06 agosto, 2017

Algo más que Baleares


Lo suyo sería hablar de Baleares, pero no creo que pueda aportar nada nuevo a lo que ya se ha escrito. Es una pesadilla que, por encima de quienes quieren defender a los animales, solo intentan destruir a España como nación. Me gustaría fijar mi reflexión en lo que se dice de forma rutinaria: los peores enemigos de la Fiesta están dentro. No estoy seguro de ello, aunque muchas veces parece que es cierto ante los comportamientos de algunos taurinos, que solo piensan en su seguridad económica inmediata sin pensar en el futuro.

Me gustaría centrarme en dos cuestiones: el toro y la confección de los carteles de las ferias. La vuelta de la emoción a las plazas se sustenta en un toro encastado y de toreros capaces de dominarlo y torearlo. Ese toro brilla por su ausencia en la mayoría de la ferias. El toro al uso es simplemente noble, justo de raza, algo manso, que se deja dar cientos de pases sin molestar al torero. Si a eso le añaden que el toreo actual es despegado y desplazando afuera al toro, se entiende que hay que torear muy bien para conseguir que las plazas vibren con el toreo actual. Ante la falta de calidad de muchos toreros, estos deben recurrir a los muletazos modernos, espaldinas, arrucinas, rodillazos, bernadinas, manoletinas y arrimones, para captar la atención del tendido. Y así ocurre con algunas figuras y con los más jóvenes de las escuelas. Solo copian lo accesorio. En definitiva, si saliera un toro exigente la emoción volvería a las plazas.

Sobre los carteles de las ferias, pues estamos como siempre. El sistema está controlado y siempre torean los mismos. Los triunfos no sirven para nada. Solo pongo dos ejemplos. Pepe Moral estuvo enorme con la de Miura en Sevilla. No le ha servido más que para acudir a Pamplona. No lo tienen en cuenta.  Hay un torero que pone de acuerdo a todos cada vez que torea. Pone de acuerdo incluso a los del sistema. Es David Galván. Pero no le abren las puertas para que pueda enfrentarse a esos toros terciados y nobles que se lidian por las ferias. Es más que posible que Galván también podría estar cumbre con esas reses.  El sistema no quiere toreros nuevos. En fin, que lo de Baleares es grave, pero hay cosas que también son preocupantes. Y están en el interior de la Fiesta.

La mejor información taurina en http://sevillatoro.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El público y la pasión

Los aficionados gozamos con las películas taurinas antiguas. Es cierto que muchas veces nos quedamos sorprendidos porque el toreo de la...