28 junio, 2010

El indulto, la suerte de varas y la prensa

El indulto de un toro de Núñez del Cuvillo en Algeciras vuelve a poner sobre el tapete ese asunto tan controvertido del perdón de la vida de los astados. El llamado Lanudo fue noble y duró mucho. Sin embargo, puedo afirmar que el animal no se picó. Se pueden ver las fotos. Hay una divisa, las banderillas (colocadas de forma muy deficiente) y no se aprecia puyazo en ninguna parte. El toro duró mucho porque, además de buena casta, no se picó porque el picador marró de forma voluntaria y Perera se llevó el toro al tiempo que solicitaba el cambio. Si un toro no cumple con unos mínimos en el tercio de varas no puede ser indultado.

Si se admiten este tipo de indultos, estamos en puertas de la desaparición de la suerte de varas. No creo que haya ningún aficionado de verdad que esté de acuerdo con abolirla. El indulto debe llegar como consecuencia de la bravura medida en todos tercios de la lidia. Ese concepto de que la bravura es la lucha permanente hasta el final es una de las muchas falacias que han propagado los ganaderos y taurinos en general. Nadie debe sorprenderse. El propio Álvaro Núñez del Cuvillo, en declaraciones posteriores, minimizó la importancia del caballo.

¿Y por qué se indultan estos toros que son tan buenos colaboradores de los toreros por su bondad y duración? Hay una evidente confabulación entre los ganaderos y los toreros, pero también es cierto que los públicos lo solicitan de forma enfervorizada. Son estos públicos modernos cuyos conocimientos taurinos son exiguos y que tampoco son capaces de realizar un examen de la lidia desde el prisma de buenos aficionados. Quiero salvar a un presidente tan malo como el de Algeciras, ya que negarse a la petición de la masa sólo puede acarrear problemas personales a quienes ocupan los palcos.

Los públicos incultos (en materia taurina) piden los indultos y se conceden con el argumento de que quien paga debe ser siempre contentado en sus peticiones. Esta afirmación es otra falacia. El que paga no tiene el derecho de tergiversar o manipular el espectáculo. No ocurre en ningún otro tipo de actividad. Por otra parte, los que gritan pidiendo arbitrariedades deberían ser contrarrestados por los que entienden de la materia.

Y este momento llega el papel de la prensa. Se supone que debería tener algún grado de influencia en la buena educación de los públicos. Sin embargo, cuando se lee o se escucha que el toro Lanudo fue una maravilla, que el indulto se veía venir desde que salió y cosas parecidas, se llega a la conclusión de que quienes deberían ser el motor para la formación de los públicos de toros tienen unos criterios erróneos, que posiblemente están amparados en razones más profundas que merecerían otro artículo más detallado. En definitiva, quienes asisten a las plazas están logrando que la suerte de varas sea un trámite, lo que conviene a ganaderos y toreros. Estos indultos son una lacra grave para el futuro de la Fiesta. Y de nuevo conviene recordar que el que paga no siempre tiene razón.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com/

7 comentarios:

  1. A la Fiesta le están amputando los dos primeros tercios, y nos estamos quedando con la muleta.
    Habría que hacerle un seguimiento a todos los toros indultados. Ayer a Cuvillo (que reconozco que para mí es el mejor ganadero, en lo suyo) se le escapó y dijo que el toro indultado por Luque en Granada el año pasado, no lo ha hechado a las vacas.

    ResponderEliminar
  2. Carlos, otra vez te tengo que felicitar, pero rogaria, en aras a ese fomento de la cultura taurina, que este comentario lo publicases en el Diario El Mundo...para que lo lea todo el mundo. Seria una buena ocasión para que se enterase la gente..y la prensa.
    Una duda; ¡te refieres en tu comentario......¿A los Hnos. Romero de Canal Sur?....

    ResponderEliminar
  3. Querido Juan, se intentará lo de El Mundo. No creas que es fácil. Aciertas en tus sospecha, pero hay muchos más como ellos...

    ResponderEliminar
  4. Releo mi comentario de ayer, y me duelen los ojos. Lógicamente es "echar unas vacas". Perdón.
    El asunto es profundo, porque habría que hablar del caballo actual, de la puya actual,del peto,de la Dysnealización de los públicos (de Walt Disney), de las faenas de muletas tan largas, de la continua justificación ante los antitaurinos y la sociedad de nuestra afición (y por ello el indulto)....

    Y luego desmentir, que haya tantos indultos, cómo algunos creen, el año pasado hubo 18 indultos. Entre tantos cuatreños lidiados tampoco es que sea, una cosa supergrave.

    Yo creo, que más grave, es que nos están quitando más de media lidia (Toreo capote,Quites y tercio de varas).

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo en el articulo, pero resulta que en muy pocas cronicas o más bien ninguna y en ningún portal de toros o lo que sean, se dan detalles del comportamiento de los toros en el caballo. Igual que se pone, en algunos casos que viene hasta con las orejas repasadas para que parezca que tienen algo de pitones, se debería poner el comportamiento de los toros en el caballo y las banderillas, que no se hace. y decir si ha existitdo ese tercio y cual ha sido el comportamiento de los toros.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Lamentablemente, ésto es una constatación más del derrumbamiento de la Fiesta de los Toros tal y como ha sido entendida durante siglos.
    La desaparición de la suerte de varas se veía venir desde tiempo atrás y ahora es una realidad.
    Porque la suerte de varas no es que salgan unos señores más o menos gordos, a horcajadas sobre un jamelgo con pinta de elefante, dispuestos a machacar al torete con genio y a hacer el paripé con el torillo de los cien trapazos e indulto.
    Hojeando Revistas y escritos antigüos y echando mano de los recuerdos de muchos años de aficionado, se observa que en todo tiempo ha habido polémica con el trapío y la bravura de los toros,con la suerte de varas,con aquella u otra figura,pero lo de ahora situa a la Fiesta en estado terminal,aunque nos duela,aunque no nos guste tener reconocerlo.

    ResponderEliminar

¿Hay relevo?

Cuando ya la temporada está viendo la puerta de salida se me ha ocurrido mirar el escalafón de los matadores. El de novilleros lo haré ...