07 agosto, 2012

Los mano a mano de Huelva

De los dos festejos mano a mano de Huelva se pueden sacar algunas conclusiones interesantes. No me gusta, como norma, que los toreros elijan los toros que van a lidiar. La fiesta debe mantener sus ritos, entre ellos el del sorteo de una corrida de la misma ganadería. A pesar de que no me gusta, el hecho de que los toreros vayan con sus toros nos marca de antemano la disposición de cada uno de ellos. En Huelva, los toros que lidió José Tomás estuvieron bien presentados, incluso por encima de la media de esa plaza. Los de Morante bajaron mucho, sobre todo el de Juan Pedro y el de Zalduendo. Es decir, que Tomás cuidó el toro para que nadie pudiera achacarle comodidad. Y Morante no lo hizo. Ello, al margen del juego de cada astado, lo que es imprevisible. El de Galapagar ya le ganó la partida  de antemano al enfrentarse a toros serios.

El desarrollo del primer mano a mano nos mostró a José Tomás en perfecto estado físico y torero. En la gran faena al toro de Jandilla supo dominar una embestida codiciosa con un alto sentido de la estética. Estuvo siempre por encima de sus reses. Cometió algunos errores con el capote, como un espantoso quite por tafalleras y el detalle absurdo de instrumentar chicuelinas después del recital de Morante por el mismo palo. Nadie le echó cuenta.

Morante estuvo enorme con el capote, algo que ya es la norma. Ninguno de sus toros le ayudó lo más mínimo. Hizo un soberano esfuerzo en el sexto para subirse al carro del triunfo con Tomás. A esa corrida le faltó la foto final: los dos toreros a hombros. A Morante bien le pudieron dar las dos del toro de Juan Pedro. Total, se las dieron a Tomás después de un pinchazo y un mandoble en los bajos.

No hubo verdadera competencia en ningún momento. Ambos toreros se saludaron al comienzo y ya no se miraron. La rivalidad estuvo en el tendido entre los partidarios de uno y otro.

El segundo mano a mano fue un gran espectáculo con una corrida de presentación muy justa y de pobre juego, salvo el tercero y el cuarto. Es curioso que se le haya dado un premio a Cuvillo por esa corrida tan desigual y con un toro malísimo como el primero, de los más malos que uno ha visto este año.

Este segundo festejo fue muy emotivo y entretenido gracias a El Juli. El madrileño salió a barrer a su amigo Talavante y a borrar la huella de la corrida del día anterior. Estuvo cumbre con el marrajo, cuajó al tercero y exprimió al máximo al quinto. Lo mejor de El Juli es que desmontó esa teoría que circula por ahí de que en estos festejos de un solo puyazo no puede haber tercios de quites. El Juli invitó a Talavante a hacer un quite sin necesidad de que el toro hubiera tomado un segundo puyazo. Talavante repitió el detalle en el siguiente toro. Igual se puede hablar de las banderillas. El sentido del espectáculo de este torero lo puso a contribución de la grandiosidad de la tarde.

Como remate, Talavante, que estuvo francamente mal en los quites, realizó un toreo de templanza, sitio y fantasía. Da gusto verlo torear. Aunque hubo brindis y complicidad, ambos toreros llenaron de contenido la tarde en un festejo de intensidad mantenida.

Para acabar, una nota sobre los premios. Le han dado a El juli el de la estocada. Es muy efectivo, pero su estilo estoqueador es muy poco puro. Además, se ha acostumbrado a matar muy trasero. El toro tarda algo más pero acaba doblando. Se ha premiado al tercero de Cuvillo como mejor toro de la feria. No me perece lógico que a un toro que acabó rajado en tablas se le conceda un premio. Malo es que el presidente sacara el pañuelo azul, es un hombre sin ningún criterio que sube al palco para sacar la corrida sin molestar a nadie, pero que unos aficionados premien a un toro rajado es algo inconcebible. Como apunte final, es preciso felicitar a la empresa por el ciclo organizado, que ha logrado que Huelva fuera la capital mundial del torero durante sus Colombinas de 2012.  
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

1 comentario:

  1. No hacía falta Sorteo señores. Nueva tomadura de pelo:
    Se presentan documentaciones como para seis festejos de un toro cada una, y de ahí un sobrero para cada festejo y toro.
    Se ha burlado el Reglamento, se ha burlado al aficionado y se ha hecho burla y mofa de la Integridad de la Fiesta.
    Espero la respuesta de los Talibanes, porque la de los culpables y parte actora, al hacerse los chaladillos, no es de esperar.

    El Chacho

    ResponderEliminar

Algeciras

El coso de Las Palomas de Algeciras tiene solera, tradición y afición. Así lo puedo atestiguar después de más treinta años asistiendo a...