05 agosto, 2014

Despropósitos en Huelva

La novillada final de las Colombinas fue accidentada. Se produjeron en su desarrollo algunas circunstancias anormales que obligan a una reflexión. El quinto de Cayetano Muñoz fue un manso de carretas, como los que han salido siempre a las plazas de toros. En estos tiempos no es habitual ver a ese tipo de reses, de forma que los públicos no están acostumbrados a ellos. Si además, ese tipo de novillo cae en el lote del torero local, se explica que la plaza se levantara enfurecida. Pedía su devolución, lo que no procedía porque a los mansos no se les puede devolver a los corrales. Hubo insultos al presidente, que por una vez había estado en su sitio. Así las cosas, se decidió soltar al sobrero para aplacar a las masas. Un detalle antirreglamentario y que sienta un mal precedente. ¿Se lidiarán sobreros en Huelva siempre que una res sea muy mansa? ¿O ese privilegio solo quedará reservado cuando el manso le toque a un torero local? Si el manso lo sortea alguno de los compañeros de David de Miranda, puedo asegurar que no hay sobrero.

En este caso late sobre todo la tremenda falta de educación taurina que se ha instalado en las plazas. Hace 30 años nadie hubiera protestado al manso. Es más, uno de los alicientes que tenía la lidia era comprobar si un diestro estaba capacitado para ponerse delante de un manso. De ahí viene eso de que los mansos tienen su lidia. Pero estamos en otros tiempos y la incultura taurina es muy grande. Me acuso, en mis cortos medios, de ser uno de los culpables, aunque tienen más culpas los medios de comunicación que llevan años intentando inculcar que aquí lo importante es que el público se divierta, que no son capaces de llamar a las cosas por su nombre, que incitan a los indultos, que aprueban bajonazos como buenas estocadas, que intentan soslayar la realidad porque piensan que así están ayudando a la Fiesta. Y la masa que los escucha en radio y televisión, hace suyas las ideas y luego pasan cosas como las de Huelva.

La empresa y la autoridad han encontrado un resquicio para justificar que se vulnere el Reglamento con aquello de que lo consienten para evitar una alteración del orden público. A los públicos hay que educarlos, porque por desgracia sus conocimientos de la materia son escasos. No me gusta esgrimir el Reglamento como un articulado inflexible, pero mientras exista debe ser cumplido. Y si no sirva, que se elimine.

También se vulneró el Reglamento en la salida a hombros por la Puerta Grande de David de Miranda. Está perfectamente reglamentado que cuando se lidian tres reses hay que cortar tres orejas. Pienso que el manso quinto cuenta un animal lidiado, porque ya sería el colmo que se quisiera eliminar del festejo como si no hubiera salido a la plaza.

Y me apena escribir esto por dos motivos. De un lado por el gran aprecio que le tengo a Huelva; de otro, porque pienso que David de Miranda tiene los fundamentos para ser torero, aunque con el manso no estuvo a la altura de las circunstancias. Pero ello no puede obviar la necesidad de reflejar siempre lo que me parece necesario para que quienes me lean sepan mi opinión. A muchos no les gustará, pero ni se podía lidiar el sobrero ni debió salir por la Puerta Grande. Y todo tiene como base la pésima educación taurina de quienes acuden a las plazas, fomentada desde los canales públicos, y el un chauvinismo mal entendido. Y que conste que esto sucede en muchas más plazas, pero ocurrió en Huelva y debe quedar reflejado, aunque entiendo que todo esto no es más que un desahogo personal sin ninguna posibilidad de modificar el futuro.   
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.es

6 comentarios:

  1. Estoy muy de acuerdo con lo comentado aunque discrepo en algunos puntos:
    1. El reglamento sí es flexible ej. en el artículo 62 punto 1 habla claro que se puede devolver por conductas que impidieren el normal desarrollo de ésta. No todo es el punto 6.
    2. El año pasado El Juli con dos orejas en tres toros salío a hombros y nadie dijo nada, eso sí, la foto en toda la prensa.
    3. Si se considera manso no se puede cambiar con un par de banderillas. Solo se reduce por lluvia o piso impracticable ( articulo 56.1).......
    4. Hay otros temas tambien graves y ni se habla, ej el callejón parecía el pasillo de unos grandes almacenes en navidad y con gente asomada a tablas. El tirar al ruedo animales hasta cuatro veces en dos días sin respuesta por parte de la autoridad gubernativa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al punto número 1 hay que insistir en que un manso no se puede devolver. Lo dice expresamente el Reglamento. La mansedumbre no es una conducta que impida el desarrollo de la lidia. El año pasado denuncié lo de El Juli. Le pondré el enlace. Pero un error de un año no puede mantenerse para siempre. El palco no debió cambiarlo con un par, por supuesto, pero el palco de Huelva es absolutamente incompetente. Espero que lo sancionen y que no vuelva, aunque me temo que lo mantendrán. Y de acuerdo en lo del callejón, pero esto ya es común a todas las plazas. un saludo

      Eliminar
  2. En referencia a la falta de educación creo que no es solo en este campo sino en la sociedad en general. Todos somos culpables, evidentemente por los intereses personales pero algunos tienen mas culpa. El aficionado, QUE SOPORTA ESTO, viene soportando engaños, fraudes, año a año. y cada vez , salvo rara ocasión se abonan menos. Si deja la playa, acude a la plaza, se gasta 70 euros y le ofrecen un espectáculo pobre, las mismas ganaderias y mismos toreros en circuito , ensalzado al día siguiente con puertas grandes en la prensa, donde se anuncia la empresa, pues termina confundido. Si encima le obligamos a conocer reglamentos autonómicos y el nacional pues ya es el colmo. Ayer seguían hablando de banderillas negras aquí en Andalucia, los de las dos orejas y si hablamos del tiempo de los avisos pues la liamos. Por último, David de Miranda ,lleva meses por plazas de pueblos,incluyendo el valle del terror y con toda su ilusión acude a una plaza de segunda y se encuentra con el marrón. Otros han tenido mas suerte en su andar por la novillería acudiendo a plazas de primera a las primera de cambio. Suerte para todos pues hay sitio para cada uno. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. No sera esta critica que la veo normal, que quien hace este articulo es de sevilla y su torero si que no estuvo a la altura? Sera eso o sera que david estuvo or encima de su torero?

    ResponderEliminar
  4. Yo, sinceramente, no soy un aficionado experto, todo lo contrario, inexperto y empezando a aprender,, bien, dicho esto, el reglamento podrá decir lo que se quiera,,, pero, debe primar, por supuesto y de eso no le tiene que caber duda a naide, la vida de la persona,,, que ahí, en el ruedo, hay personas que se juegan la vida,, que muy bien, que naide le dice que se pongan delante,,, pero que se llame David o periquito el de los palotes,, sea en Huelva, Sevilla o Candón ( que creo que no tiene plaza,, ) eso no debe de consentirse por mucho que diga el reglamento de los cojones,,, que no, más, teniéndolo a huevo desde el minuto uno,, hasta yo, que ya digo que entiendo poco o nada, me dí cuenta de la cobardía del animal,,, visco, sobrero y a tomar por culo,,, que para eso están,,. pa mi que ese novillo, lo tendría que haber matao el Presidente,, y las banderillas,,, también se las tenía que haber puesto el Sr. Presidente,, por lo demás,, señoras y señores,,, como se dice en el argot taurino,,, la suerte está echada,,, no intentemos descubrir las américas,,, en este mundillo,,, naide da duros por pesetas,,, y cada uno tiene que caminar su camino,,,, suerte y al toro. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pues creo que aunque todos tiene cierta parte de razón, el que más acierta es precisamente EL COMENTARIO MÁS CORTO, y es que para dar en la diana no hace falta escribir mucho.

    ResponderEliminar

Algeciras

El coso de Las Palomas de Algeciras tiene solera, tradición y afición. Así lo puedo atestiguar después de más treinta años asistiendo a...