27 febrero, 2012

Feria de Sevilla para aficionados

Se habla de todo menos de toreo. El invierno es una sucesión de noticias mal explicadas en las que predominan asuntos económicos, grupos de profesionales unidos para ganar más dinero, cláusulas de penalización y asuntos de régimen interno. De todo, menos de toros. Así las cosas, nos encontramos con los carteles de las dos primeras ferias del año con ausencias notables. La de Sevilla, que me cae más cerca, es una feria incompleta. Sin embargo, se han dicho y publicado algunas cosas que ponen de relieve que algunos sólo están pendientes de armar jaleo, aunque sus posturas rayen en la mayor contradicción. 

Lo repito para que todos conozcan mi opinión. El Juli, Perera y Curro Díaz han debido estar en los carteles de Sevilla. José Tomás no ha querido venir, lo mismo que Enrique Ponce. A partir de ahí la empresa ha confeccionado una cartelería que le causará problemas. No nos engañemos. Los abonos tienen tirón si están repletos de carteles rematados. Y en Sevilla faltan esos carteles. Se puede asegurar que sólo se pondrán dos “no hay billetes”, el del Domingo de Resurrección y el del jueves de farolillos, ambos carteles con Morante y Manzanares.

Pero la cartelería ofrecida es altamente interesante para quienes sean aficionados de verdad. No es atractiva para el público de aluvión poco entendido, pero es buena para los que buscamos novedades. En este sentido, es tremendo que haya críticas por parte de quienes se supone de son buenos aficionados y que en otros años han reclamado a toreros emergentes que en esta ocasión sí están en los carteles. Otos años se criticó que no venían matadores que ahora aparecen acartelados. Como lo políticamente correcto es dar palos, pues se arrea sin piedad, aunque no venga a cuento.

La Feria es abierta y novedosa. A quienes buscan carteles redondos les resultará insuficiente, pero a quienes nos gusta ver toreros menos anunciados nos parece de alto interés. Y en materia ganadera hay poco que objetar.  La empresa es consciente de que habrá deserciones entre los abonados. Lo que no puedo entender es que desde algunas tribunas se aliente a dejar los abonos, porque ello supone una mala calidad como aficionados y un ataque a la propia fiesta en estos momentos, necesitada de muchas cosas, pero sobre todo de que la gente acuda a las plazas de toros. Es un espectáculo libre. La cartelería podía ser mejor. Pero ese detalle no parece suficiente para que haya algunos animando a la gente a no renovar sus abonos. Es un ataque a la propia Fiesta.  
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

4 comentarios:

  1. Buenos dias D. Carlos, tras leer su articulo me hago una serie de preguntas:

    - ¿Es para aficionados que Daniel Luque venga 4 tardes?
    -¿Es para aficionados que Castella venga 4 tardes?
    -¿Es para aficionados que el Cid venga 4 tardes?
    - ¿Es para aficionados que el Fandi venga dos tardes?
    - ¿Es para aficionados que el Cordobés y Rivera Ordóñez repitan año tras año?
    -¿Es para aficionados que por petición de un matador "un tal Lopez Simón" tome la alternativa el Jueves de Farolillos?
    -¿Es para aficionados que la tradicional corrida del Corpus pase a ser una novillada?
    -¿Es para aficionados que se disminuya el número de novilladas del abono?
    No se a que aficionados se refiere usted, pero a mi desde luego no. Un saludo
    Román Fernández

    ResponderEliminar
  2. Siendo verdad, que ésta es una feria que va a dar oportunidad a muchos toreros, no creo que sea una buena feria, ni para el público de aluvión ni para el aficionado.

    Yo creo que la feria es a priori muy ramplona, por las ausencias, pero también por la forma de combinar los carteles con los presentes.

    Lo que no acabo de entender es cómo la empresa no ha estado más lista al explicar las ausencias, porque lo tenía muy fácil. En ése caso Simón Casas estuvo mucho más listo. Y en cambio, aquí se han dedicado a explicar una cosa que tiene difícil explicación, sobre todo lo del Juli o la falta de respeto a Perera.

    Si algo tenía bueno Canorea, es que siempre cumplía con el mínimo, de hacer 5-6-7 carteles rematados de arriba-abajo, éste año ni éso.
    Me preocupa que Sevilla deje de tener un colchón importante de abonados. No sería bueno para la Fiesta.

    ResponderEliminar
  3. no podemos decirle al aficionado la intensidad de critica y forma de manifestarse,
    creo que estamos viviendo una epoca grandiosa y unica en el mundo del aficionado,en el cual podemos,ya era hora,dar nuestra opinion y que los interesados lo lean,gracias a internet.
    Que esten al loro,empresarios,toreros,ganaderos y periodistas.Estamos enterados de todo lo que nos interesa,ya no habra engaños por parte de "ELLOS",ya no nos contaran lo que les de la gana,para remediar todo eso,los aficionados nos hemos puesto a escribir y a informar de una manera honrada y sin intereses de todo lo que se cuece en el mundo taurino.Estamos listos para luchar contra todo el que quiera aprovecharse de una manera ilicita del mundo del toro.lucharemos hasta morir,como el toro,el unico decente de este mundo.

    manolo del rio

    ResponderEliminar
  4. Sr. Crivell. No lleva usted ninguna razón. La composición del abono es infumable y despide demasiado tufillo. No es para aficionados sino para empresarios. ¿Ha hecho algo Luque para tener cuatro corridas? ¿Y El Cid? ¿Y Castella? Por no decir nada de la inclusión de nuevo de los hermanos Rivera Ordóñez y El Cordobés. ¿Es para aficionados quitar las novilladas en las que podríamos ver cuál es el futuro? ¿Y quitar la corrida del Corpus? Se trata obviamente de un abono para los empresarios: los de la empresa Pagés y los que llevan a toreros de plaza en plaza como si de un intercambio de cromos se tratara. Si nos callamos ante este desvarío, no hacemos más que contribuir a los inexplicables "silencios" del público maestrante.
    Saludos

    ResponderEliminar

Invierno

El invierno del toreo debería ser tiempo de análisis y reflexión. Al aficionado, y también a los profesionales, le encantaría que surgi...