23 febrero, 2015

José Antonio Morante Camacho pincha en hueso

Morante se ha negado a torear en Sevilla por segundo año consecutivo. El pasado año lo hizo con cuatro compañeros. En esta ocasión del G-5 se ha pasado a G-4. Da igual. Si en 2014 podía tener alguna justificación – sería más que cuestionable si la tenía- es evidente que este año no tiene ningún argumento para explicar su ausencia.

Pidió que la empresa pidiera disculpas de forma pública. Así lo hicieron los empresarios. Manifestó que Sevilla se merecía otra oportunidad. Exigió que se entrara en contacto con Perera, El Juli, Talavante y Manzanares (éste ya había llegado a un acuerdo anterior con la empresa), algo que se ha hecho. Si Perera y El Juli no quieren torear se supone que tienen sus razones. Lo que Morante no puede exigir es que además se pongan de acuerdo. En definitiva, que se han dado los pasos que ha marcado el de La Puebla. Se habló de corridas, sus veedores fueron al campo, se sumó la de Cuvillo al elenco por petición suya, para que al final se descuelgue con razones de poca consistencia para no torear en Sevilla. Habla de la pendiente del ruedo, de que la empresa le quería incluir en carteles sin remate (más bien era que Morante exigía unos carteles concretos). Morante se quita de Sevilla cuando ya le había enseñado el caramelo de su presencia este año. La empresa estaba dispuesta a contratarlo en cinco corridas de toros durante la temporada. Su actitud es una afrenta a Sevilla. En esta ocasión no tiene ninguna defensa.

De forma colateral, y como únicas explicaciones por parte del torero, se han conocido algunos fragmentos del mensaje que mandó al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. El mensaje es la apoteosis del disparate. El objetivo de su ira son los empresarios. Se refiere a que hubo muchas dilaciones en el tiempo tras las negociaciones y a que la empresa no remataba bien sus carteles. Es verdad que en ningún momento dice que si su apoderado mexicano fuera el empresario de Sevilla volvía rápido a la Maestranza. Dice que toreará en Sevilla con cualquier empresa menos con Pagés.

En el colmo de lo intolerable, se han conocido algunos detalles del mensaje enviado al periodista Fernando Carrasco de ABC. Es absolutamente inadmisible y ante esas expresiones no caben ni siquiera las posibles disculpas del futuro.

La empresa EMTSA ha mandado un comunicado negando su intención de hacerse cargo de la plaza de Sevilla. Dice que las razones de Talavante son personales. Y sobre Morante asumen que “no se llegó a un acuerdo en las negociaciones ya que la empresa Pagés antepuso su interés personal al interés del abonado y de la afición de Sevilla. Los carteles que ofreció la empresa estaban muy por debajo de la calidad de la Plaza que gestionan”. No parecen razones suficientes para un final tan catastrófico.

Pero claro, todo esto lo que transmite es un antiguo y grave desencuentro entre el torero y la empresa. Es verdad que la empresa se ha equivocado, pero de eso a lo que ahora está ocurriendo hay una distancia sideral. Además, se admiten las explicaciones de la empresa mexicana, pero deben entender que es altamente sospechoso que Talavante y Morante, sus dos toreros, no quieran torear en Sevilla por causa mal explicadas.

Al artista Morante se le ponen las cosas difíciles para volver a Sevilla. La empresa Pagés tiene un contrato firmado con la propiedad. Y en ese contrato hay unas obligaciones económicas que debe cumplir, por mucho que el porcentaje sea alto, pero hay que cumplirlo. La Real Maestranza no va a romper ningún contrato con su empresa, que en otros años ha demostrado que están capacitados para organizar ferias de categoría.

En el fondo, es una verdadera pena que un artista tan de Sevilla se haya cerrado las puertas de la Maestranza de esta forma. Todo lo que ha conseguido queda empañado con su actitud actual. Bien por imposición, bien por capricho o venganza contra Pagés, se ha cerrado las puertas de la Maestranza. En su historia faltarán triunfos en la plaza de mayor categoría del mundo. Ya casi se nos está olvidando la media verónica. No basta con ser artista, hay que ser persona. José Antonio Morante Camacho ha pinchado en hueso.

La mejor información taurina en www.sevillatoro.es 

7 comentarios:

  1. Analizar las negociaciones de este año, sin ver el contexto que se produce, no nos deja ver el bosque. El problema de origen, es todo lo que llevan acumulados los toreros con respecto a Pagés. El fallo de Morante, es volver a negociar con Pagés. Debería haber hecho como JT, y es negarse a negociar con una empresa que no merece la pena.
    Lamentable, la prensa de Sevilla que siempre defendió a La Maestranza y a Pagés, cuando ambas instituciones son una rémora, para el futuro de La Fiesta. Y que ahora, nos quieran vender a Morante y a los toreros, como a los malos de la película.

    ResponderEliminar
  2. Lo que es una remora para la fiesta nacional es la actitud de estas "figuras" faltando al respeto al publico. Al que paga y sostiene la propia fiesta. Asi lo que conseguiran sera acelerar el fin de los toros. La fiesta, con amigos como estos, no necesita antitaurinos para desaparcer.

    ResponderEliminar
  3. Sr Anónimo, las figuras van a todas las ferias. No tienen ningún problema, y es solo Sevilla. ¿No será que el problema es de la empresa?¿Y qué decir de la inacción de la propiedad?

    ResponderEliminar
  4. ¿Alguien se imagina una campaña como la que están sometiendo a Morante sobre Pagés o sobre los Maestrantes? ¿A qué no? Yo soy ex-abonado de La Maestranza y le pido a Morante que no se achante, y que si es necesario, no vuelva La Maestranza. No pasa nada. Pero no merece la pena.

    ResponderEliminar
  5. Porque la empresa no cambian de gerente y de mediador con los toreros, con una persona dialogante y educada y sabiendo de esto, podriamos llegar a un acuerdo

    ResponderEliminar
  6. Pues Sr Cortinar, tiene uste toda la razón. Le voy a explicar el por qué no se ha hecho, lo que usted plantea, y que es lo más lógico.
    Mire usted. ¿Qué hubiese sido lo lógico? Pues que después de la feria del año pasado, y tras ver la penosa imagen que se dió, y con tiempo, se nombrara una persona imparcial, que mediara en el conficto. Y que además,estuviese presente la Real Maestranza, que tiene una responsabilidad.
    ¿Por que no se hizo? Por soberbia y prepotencia. Porque empezaron a decir que si G5 está roto,que si los toreros están deseando torear en Sevilla, que las figuras se mueren por volver.....eso era lo que se lanzaba desde todos sitios. Esa mentalidad que hay en propiedad, empresa y la prensa sevilla de "Estos torean y tragan,porque en Sevilla hay que torear" ha hecho mucho daño. Llega el mes de febrero y el asunto, no es que se haya arreglado, es que está peor. Y ahora nos quieren vender desde la prensa sevilla que Morante es el malo. !! Venga hombre !!. Os recomiendo dos artículos:
    1) El de Paco Aguado:
    http://altoromexico.com/2010/index.php?acc=noticiad&id=21853
    2) Y el de este lector:
    http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/lahoradelaverdad/2015/02/24/el-mensaje-y-la-informacion-de-carrasco.html#comentarios

    Por cierto, esta noche hay acto cultural en ABCSEVILLA patrocinado por la REAL MAESTRANZA. Vaya,vaya....

    ResponderEliminar
  7. Si hay un artículo riguroso con el tema de Sevilla es este:
    http://www.diariodesevilla.es/opinion/detail.php?id=1972149#opi

    En mi opinión, lo mejor que se ha escrito.

    ResponderEliminar

Panorama desolador

El verdadero drama sigue estando presente en las novilladas con picadores. Diría más, el drama que se acrecienta entre los novilleros e...