12 mayo, 2011

Dejando aparcado el indulto

Todavía colea el indulto de Sevilla. Ha ganado la impresión de que, aunque el toro no reunía todas las virtudes necesarias para ser completo, fue un toro de lo mejor que puede hoy lidiarse, lo que junto a una faena excelsa de Manzanares lograron convertir la Maestranza en un escenario mágico, en el cual la inmensa mayoría de los presentes estaban extasiados ante la maravillosa conjunción del toro y el torero. Esto es así. En la plaza había una aparente mayoría de personas partidarias del indulto. El presidente lo concedió acertadamente. Primero porque era un gran toro; segundo, porque si se niega se podría haber generado un conflicto en el coso, algo que no era conveniente.
Este indulto tiene otras connotaciones de oportunidad. Es un buen momento para el indulto en Sevilla. Igual que este año o el que viene sería bueno que tal cosa ocurriera en Madrid. Y seguro que pasará para que rasguen las vestiduras quienes piensan que ello supone la pérdida de prestigio de la plaza.

Pasado este indulto se avecina una oleada de nuevos perdones de vida para los toros. En multitud de plazas se van a forzar indultos. Y eso es algo que puede restar credibilidad al asunto. Si ahora se indulta un toro en cada feria, esto se convertirá en un pitorreo que será el hazmerreír de todos. Hoy mismo, en Jerez Fermín Bohórquez ha querido forzar el indulto de un toro de rejones, algo que no está contemplado en el Reglamento de Andalucía, que deja bien claro que ello solo de puede admitir en corridas de toros o novilladas picadas.

Quiero insistir en que el indulto ha suscitado muchas opiniones, algunas muy controvertidas. Ya dije que se ha pretendido minimizar la importancia del toro con frases como que se fue suelto del primer puyazo, que se banderilleó en el sol o que se quiso rajar el algún momento. Son verdades a medias. Y lo más desternillante es que se ha llegado a decir que fue un toro del montón. Alguno, pero eso ya es anecdótico, ha dicho que fue manso.

El balance de la Feria de Sevilla está hecho. Lo pueden leer en www.sevillatoro.com. Guste o no, esta Feria quedará ya para los restos marcada como la del indulto. Y ello me parece bien. La genial obra de Manzanares no se podría haber hecho sin un toro genial. Y ese toro, posiblemente sin llegar a ser perfecto, fue Arrojado. Por tanto, quede ya el indulto aparcado. Vamos a centrarnos en Jerez y, de reojo, en Madrid. Y quiero insistir en que la proliferación de indultos sería una mala noticia para el toreo. Ojalá hubiera un toro de indulto en todas las ferias. Lo de Sevilla fue un encuentro especial, mágico, irrepetible, que se saldó con el clamor para Manzanares y la vida para Arrojado. Tampoco hay que llorar porque se haya indultado un toro en Sevilla.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

4 comentarios:

  1. ojala se indulte en Madrid, pero que sea con razon, con trapio, 3 entradas al caballo y toreando en la boca de riego!!los aficionados seriamos muy felices si esto pasara.

    Si pasa de otra manera, se perdera aficion y se ganara en verguenza hacia la primera plaza del mundo!!

    ResponderEliminar
  2. siempre la misma disculpa para no admitir la equivocacion,"se puede producir un altercado publico",
    ya esta bien,estamos en el siglo XXI.

    el cortinar

    ResponderEliminar
  3. Toro solamente excelente en la muleta. Me ratifico que ARROJADO en capa, varas y banderillas fue un toro del montón como los que se lidian muchas tardes. Es más en las dos varas, aunque acudió al caballo, fueron simuladas, como casi todas las tardes de la feria.
    Lo desternillante son las opiniones veletas que dependen de como soplen los vientos taurinos.
    Anteponer la sinrazón para evitar un supuesto conflicto en la plaza supone que en cualquier orden de la vida se podría conculcar la ley si ello conllevara males mayores.
    No es cierto que vengan oleadas de indultos. Lo cierto es que ya estaban produciendo todo tipo de tropelías con los indultos y ahora una vez conquistada para la causa del medio toro, Sevilla, solo quedan las plazas de Madrid, Pamplona y Bilbao, pero no les queda mucho. Están a punto de ser "conquistada" para la causa del medio toro que impuso Juan Pedro

    ResponderEliminar
  4. El toro, Don Diego, es bravo o es manso. Y arrojado buen un toro bravo, con además, una clase y un ritmo excepcional. Aunque entiendo la discusión sobre el indulto, y además, me parece muy bien.

    Siempre he huido de los comentarios catastrofista, y no creo que el toro que sale en Madrid, Bilbao, y menos del de Pamplona sea el ejemplo de lo que debe ser un toro. Así nos va. La pregunta es, ¿Cómo le iba mejor a la Fiesta, con el toro de los años 60 que salía en Las Ventas o ahora?. Estoy viendo el previo de ayer en las Ventas, sale al alternativa de El Viti en Madrid, con Diego Puerta y Gregorio Sánchez. Los 3 a hombros en Madrid. Y la gente feliz. Pero claro, ésos toros no valían ni para Jerez.

    Si algo hace bien a la Fiesta, son toros como Arrojado, toreros como Manzanares, o tardes como las de ayer en Jerez. Ése ambiente taurino, ésos toreros arrancados, ésos toros embistiendo....Porque la gente, lo que quiere es ver torear.

    ResponderEliminar

¿Hay relevo?

Cuando ya la temporada está viendo la puerta de salida se me ha ocurrido mirar el escalafón de los matadores. El de novilleros lo haré ...