagerado nada al cantar lo realizado por el torero de Plasencia criado en Sevilla en la calle Asunción de Los Remedios. Aunque sabía más o menos cómo había sido la primera faena, la realidad superó a lo contado o a lo imaginado. Qué cadencia en las formas, qué manera de andar por la plaza, qué estilo más torero, cuánta pausa y cuánto ritmo. Lo vemos como si despertáramos de un sueño, porque esa forma de expresar el toreo ya la conocemos de otras veces, tal vez contemplada hace ya mucho tiempo, pero es como volver a vivir algo maravilloso. Esta tarde de Mora, tan bien entendida en Madrid, que quizás lo hubiera hecho Sevilla, pero en pocas plazas más, es un bofetón a tantas faenas de miles de muletazos, inacabables, de pases y más pases, de arrimones y de bernardinas, y de miles de inas, para alargar unos trasteos que no prenden nunca en el buen aficionado, tan propios del toreo de nuestros días. Esa faena debe ser de visión necesaria en la Escuelas Taurinas y en las Escuelas de Aficionados (habría que ponerlas en marcha), para que todos supieran que el toreo es breve e intenso, que existe algo llamado torería, de casi imposible definición, pero que una de sus manifestaciones es cómo anduvo y toreó un hombre olvidado de las empresas, con cerca de cincuenta años, que en una lección de cinco minutos llegó a la gloria y nos recordó que hay otro toreo distinto al que nos invade.

Me acordé de muchas cosas. De su padrino Manolo Vázquez, en su vuelta a los ruedos, y de Antoñete, dos prototipos de matadores con un sabor especial y que ya maduros me causaron la misma impresión de toreros de los pies a la cabeza. Me acordé de mi amigo Pepe Mirabeleño, un taurino romántico de la vieja escuela, luchador infatigable durante todos los días de su vida, que si estuviera con nosotros ahora sufriría porque su casta le podía, pero que donde está habría sentido el gozo de ver cómo sangre de su sangre vivía un día tan bello en una demostración del toreo eterno. Y me acordé de muchos, pero sobre todos de Pepe Rozalem, que estaría en primera fila de los tendidos del cielo y diría a todos los ángeles lo que tantas veces me dijo: “Si ya lo decía yo, pero este torero cómo puede estar parado con tanto pegapases como hay por ahí. Carlos, ¿llevo razón o no?” Y yo le decía, “es verdad Pepe, pero el negocio está así montado y Juanjo no se mete en componendas para torear tres corridas más. Ya le llegará su día”.

No sé si ha llegado el día. No sé si esto le valdrá para mucho o para poco. De momento, algo ha pasado. Aún queda alguno que parece un torero en la plaza. Y apenas hay unos cuantos que lo parecen, aunque todos se vistan de luces. Ha pasado en el mejor momento, cuando se discute la propia Fiesta, cuando se habla de cultura. El destino tiene marcados sus fechas y el destino de cada persona. Un torero como Juan Mora tenía reservada un poco de gloria en esta lotería de la suerte. Los que amamos esta fiesta estamos de enhorabuena. Un soplo de aire fresco ha dejado en evidencia a los toreros modernos.
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com/

01 octubre, 2010

La corrida de la diarrea


Todos habían callado. Ahora, algunos han hablado, pero mejor hubiera sido que se hubieran quedado en silencio. Ha hablado Fernando Domecq, que ciertamente no es un hombre que se esconda. No ha dicho nada interesante; no sé si es porque no puede decir nada o porque no se lo han preguntado. Ha hablado el presidente. Otro que está mejor callado. Aquí sí que se notan carencias en las preguntas, porque sólo comenta que un toro que se rechazó en Málaga también lo fue en Sevilla, al tiempo que recuerda que no hay problemas para presentar toros rechazados en otras plazas. De lo que aprobó y de su actitud en el palco, silencio absoluto. Y ha hablado la empresa, que se limita a comentar que están tristes con el resultado de la corrida.

De lo que dice Domecq, lo más hilarante es lo que comenta acerca de la diarrea que parece que sufrieron sus toros en el campo, lo que les hizo perder peso. Hombre, claro que un toro puede tener diarreas, pero un ganadero escrupuloso no embarcar a nueve reses enfermas para una plaza como Sevilla. Es mala suerte que los animales tuvieran una infección intestinal. Hubiera bastado con comunicarlo a la empresa y se busca otra corrida. Es una explicación absurda, fuera de lugar y que lo único que hace es echar más tierra contra su ganadería, porque no sólo está en mal momento, sino que presenta toros que han tenido diarreas en los días previos. Y de paso se pone una medalla al recordar que Morante cuajó un toro de su divisa en Barcelona el día anterior.

El presidente de esta corrida – no menciono su nombre porque se molesta el buen señor – es malo de solemnidad. Su historia está llena de festejos con comportamientos penosos contra la plaza sevillana. Por ejemplo, fue quien admitió al corrida famosa de Victorino del mano a mano de El Cid y Morante de 2008. Se podrían escribir veinte artículos con los sucesos protagonizados por este presidente. Se escribirán en su momento.

La empresa sólo dice que está triste. Es lógico. Esa tarde hubo unos cuantos que prometieron no volver más a la plaza. Tenía la obligación de presentar una corrida para Sevilla. Sabían, y se le había advertido, que la de Zalduendo no existía o no daba la talla. En lugar de cambiar la corrida, algo que no les perjudicaba de cara a las devoluciones por la caída de Manzanares, se mantuvieron con la de Zalduendo y ahí están los resultados.

Han hablado, pero no ha servido para nada. Todo esto es una diarrea mental tremenda. La verdad es que esta corrida quedará ya para los anales de la Fiesta como la corrida de la diarrea. Es decir, que fue una mierda.
La mejor información en http://www.sevillatoro.com

27 septiembre, 2010

Callan todos los culpables del escándalo de Sevilla


¿Dónde estaba el domingo Fernando Domecq, propietario de Zalduendo? No se le vio por la plaza sevillana. Estaría avisado del desastre que se avecinaba y se habría quitado de en medio. Dicen que algunos toros habían sido rechazados en Málaga y Bilbao. Dicen que algunos de los presentados no tenían el peso mínimo exigido. Lo único claro es que Zalduendo no tenía toros para Sevilla en septiembre. Es un atropello con muchos responsables.

La empresa se ha equivocado. Debió comprar otra corrida y dejar de lado los de Domecq. Al no hacerlo, porque los toreros no lo hubieran consentido, su prestigio ha sufrido un duro golpe. ¿De qué le sirven a la empresa los veedores? La empresa, como organizadora del evento, es una de las culpables de lo sucedido.

Morante y El Juli, con sus respectivos apoderados Curro Vázquez y Roberto Domínguez, son también responsables. Y llueve sobre mojado. Morante se fue con Vázquez para aliviar sus toros (dicho por el mismo diestro). Y tan aliviado. Curro Vázquez es un aliviador de toreros, se llame Morante, se llame Cayetano.

¿Y los veterinarios de la plaza y el presidente de la corrida? Admitieron cuatro de Zalduendo indignos, el señor del palco permitió la lidia del primero de forma intolerable, lo mismo que la del sobrero de Gavira que se lidió como segundo, y lo hicieron sin el debido respeto a la plaza y a los aficionados. Menos mal que el veterinario era Herrera, el primero del baremo de su colegio, porque si es otro alguno hubiera armado un escándalo, otro más.

Todo esto es cierto y es muy triste. Era el día más esperado y se deberían haber cuidado todos los detalles. Se espera ahora un gesto, por ejemplo, que la empresa anuncie que Zalduendo no vuelva en muchos años por Sevilla. O que se expediente al presidente y a los veterinarios. Y no quiero ni decir que la gente castigue a los toreros y a sus apoderados no volviendo a la plaza, porque así finalmente sólo se consigue echar piedras contra el propio tejado. Hace ya muchos años que le pedía a los integrantes de la Fiesta que le dieran un baño de moralidad. O de honradez. La crítica ha sido coincidente. Basta leer a Lorca, Álvaro del Moral, Zabala, Álvaro Pastor, Acevedo, Emilio Trigo o la que yo mismo he publicado en El Mundo, igual que Manolo Viera en su portal… Nunca hubo tanta unanimidad al calificar un festejo como una catástrofe con tintes de atraco a doce mil personas. Pero a la gente no hay que decirle que no vaya a los toros. Muchos ya han dejado de acudir. La lenta y paulatina retirada de los cosos de numerosos aficionados, asqueados con los sucesos diarios, es una de las pruebas más contundentes de que los propios interesados están jugando con su pan.

Me gustaría que algún culpable dijera algo, aunque fuera a modo de justificación. No ocurrirá. Dentro de unos días, pensarán ellos, todo se habrá olvidado. Sin embargo, con que un solo agraviado no vuelva a los toros, ya están condenados por dilapidar el tesoro de la Fiesta con su desmedido y pertinaz afán de engañar al que paga. Por favor, que alguno de los culpables diga algo.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

21 septiembre, 2010

El delicado momento de la Fiesta

Los toreros, acompañados de un ganadero experto en temas jurídicos, van a ser recibidos el día 28 de septiembre por la Ministra de Cultura. Es una reunión solicitada hace algún tiempo y que ha despertado algunas expectativas. Resulta que la reunión es para solicitarle el paso de la Fiesta de los toros a Cultura, amparados en el decreto que en 1978 creó la concesión de las Medallas de Oro de las Bellas Artes, que en algunas ocasiones se conceden a toreros.

Al conocer los motivos del encuentro he sentido una profunda decepción. Y no es porque me parezca mal que los toreros se movilicen para ponerse en contacto con distintos representantes de la administración; no, me parece incluso que es un paso muy pequeño; me parece mal porque pensaba, iluso de mí, que la intención era hablar con la ministra para solicitarle, como representante del Gobierno, un apoyo firme y decidido para la Fiesta.

Si los toreros piensan, lo mismo que muchos honestos aficionados, que la solución de los problemas del toreo es pasar a Cultura, están muy equivocados. Es necesario insistir sobre la escasa relevancia que tiene estar en uno u otro ministerio si las cosas no cambian de forma radical. Además, Interior tiene que seguir estando presente en muchos de los procedimientos que ocurren antes, durante y después de la corrida, pero especialmente antes, porque estoy firmemente convencido que si no hay una tutela en forma de vigilancia, la Fiesta se vería abocada a una situación de descontrol que podría condicionar gravemente su futuro. En otras palabras, no tengo ningún motivo para creer que los profesionales del toreo, en el caso de poder controlar el desarrollo de las corridas, estén capacitados para ofrecer una Fiesta íntegra, justa y honesta, porque hasta ahora, incluso bajo la vigilancia de Interior, todas las tardes se comprueban sobre los ruedos auténticas barbaridades en forma de toros impresentables, pitones machacados y muchas otras actitudes que suponen un lastre muy grave para las corridas.

El momento actual necesita algunos gestos claros. Es urgente acudir a la vía legislativa para intentar abolir la prohibición de Cataluña. Es preciso presentar recursos de inconstitucionalidad, lo que sea, pero hay que hacer algo. Todos los estamentos de la Fiesta deben presentarse unidos en este momento. La Mesa del Toro, entidad nacida con buena voluntad, no sirve porque se ha potenciado en ella la figura de los ganaderos en detrimento de otros estamentos. Estos ganaderos intentan buscar ingresos por la vía de desarrollar el turismo en las visitas a las dehesas. La financiación de la Mesa ha sido un fracaso. La falta de unidad es tal que hay dos agrupaciones de matadores de toros con ideas enfrentadas. Y de agrupaciones de empresarios, más de lo mismo.

Además de la vía jurídica y de la unidad, la Fiesta debe reconsiderar muchas cosas. Los precios de las entradas deben bajar de forma drástica; los pliegos de los arrendamientos de las plazas no pueden pedir esas cantidades de dinero tan desproporcionadas, que luego los empresarios quieren recuperar con la taquilla; los toreros, las figuras con mayor detalle, deben bajar sus ingresos. Todo ello para lograr que las plazas se llenen de nuevo.

Pero, por encima de todo, hay que dignificar el espectáculo que se ofrece. Y para ello hay que ofrecer una corrida de verdad, con toda la pureza y la verdad del enfrentamiento de un toro íntegro, encastado y bravo, si es posible, con matadores valientes, expertos o artistas. Creía que la reunión con Cultura era para decirle la ministra que el toreo estaba dispuesto a dar un paso adelante para erradicar el fraude; no es así. Se quiere estar en Cultura. Cuando no hay nada que temer da lo mismo dónde te sitúen. El blindaje de la Fiesta contra los políticos ridículos se puede conseguir tanto en Interior como en Cultura. Lo que pasa es que el trasvase huele a huída para tapar las corruptelas.

Es urgente que haya unión, que haya un buen trabajo jurídico y que se consiga mucha dignidad, así como una reconsideración sobre los aspectos económicos que están lastrando la asistencia de público a las plazas. Me temo que esta reunión del 28 es un brindis al sol. Al tiempo.
La foto es de un toro lidiado este año en una plaza de Andalucía en una corrida con figuras.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

13 septiembre, 2010

Paula, tan genial como desagradecido

Rafael de Paula ha hablado en las páginas de ABC en una buena entrevista de Fernando Carrasco. La entrevista es una delicia para guardar en las hemerotecas, como otras anteriores al mismo personaje. Recuerdo ahora una de Joaquín Vidal, bastante buena, así como otra que yo mismo le hice (perdón por la inmodestia) en 1987 después del triunfo en Madrid con el toro de Martínez Benavides. El éxito de una entrevista con Paula es que la conceda. Una vez establecida la cita, basta grabar lo que dice el torero, porque siempre suelta curiosas perlas por su boca. No es un personaje fácil. Concede pocas entrevistas. Se ha llegado a escribir un libro sobre su vida y su tauromaquia sin que el autor haya podido hablar con el jerezano.

En esta entrevista de Carrasco, que espero que no sea la última que se le hace, hay varios puntos que merecen un análisis. Algunas frases son geniales, como esa de que “yo he tenido el toreo en mis manos en dos ocasiones, y se me ha ido. Por eso no soy nadie. Y eso es imperdonable. Para un profesional es un fracaso”. Y esta otra: “he estado a merced de los toros, no porque no supiera, sino por mis rodillas. Yo tengo más valor que El Espartero. Pero desde 1971, que estoy operado de las rodillas… ahí se acabó mi vida”. Realmente muy emotivo. Ya en las entrevistas citadas se expresaba de manera parecida, aunque en la le hice en 1987, la esperanza de remontar su carrera taurina estaba muy presente.

Deja una relación de toreros como pilares de la Fiesta. Creo que todos los aficionados estarán de acuerdo en esa relación con los matices lógicos personales. Siempre habrá quien quite a alguno de la lista para incluir a otro. Y también creo que es mayoritaria la impresión actual sobre la supremacía como torero de Gallito. Ahora, al cabo del tiempo, ya entiendo los motivos por los que mi padre, nacido en 1887 y que llegó a ver a Guerrita en los ruedos y también alcanzó a ver a Antonio Ordóñez y a Curro Romero, siempre me decía que el mejor de todos había sido Joselito, por encima de un genio como Belmonte.

Sin embargo, todo no podía ser perfecto. En esta entrevista hay unas frases que destilan una cierta amargura y una notable injusticia. Me sabe mal que Paula en este momento de su vida minusvalore y casi llegue al desprecio para la figura de Morante. Es injusto y también falso lo que dice de Morante. No dice nada, y eso es lo grave. Dice el gitano, “en los escasos seis meses que estuve con él he hablado de toros, de vacas, de toreros, de toreras; de lo divino y humano. Y ya está. Y le deseo a Morante, de todo corazón, lo mejor”. ¿Ya está? Tengo grabadas las palabras de Paula el día de su presentación como apoderado de Morante. Ese día opinaba sobre la grandiosidad del torero, “el único que ahora mismo es capaz de llevarme a una plaza de toros”. Son palabras textuales. Está bien que sea partidario de Tomás, porque ambos son toreros compatibles, pero esas palabras son de un desagradecimiento tremendo, porque lo que no debe olvidar Paula es que gracias a Morante ganó un dinero en el tiempo que lo apoderó. A Morante le sobraban personas para llevar su carrera. Por generosidad para un hombre necesitado de dinero y de prestigio, accedió a darle su carrera. No estuvieron más tiempo juntos porque Paula era un desastre como apoderado. Y cuando hubo que torear un festival en Madrid a su beneficio, ahí estuvo el de La Puebla. Es inmoral despacharlo con esas palabras, que contradicen lo que declaró en su día, por puro despecho. A veces, ocurre que es verdad que para ser torero no basta con ser genial en las formas, sino que hay que ser muy hombre, algo que falla muchas veces, como puede comprobarse.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

08 septiembre, 2010

Plaza en Utrera, a pesar de los políticos


El señor Curro Guillén murió en la plaza de toros de Ronda. Allí mismo se encuentra enterrado, bajo el albero que engalana la plaza de piedra de los toreros machos. Curro Guillén era natural de Utrera, que es la cuna del toro bravo. La ciudad sevillana es un centro taurino de primer orden. No sólo es la patria del citado y mítico torero, y de algunos más, sino que en sus campos se forjó el toro bravo de nuestros días, debido al asiento en su término de las castas fundacionales de Vázquez, Vistahermosa y Cabrera. En Utrera han nacido toreros - matadores, banderilleros y picadores - que le han dado lustre a la Fiesta de los toros.

La antigua plaza del Arrecife, que databa de 1892, murió por desidia. La pude ver abandonada, casi derruida por el paso del tiempo y el desinterés. La pena ahogaba al buen aficionado que pudo ver en aquella plaza sin callejón algunos festejos inolvidables. Cerró, murió y desapareció allá por el año 1995. Utrera lloró su afición sin plaza, clamó por un nuevo coso, casi perdió las esperanzas de volver a presenciar corridas, pero el milagro ha llegado. El 8 de septiembre se ha inaugurado un nuevo edificio de tipo multiusos que debe colmar las aspiraciones de los utreranos. Los niños de Utrera volverán a soñar con llegar a ser toreros, como Curro Durán o Luis Vilches, sus mejores ejemplos de la modernidad.

Si el 8 de septiembre ha sido una fecha para historia de la ciudad sevillana, es gracias a los propios aficionados de Utrera. Su permanente ejemplo de constancia para solicitar la nueva plaza ha tenido premio. Sin la labor callada pero insistente de muchos aficionados de Utrera, esta plaza nunca hubiera alzado sus tendidos. Nadie, salvo la afición, puede colocarse una medalla, pero mucho menos los políticos. Bueno, hay que darle el sitio a Pepe Dorado, que se fue del Ayuntamiento y apenas pudo poner la primera piedra de la maravillosa realidad de nuestros días. Después, años y años reaclamando al actual alcalde mayor celeridad para encontrar sólo las evasivas y la falta de compromiso. Enhorabuena a la afición de Utrera. Ahora, con la plaza en marcha, hay que seguir fomentando la afición. Por ejemplo, ¿por qué no un museo taurino en una ciudad tan torera? En Utrera hay suficientes motivos para abrir un Museo Taurino que muestre al mundo quién es la ciudad en el toreo.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

31 agosto, 2010

Los casos de Málaga y Almería

Finalizado el periplo por Málaga y Almería (en http://www.sevillatoro.com/ están todas las crónicas de ambas ferias), se impone la vuelta a la normalidad y volver a cuidar el blog. Sin embargo, hay que hacer un análisis de algunos aspectos de estos dos ciclos que me parecen fundamentales.

Con relación a Málaga, leo que en Bilbao se han corrido reses rechazas en La Malagueta. Y se dice de una forma que quieren expresar que en Málaga se han equivocado los veterinarios. Los veterinarios se pueden equivocar, como todos, pero hay que ser respetuosos y serios. El toro que ha salido en Málaga, salvo algunos de Juan Pedro Domecq y los de Jandilla, ha sido de plaza de primera, ni más ni menos. Los de las citadas ganaderías eran novillos de presencia. Y, según muchas informaciones, en Bilbao se han lidiado reses impropias de la categoría de la plaza. En conclusión, que Málaga es de primera y debe serlo con todas las consecuencias. En mi caso, me importa un pimiento que en Bilbao admitan astados rechazados en Málaga. Allá ellos. Pido a los facultativos malagueños un criterio uniforme para todas las ganaderías y para todos los toreros.

Diferente es que Málaga deba ser de primera. No tiene categoría de primera, porque además de las cuestiones administrativas, lo que confiere la categoría son la autoridad y el público. La autoridad lo está intentando a su forma. El público es de segunda. Y mientras quienes se sientan en los tendidos no se comporten con el respeto y la seriedad de una plaza de primer nivel, siempre será una plaza de segunda. Y será de segunda mientras tenga una banda de pitorreo que toca por tres pases malos. Y de la empresa, pues ya se ha dicho hasta la saciedad que no es consciente de la categoría del coso. Los ganaderos de postín no respetan a la empresa y así pasa lo que pasa.

En Almería hay una empresa consolidada y profesional. Que nadie olvide que las empresas son sociedades que tiene como objetivo ofrecer servicios de calidad para ganar dinero. La empresa Chopera ha reaccionado este año y ha subido el nivel del toro. Por hechuras y volumen, toros de primera, que sólo por su mayor comodidad de pitones se lidian en una de segunda. Luego, el toro sale bueno o malo. La Feria de Almería, salvo en la corrida de El Fandi, ha tenido reses de presentación impecable. Han sido divisas de calidad, como El Ventorrillo, El Pilar, Victoriano del Río y el Tajo y La Reina. Se han lidiado completas. El toro peor presentado fue uno de Matilla que mató El Fandi en quinto lugar, el toro del apagón.

Por tanto, Málaga necesita una empresa profesional y un cambio radical de mentalidad del público, algo lento y complicado. Tal vez una plaza del litoral no pueda ser de primera porque el público va a un tipo de fiesta de pura diversión sin buscar emociones. Entre la empresa, que debe ser profesional, solvente y respetada, y la autoridad pueden cambiar el signo en el futuro, pero ese tipo de públicos que sólo quiere orejas no es fácil de reeducar. En Almería, por el contrario, Óscar Chopera ha entendido que hay que volver a presentar un toro serio. Lo ha hecho y esperemos que siga así, porque en poco la feria tendrá de nuevo el respeto de los aficionados.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

19 agosto, 2010

La Malagueta, una plaza a la deriva

En vista de lo ocurrido, ahora no se entiende bien por qué se suspendió la primera corrida de la Feria de Málaga. Es imposible que los de Rivera de Campocerrado fueran más chicos que los de Jandilla y Vegahermosa. El mismo equipo gubernativo rechaza la de los modestos y aprueba la de las figuras. El empresario clama que quine ha suspendido la corrida ha sido él porque está hasta el gorro de imposiciones. ¿A qué es verdad la maldad que circula por Málaga sobre la connivencia entre la empresa y la autoridad para la suspensión?

La Malagueta ha perdido el norte. Ni se sabe qué toro debe ser lidiado ni hay criterio para la concesión de orejas. Respecto al toro, algo hay claro. Los de Jandilla, sólo cuernos y nada más, no pueden ser aceptados como toros de primera. El sexto no sale ni en las novilladas de plazas de segunda con alguna seriedad.

El público no sabe de toros. Protesta cuando se cansa, como ocurrió el miércoles con el citado sexto, que forzó que un grupo gritara que no es plaza de primera, que es de tercera. Pero, en general, nadie dice nada.

La mayoría de orejas no tienen el respaldo de actuaciones de categoría. El palco, que transige en los corrales, no quiere problemas. En lugar de señalar el camino para que La Malagueta tenga un sello y que nadie se asombre cuando se niegan orejas, los presidentes, tanto ella como él, sacan los pañuelos y se quedan tan panchos. Muchas primeras orejas se conceden con peticiones mínimas por debajo de la media; lo de las segundas ya indica que estos presidentes no saben lo que debe ser una labor completa de dos orejas en una plaza de primera.

Todo ello en un ambiente de conformismo generalizado incluso por parte de los informadores locales, que se dedican a contar pero que suelen opinar, salvo los que escriben en Internet, para intentar darle a la Fiesta un nivel superior en Málaga. Con todo esto, ¿para qué quiere Málaga ser de primera? Así, será de primera en cuestiones administrativas, la realidad es que sigue siendo de segunda y de las del furgón de cola.
Lamejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

14 agosto, 2010

Sin toros por la cabezonería del empesario

La suspensión de la primera corrida de la Feria de Málaga no coge de sorpresa a quienes llevamos ya algunos años asistiendo a este ciclo. La subida de La Malagueta a la categoría de plaza de primera no ha sido entendida por quienes deben velar por la integridad de los espectáculos que en ella se celebran. El toro ha sido la asignatura pendiente de la empresa actual, que ha naufragado año tras año. Que se haya llegado a una suspensión era algo previsible, aunque en este caso hay matices que deben ser analizados.

Los veterinarios rechazaron un lote de toros de Rivera de Campocerrado. No hay nada que objetar. Son facultativos acreditados en el toro de lidia y su criterio debe ser respetado. Los expertos deben tener libertad a la hora de tomar decisiones. En este caso, la presidenta, Ana María Romero, ha respetado de forma escrupulosa y acertada el criterio de sus veterinarios, algo que en otras ocasiones ella misma, y otros compañeros de palco, no han hecho de la misma forma, amparada en la posibilidad que le da el Reglamento de tener la última palabra. Ahora merece el aplauso por algo que no ha hecho anteriormente. No vale atacar a los veterinarios ni presentar las fotos de los toros rechazados. Son especialistas y deben tener la consideración de todos.

La actitud de la empresa es incomprensible. Se puede admitir el enfado ante la situación, pero la obligación de una empresa es ofrecer el espectáculo siempre, porque la afición y la ciudad son prioritarias y no se les puede ocasionar semejante daño por un enfado o una actitud de soberbia persistente. El rechazo de los toros es una posibilidad que siempre debe ser tenida en cuanta, les pasa a todos los empresarios, pero se buscan otros toros y se dan las corridas, todo antes que llegar a una suspensión por una pertinaz cabezonería.

La imagen de Málaga con esta suspensión queda malparada. Ha sido noticia negativa en todo el mundo porque la empresa se ha enroscado y no ha querido presentar más toros, cuando en cien kilómetros a la redonda hay toros de sobra. Los empresarios están para dar corridas, como siempre ocurrió con los clásicos de toda la vida. Esta empresa se apunta un dato nada gratificante. Ha sido la primera que ha dejado sin toros a Málaga en un día de Feria. Nota negativa en un expediente por cabezonería. Ser empresario de toros es algo muy serio.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

12 agosto, 2010

En Cultura o en Interior, pero con dignidad

No me apetece entrar en el debate sobre si los toros deben estar en Cultura o en Interior. Creo que la tauromaquia es cultura por todos los lados que se la mire. Creo que los toreros son artistas. Pienso que estar en Cultura no es contradictorio con el mantenimiento de unas normas destinadas a presentar un espectáculo puro y sin artimañas. Se puede estar en Cultura y seguir bajo las directrices de una normativa que vigile el cumplimiento de unas premisas necesarias para acreditar una Fiesta grande y pura. Es decir, hace falta una norma, ley o Reglamento que garantice la integridad de todos los procedimientos que anteceden, ocurren y siguen a la corrida de toros.

El debate actual es bueno. Creo que es necesario acudir al Tribunal Constitucional, sólo me pregunto quién dará el paso. También la declaración de Bien de Interés Cultural es un paso importante para conseguir una defensa futura ante nuevos intentos de eliminar el toreo de otras comunidades. Todo eso está bien. Es bueno que los toreros se reúnan y quieran hablar con la ministra de Cultura (aunque ello suponga un duro varapalo para la Mesa del Toro, al tiempo que deja claro la división existente entre las dos asociaciones de toreros existentes).

Todo esto es fundamental, pero hay algo que parece que los taurinos no comprenden. Además de estas acciones, es preciso lavar la cara de la fiesta para evitar espectáculos denigrantes que dejan en mal lugar a quienes, con pureza de sentimientos y buenas intenciones, defienden la autogestión de la propia fiesta.

El pasado domingo los taurinos dieron una penosa imagen en El Puerto. En definitiva, se trataba de lidiar una miserable corrida de Zalduendo, absolutamente impropia del coso portuense. Y la guerra de los corrales fue sólo un pulso para meter reses menos ofensivas. Como la autoridad se mostró inflexible, al final no tuvieron más remedio que torear. Así no se puede aspirar a dirigir la Fiesta, porque si en Interior ocurren estas cosas, ¿qué puede suceder sin la tutela de una autoridad competente? De manera graciosa se habla de los caprichos de los guardias de la porra. No digo que no haya alguno que se exceda o se comporte con chulería, pero estoy convencido, porque los conozco, de que algunas actitudes de determinados taurinos son también repulsivas.

Ese mismo día la televisión de Andalucía mostró el indulto absurdo de un toro. Fue otro golpe de mano contra la credibilidad del toreo. En una crónica de Huesca de la corrida del miércoles 11 de agosto publicada en ABC, Ángel González Abad se indigna ante la indecorosa presencia de los toros de Zalduendo, la actitud escasamente comprometida de la terna y llega a la conclusión, con verdadero acierto, de que los hombres del toro tienen dos caminos: o el del todo vale, o el de ofrecer una imagen seria del segundo espectáculo de masas de España. Es decir, dice el cronista que está bien luchar por estar en Cultura, por pedir libertad para que haya toros en todas partes, por reclamar la mayor ayuda a la Fiesta, pero que los protagonistas tienen que implicarse para ofrecer una corrida más completa y no ofrecer tantas tardes una imagen de nulo compromiso con su profesión. Antes que pedir, o al mismo tiempo, el toreo tiene que mejorar muchas asignaturas pendientes que están dañando la impresión que se tiene de sus protagonistas.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

05 agosto, 2010

Dejemos al Rey en paz

Entre tantas idas y venidas tras la abolición catalana producto de una saña feroz contra los símbolos de España, me quedo anonadado con unas declaraciones de algunos toreros muy importantes para reclamar que el Rey salga a la palestra y se manifieste públicamente sobre el tema. No soy monárquico, por tanto lo que viene a continuación no está impregnado de un fervor especial por la corona.

En la familia real hay una buena aficionada: la infanta Elena. Su imagen vestida con un terno de reminiscencias taurinas hace muy poco tiempo fue un alegato apabullante a favor de la fiesta. Luego, el Rey Juan Carlos parece que es algo aficionado, aunque no mucho. El resto de la familia ni le gustan las corridas ni las entienden.

Además de la llamada de atención de la Infanta, con su presencia permanente en los toros y su vestido, el Rey se ha manifestado como defensor, como dejó claro en la Maestranza de Sevilla con su famoso, “por supuesto”, cuando se le preguntó si su presencia en el acto era para reafirmar el apoyo de la corona a la tauromaquia.

El Rey no puede estar permanentemente saliendo a la palestra para opinar de todos los asuntos que acontecen en España. Es como si ahora le pidiéramos que opinara sobre la ley del aborto, la huelga de controladores o la crisis socialista en la Federación de Madrid. En su momento salió al ruedo y ya sabemos lo que piensa. Su papel no es opinar sobre todo lo que pasa en España.

Y mucho más doloroso es tener que hablar de los toreros retirados que le han señalado con el dedo. Me produce una enorme decepción lo de Paco Camino. Dice el de Camas: “Encima de que están comiendo la sopa boba, la Casa Real no se moja”. Para seguir con otra perla: “Efectivamente, la Familia Real debería haberse mojado algo, no se moja ni el labio. El pan y la panceta, todo para ellos”. Estas palabras encierran una evidente animadversión a la corona, en el trasfondo hay un rencor no disimulado y es algo que debería haberse guardado. Camino ha pinchado en hueso, cosa rara en tan buen matador.

Paso del Capea, pero lo de Joselito es la leche. Un torero que ha presumido de republicano no debe hablar del rey, menos para ser injusto, porque hay que recordarle que sí se ha expresado sobre su apoyo a los toros. Lejos de polémicas, tres maestros retirados han hecho el ridículo con sus manifestaciones. Ahora resulta que el Rey tiene convocar una rueda de prensa semanal para dejar su opinión sobre todos los problemas de España. Es el colmo de la tontería. Trabajemos para engrandecer al toreo y dejemos al Rey en paz.
La mejor in formación taurina en http://www.sevillatoro.com

28 julio, 2010

El toreo, chivo expiatorio de unos amargados

Todo se ha consumado. No hay motivos para rasgarse las vestiduras. Ha ocurrido lo que estaba anunciado. Como demócrata, me parece genial que a un Parlamento llegue una Iniciativa Libre Popular (ILP); incluso asumo que se admita a trámite para su votación. Lo que ya es inadmisible es que un grupo de políticos aprovechen la ILP para votar a favor de sus intereses particulares. Se ha dicho, y hay que repetirlo, por mucho que algunos de los abolicionistas digan lo contrario, que se ha votado contra España, contra su símbolo cultural más significativo. Es un ataque directo a España que retrata a los políticos nacionalistas catalanes. Han debilitado su territorio, que ahora es menos culto, pero sobre todo han demostrado que su concepto de la libertad es nulo. Las caretas se han quitado. La guerra está abierta. Cataluña odia a España y suprime los toros. Y España, y la Fiesta, no pueden permanecer con los brazos cruzados.

A este estado de cosas hemos llegado porque la fiesta se ha encontrado abandonada a nivel central por parte de los políticos en el poder, en concreto por los socialistas que manda el señor Zapatero. Y hay que decirlo muy alto. El abandono sufrido por los toros por parte del gobierno central ha sido muy grande. Los socialistas tienen una importante cuota de responsabilidad en lo que ha ocurrido.

De los nacionalistas, ¿qué puede añadirse a estas alturas? ¿Hay algo menos democrático que el discurso de Carold Rovira?, aquél individuo que tuvo la feliz idea de ponerse una corona de espinas. Pero a este tipo ya se le conocía. Más repugnancia produce Artur Mas y toda su cohorte. Este asunto de los toros ha sido una excusa para poner sobre el tapete un problema más intenso. A Cataluña se le están haciendo concesiones inadmisibles que ponen en peligro la unidad de España. Cataluña es una isla vetada para los españoles, que no pueden trabajar en su territorio, ni vivir de forma normal, si no dominan el catalán. Sólo ese pequeño detalle de prohibir que unos chavales pudieran ver la final del mundial es bastante significativa de cómo andan las cosas. Estamos ante una provocación permanente de Cataluña que ha consentido el gobierno de Zapatero. O se frena toda esta algarabía, o vamos al caos del enfrentamiento definitivo entre Cataluña y el resto de España. La fractura social está a la vuelta de la esquina. El germen de la intolerancia se ha alimentado. El odio ha crecido un poco más por ambos lados.

Esto es lo que hay. Cataluña se ha empobrecido y se ha deprimido culturalmente. Es verdad que la fiesta allí estaba de capa caída. Lo que indigna son las formas. ¿El futuro? Creo que es una decisión anticonstitucional y allí habrá que acudir. La Fiesta debe crecer y debe protegerse para evitar otras situaciones parecidas. La Fiesta debe mejorar para que sea más atractiva. Hoy es un día para el lamento, pero no sólo por la fiesta en Cataluña, sino también porque un grupo de políticos han dado un paso adelante para levantar más barreras y sembrar nuevos odios. El toreo ha sido la ocasión perfecta para enfrentarse a España y un grupo de amargados han logrado una pequeña victoria, aunque pienso que esta guerra no ha finalizado. ¿Independencia? Vale. Adiós muy buenas, pero dejen de joder señores.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

Desprecio a los incultos: hablemos de toros

Quiero pasar página de atropellos de incultos e ignorantes enfurecidos contra los símbolos de la única nación posible, España. Y al pasar página, reclamo a todos los implicados que el toro salga al ruedo íntegro y bravo; pido a los toreros, valor y arte para dignificar la lidia; y a quienes no se ponen delante, pero son capaces de influir mucho, que no molesten y que se tapen. La Fiesta es muy grande. No hacen falta salvadores. Sobran presumidos y gentes de paso. Sólo requiere un toro de verdad y un buen torero. Que siga la Fiesta en paz.

Y hablemos de toros. El pasado domingo se lidió en El Puerto una corrida de toros de verdad con el hierro de Buenavista. Es cierto que hubo un predominio de la mansedumbre, pero también es verdad que la presencia fue impecable y que el comportamiento de los astados le dio a la corrida un aire de seriedad de la que carecen muchas otras que tenemos que soportar diariamente en los ruedos. El domingo fue imposible comer pipas en el tendido.

Solapado por la noticia desagradable del percance de Macías, la importancia del lote de reses de Clotilde Calvo quedó en segundo plano, lo mismo que el triunfo de Oliva Soto. El torero de Camas ha toreado tres festejos después de su paso por Sevilla y ya se nota su mayor oficio, lo que unido a su indudable calidad le convierte es un torero para seguir en sus próximas actuaciones.

Esta corrida de El Puerto fue para aficionados. Por desgracia, sólo un tercio de plaza. Llegarán los nombres a la Real Plaza y se llenará en tardes de tronío. Han pasado toros de respeto y hombres toreros y no ha asistido casi nadie. Mientras no cambiemos estos comportamientos, mal nos irá en el futuro.
Foto: Álvaro Pastor (tercer toro de Buenavista).
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

Invierno

El invierno del toreo debería ser tiempo de análisis y reflexión. Al aficionado, y también a los profesionales, le encantaría que surgi...