11 marzo, 2013

Cromos repetidos

Hay cierta euforia porque aparecen novilleros interesantes en el panorama taurino nacional. No seré quien niegue lo contrario. Sin embargo, hay algo que me preocupa desde hace tiempo, y que he confirmado en Olivenza y en las dos novilladas de Valencia. Es verdad que hay novilleros con ganas, pero también es cierto que se observa una alarmante falta de personalidad en los mismos. Son todos iguales. Todos hacen las mismas cosas.
 
No he visto a ninguno de los nuevos torear a la verónica con calidad. He visto, por el contrario, infinidad de tafalleras, chicuelinas de saldo, gaoneras y saltilleras. Y también otros quites en los que con el capote a la espalda estrellan al novillo contra la tela porque no han aprendido a manejar el percal. Un verdadero horror.
 
Veo que muchos comienzan las faenas en el centro con pases cambiados por la espalda, que todos descargan la suerte, que buscan con afán el parón final, que prodigan los circulares como punto de mayor interés de labores mecánicas, que torean encorvados y sin relajación, y que acaban de forma rutinaria con manoletinas o bernadinas. Es curioso que acaban con estos muletazos de adorno sin que les importe si antes han brillado en el toreo fundamental. No hay nada más ridículo que un torero dando manoletinas cuando ante no ha dibujado ni un natural aceptable. Se aprecia en todos una técnica depurada, de forma que en su segunda o tercera novillada con picadores ya parecen matadores de toros. No hay frescura ni improvisación; todo está calculado y premeditado. Mientras, los públicos asisten a sus faenas como un silencio expectante sin que haya nada que les suscite el clamor. Sólo en los pases de pecho el respetable parece despertar y aplaude.
 
De entre todos los novilleros actuales he seguido con interés las actuaciones del sevillano Lama de Góngora. Se salva de la monotonía imperante porque tiene un sello distinto. Es muy nuevo, necesita mejorar muchos aspectos de su tauromaquia, pero tiene un concepto diferente de lo que ahora mismo es la norma común de estos jóvenes  aspirantes, que parecen ya toreros formados pero que torean como máquinas programadas.
 
No tienen ellos la culpa. Los espejos en los que se miran hacen lo mismo. En las escuelas les han enseñado muchas cosas, pero también les han inculcado que hay que cortar las orejas como sea, porque de lo contrario no serán nadie en este complicado mundo del toro. Así están las cosas. Al final, la personalidad es la que debe triunfar. Por eso, aunque en algunos sectores he notado cierta frialdad ante el comienzo de Lama, la obligación de los que nos gusta el toreo es animarlo a seguir con sus principios de un torero de calidad y que se aleje de los patrones estereotipados que mantienen muchos de sus compañeros.   
Foto: Álvaro Pastor Torres
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

9 comentarios:

  1. Algunos se equivocan de apoderados . El camino de novillero es largo y duro y para ser buen torero hace falta algo mas que posturitas y borregos.El arte no se aprende .
    Luis

    ResponderEliminar
  2. Amigo Carlos, realmente crees que será bueno que los lleven a todas estas primeras ferias donde si no triunfan se terminarán estrellando??no caerán en la precipitación??creo que a esos sitios de tantisima responsabilidad hay que ir mas preparados, pues la responsabilidad les pesa de manera lógica y acusarán más la falta de experiencia. Espero y deseo que de todo esto saquemos algo positivo y salga al menos uno nuevo que nos ilusione. Y también creo y seguiré esperando a Paco Lama de Gongora

    ResponderEliminar
  3. De lo poco que he podido ver desde América de Lama de Góngora, creo que es un torero con sabor propio. Suscribo los comentarios hechos aquí.

    ResponderEliminar
  4. Pues en contra de todo lo que se ha dicho y escrito sobre Lama de Góngora, estoy en total desacuerdo, creo que este es uno más de esos toreritos que apunta ciertas maneras pero por lo que le vi en Valencia, este no tiene nada que hacer en esta profesión.
    Este es de esos alumnos que se cree aventajados por lo cantado por muchos y se ha pasado de velocidad, este lleva menos de un cuarto de hora en esto y se cree el más listo de la clase.

    Lo primero que tiene que ser, es humilde toreando, el otro día en Valencia el novillo salió abanto y este jovencito como si de una figura se tratara espero a que el novillo llegara, que si, que es lo que hay que hacer, pero muy pronto empezamos a imitar. Este torerito, y digo torerito porque todavía le falta mucho para ser torero, le observó buenas maneras, tiene gusto toreando, me gustaría que ese gusto no fuera de "espejo", pero también le observó ciertas vanidades para uno que está empezando, o tiene que cambiar mucho o este no come de esto.

    Reconozco que estoy siendo muy duro con el, pero es mi forma de llamar a las cosas por su nombre.

    Jesús Luque

    ResponderEliminar
  5. Donde estaba Gonzalo Caballero?
    y otra cosa, no se puede torear fuera de cacho,si con esa edad, el aficionado los deja torear asi, estos no llegan a ningun lado.

    ResponderEliminar
  6. Debo reconocer, que he tenido que leer varias veces el post, para intentar no quedarme con un sabor tan injusto al finalizar la lectura del mismo. Y creo que no lo he conseguido. Es decir, me quedo con un sabor de injusticia. Con un sabor de querer salvar al sevillano. De taparlo. De "echarle" un capotito de cara a la opinión del público. Porque evidentemente, al aficionado, no le hacen falta lecturas para tener una opinión propia de un torero, faena o comportamiento del toro.

    Habla usted del sello que tiene Lama de Góngora. Y leo, que se queja de la falta de personalidad, lo iguales que son, el resto de novilleros. Se queja usted Sr. Crivell de que pegan manoletinas sin ni siquiera haber pegado un natural.....

    El sello de un determinado torero, no debe tomarse como referencia en sus finales, en los adornos, en los detalles. Y menos, en un novillero. Porque hasta el momento, lo que hemos visto de Lama y tras lo cual, ha generado dudas, es en la ligazón de las series. Y no es que se deba de primar la ligazón solo y exclusivamente en el toreo, pero tampoco creo justo salvar o destacar a un determinado novillero simplemente por detalles.

    Yo, lo he visto en Olivenza y en Valencia. Y de Castellón, videos. Y solo puedo decir que variedad con el capote, nula. Solo sabe hacer chicuelinas. En Valencia y Olivenza, las repitió incluso en mas de dos ocasiones. (Mismo quite en sus novillos que en los quites de sus compañeros). Eso es normal? Evidentemente, no se le pide la variedad de Jose Miguel Arroyo Joselito. Pero algo mas de variedad, si. Se le exige.

    Ver pegar un trincherazo a Lama, gusta. Pero todavia, no le hemos visto ligar una serie cargando la suerte, que es de lo que usted se queja en los demás novilleros.

    Peca de torear siempre en linea recta. De dar los toques "pafuerita", nunca intenta rebozarse; cruzarse al pitón contrario, todavía no le hemos visto. Perfilero mas bien. Series largas? para nada. Cortitas.... de tres y el de pecho... pa fuera. Se hablan de otros novilleros de como que están verdes. Eso, la experiencia, lo corrige. Pero..... se empieza a pensar en mucha gente, el poco motor de Lama para tragar en las series. Y eso, no se corrige. O si, o no.

    Quedo impactado que no refleje los naturales que vio en Olivenza. No lo entiendo. Y digo en este post. Imagino que como esos naturales no tienen "sabor" sevillano..... pero esos naturales, los tiene o mejor dicho, debería de haberlos ensalzado. Porque en muy posible, que tan rotundos, tan importantes, no se vean en la temporada novilleril 2013.

    Por eso, no entiendo que en su trayectoria taurina Sr. Crivell, a estas alturas, este post, tenga que dejar un sabor de injusticia.

    Porque el tener sello, vale lo mismo que no tenerlo si no se tiene la raza, el valor o los cojones (con perdón) de dejar la muleta puesta, las zapatillas clavadas y tirar del novillo. Difícil? claro. Pero eso es lo que diferencia a unos, de otros. Hasta con sello y sin sello.

    Un pequeño ejemplo. ¿Que hicieron los dos novilleros primeros de Olivenza en sus primer novillo? A donde se fueron a esperarlos? Bingo!!! Sr. Crivell!! Bingo!! A portagayola!! Puedo suponer su contestación. Pero..... le "contrarespondo" a la suya. Morante tampoco es de portagayolas. Pero cuando hay tardes que incluso hay que ir mentalizado hasta en dejarse la vida (ojo!! frase de Antonio Ordóñez.... ojo!!!) pues eso, el valor o las portagayolas...... se pegan. Y punto.

    Por eso, no entiendo un post tan sevillano. Tan imposible de defender. Porque del sello, solo comen los de correos. Y si acaso.

    Gracias.

    Atentamente.

    José Álvarez.

    ResponderEliminar
  7. Lo que yo no entiendo es ese cúmulo de exigencias con un novillero que no hace un mes despachó su primera novillada con caballos. Ni esas feroces críticas. Uno de los comentaristas, tras presenciar la novillada de Valencia, incluso se atreve a pronosticar que Lama de Góngora no tiene nada que hacer en la profesión.

    Yo no le ví actuar sin picadores, pero presencié su debut en Olivenza y, aún viéndole verde y francamente mal con la espada, me produjo muy buena impresión. Contra gustos no hay nada escrito y a mí me gustó su forma de andar por la plaza y el corte de torero que se le adivina.

    Llegará o no llegará, depende de su valor y de la forma en que reaccione cuando reciba su primera cornada (y si no la recibe mejor), pero creo que deben dejar que el chico se placee, evolucione y desarrolle su personalidad y las evidentes condiciones que se le vislumbran.

    Realmente, la forma en que están tratando y exigiendo a un simple torero en agraz... me hace pensar que estamos ante un torero importante.

    ResponderEliminar
  8. Ojalá Garabito, estemos ante un torero importante, yo creo que NO.
    Usted dice "y a mí me gustó su forma de andar por la plaza y el corte de torero que se le adivina", este párrafo de su comentario lo dice todo Sr Garabito.

    De "andares por la plaza" no se hace un torero, y si ahora que no lleva nada en esto lo primero que va aprender en "andar con torerería" mal asunto. Dice usted también "y el corte de torero que se le adivina" ¿Y que es adivinar?...Conocer un hecho del futuro mediante el uso de la magia o de procedimientos que nada tienen que ver con la ciencia o la razón...Descubrir lo que no se sabe por conjeturas o sin fundamento lógico.

    Saludos

    Nacho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, Nacho, juzgar su forma de andar por la plaza y el corte de torero que le adivino es lo único que se me ocurre aventurar de un debutante con picadores al que nunca he visto.

      Lo que no entiendo son las terminantes CONCLUSIONES que otros lectores, en las mismas condiciones que yo, extraen de una única actuación.

      Llevo muchos años yendo a los toros y he visto toreros que han llegado a lo más alto tras unos inicios borrosos... y viceversa, toreros que se han ido al hoyo tras un esperanzador debut. Lama de Góngora llegará o se quedará en el camino, no lo sé, pero desde luego no es este el momento de emitir pronósticos.

      Eliminar

Panorama desolador

El verdadero drama sigue estando presente en las novilladas con picadores. Diría más, el drama que se acrecienta entre los novilleros e...