28 octubre, 2017

Motivos para la indignación


Con esto de ser aficionado a los toros cada día nos encontramos con muchas satisfacciones, aunque también con muchas situaciones y detalles que nos llenan de indignación. En los días anteriores al momento de escribir estas líneas se han sucedido varias que me han provocado el enfado consiguiente. 

El Ayuntamiento de Zaragoza publicó un vídeo en el que animaba a la población a disfrutar de las Fiestas del Pilar. En el vídeo aparecen  múltiples actividades lúdicas, pero se han olvidado de que en la plaza de toros de la Misericordia se han congregado miles y miles de personas todos los días alrededor de la tauromaquia. La buena gente mañica no merece a estos regidores tan acomplejados y mentirosos (recuerdo que el alcalde llamado Santisteve pertenece a Podemos).

Indignado me he sentido una vez más con algunos comentarios encontrados en las cloacas de las redes después de la cornada de Cayetano en la misma plaza de Zaragoza. Estas reacciones no son propias de personas normales, no es posible que se pueda desear la muerte a nadie, pero esto ya no nos coge de sorpresa. Lo que más me cabrea es que estos indigentes morales no den la cara y siempre están escondidos detrás de nombres falsos. El insulto desde el anonimato. La mejor respuesta la ha dado Cayetano que les ha dado las gracias con esta frase antológica: ‘Y a todos aquellos que os habéis alegrado por mi dolor o me habéis deseado la muerte, ¡gracias también, porque eso sólo me hace más fuerte!’.

Y cuando ya estaba casi curado de espanto me llega una noticia de difícil clasificación. Se trata de un resumen de lo que han comentado los presidentes de la plaza de Murcia después de la feria de este año. El primero de ellos comenta – no se olvide que estaba hablando en público – que pidió que lo liberaran de presidir la corrida en la que estaba anunciado Morante (que después no acudió) y en la que se lidiarían los toros de Núñez del Novillo. Han leído bien. A la ganadería de Núñez del Cuvillo, este representante de la autoridad la llamó Núñez del Novillo. Ni tiene gracia ni pienso que sea aficionado a los toros. Es otro acomplejado con estereotipos prefijados. Y lo más grave es que todavía no nos ha llegado la noticia sobre su fulminante destitución como presidente. Lo dicho, que cada vez hay más motivos para estar indignados. En otra ocasión les hablo de la racha de indultos, de los festivales, de los tentaderos y clases prácticas y de los aficionados prácticos. Indignado es poco, pero es lo que hay y hay que contarlo.

La mejor información taurina en http://sevillatoro.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A propósito de la crítica

Hay un texto maravilloso escrito por el periodista deportivo Roberto Palomar en ABC que se llama ‘La banalización de la información dep...