31 agosto, 2010

Los casos de Málaga y Almería

Finalizado el periplo por Málaga y Almería (en http://www.sevillatoro.com/ están todas las crónicas de ambas ferias), se impone la vuelta a la normalidad y volver a cuidar el blog. Sin embargo, hay que hacer un análisis de algunos aspectos de estos dos ciclos que me parecen fundamentales.

Con relación a Málaga, leo que en Bilbao se han corrido reses rechazas en La Malagueta. Y se dice de una forma que quieren expresar que en Málaga se han equivocado los veterinarios. Los veterinarios se pueden equivocar, como todos, pero hay que ser respetuosos y serios. El toro que ha salido en Málaga, salvo algunos de Juan Pedro Domecq y los de Jandilla, ha sido de plaza de primera, ni más ni menos. Los de las citadas ganaderías eran novillos de presencia. Y, según muchas informaciones, en Bilbao se han lidiado reses impropias de la categoría de la plaza. En conclusión, que Málaga es de primera y debe serlo con todas las consecuencias. En mi caso, me importa un pimiento que en Bilbao admitan astados rechazados en Málaga. Allá ellos. Pido a los facultativos malagueños un criterio uniforme para todas las ganaderías y para todos los toreros.

Diferente es que Málaga deba ser de primera. No tiene categoría de primera, porque además de las cuestiones administrativas, lo que confiere la categoría son la autoridad y el público. La autoridad lo está intentando a su forma. El público es de segunda. Y mientras quienes se sientan en los tendidos no se comporten con el respeto y la seriedad de una plaza de primer nivel, siempre será una plaza de segunda. Y será de segunda mientras tenga una banda de pitorreo que toca por tres pases malos. Y de la empresa, pues ya se ha dicho hasta la saciedad que no es consciente de la categoría del coso. Los ganaderos de postín no respetan a la empresa y así pasa lo que pasa.

En Almería hay una empresa consolidada y profesional. Que nadie olvide que las empresas son sociedades que tiene como objetivo ofrecer servicios de calidad para ganar dinero. La empresa Chopera ha reaccionado este año y ha subido el nivel del toro. Por hechuras y volumen, toros de primera, que sólo por su mayor comodidad de pitones se lidian en una de segunda. Luego, el toro sale bueno o malo. La Feria de Almería, salvo en la corrida de El Fandi, ha tenido reses de presentación impecable. Han sido divisas de calidad, como El Ventorrillo, El Pilar, Victoriano del Río y el Tajo y La Reina. Se han lidiado completas. El toro peor presentado fue uno de Matilla que mató El Fandi en quinto lugar, el toro del apagón.

Por tanto, Málaga necesita una empresa profesional y un cambio radical de mentalidad del público, algo lento y complicado. Tal vez una plaza del litoral no pueda ser de primera porque el público va a un tipo de fiesta de pura diversión sin buscar emociones. Entre la empresa, que debe ser profesional, solvente y respetada, y la autoridad pueden cambiar el signo en el futuro, pero ese tipo de públicos que sólo quiere orejas no es fácil de reeducar. En Almería, por el contrario, Óscar Chopera ha entendido que hay que volver a presentar un toro serio. Lo ha hecho y esperemos que siga así, porque en poco la feria tendrá de nuevo el respeto de los aficionados.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Hay relevo?

Cuando ya la temporada está viendo la puerta de salida se me ha ocurrido mirar el escalafón de los matadores. El de novilleros lo haré ...