08 marzo, 2011

El palco de Sevilla se tambalea


Decíamos en su día que Sevilla estaba abandonada en materia taurina por las autoridades. El asunto no es banal porque afecta seriamente al desarrollo de la Fiesta. El tema de los presidentes sevillanos adquiere en estas fechas mayor relevancia. Se sabe, lo publicó ayer Sevillatoro.com, que Gabriel Fernández Rey le ha pedido a la delegada de Gobernación, Carmen Tovar, que no le nombre como presidente para la próxima temporada. Parece que la delegada accederá a sus deseos. Fernández Rey es un presidente veterano de la plaza sevillana. Pertenece a la Policía Autonómica. En su larga trayectoria hay de todo, aunque para su desgracia lo negativo haya superado con creces a lo positivo. Es más que probable que Fernández Rey haya renunciado a seguir a sabiendas de que no sería nombrado este año. Se marcha con la triste huella de la corrida de Zalduendo de San Miguel, que será la última en la que subió al palco y que siempre será de pésimos recuerdos para su persona.

El palco sevillano necesita una remodelación. La buena noticia de la vuelta de Francisco Teja debe ser rematada con un nuevo presidente y la salida de algún otro. Con tres equipos sobran en Sevilla. Francisco Teja, Anabel Moreno y un tercer presidente deben ser la base de las próximas temporadas. Por desgracia, ni se sabe si Carmen Tovar dejará de nombrar a Julián Salguero, ni tampoco conocemos sus intenciones para buscar un nuevo usía. Su oscurantismo y falta de comunicación con quienes pueden asesorarle le impiden conocer las opiniones de personas expertas. Seguro que tiene consejeros, pero está claro que no son fiables.

La salida de Fernández Rey es buena para el palco sevillano. Y que conste que todo no lo ha hecho mal, pero en los últimos años su labor ha sido irregular y carente de un criterio uniforme. Es curioso que en algunos círculos y en encuestas publicadas se cuestione a Francisco Teja, lo que es un claro índice del evidente desconocimiento que hay sobre la historia reciente del toreo en Sevilla. Teja es un presidente que es absolutamente necesario para Sevilla. Otra cuestión es si debe volver Juan Murillo. En mi opinión sería buena su vuelta, porque Murillo es un presidente capacitado y ecuánime para cumplir con las funciones del palco. Otra cosa es que vuelva mientras Carmen Tovar sea delegada, que le forzó a marcharse por causas que aún no han sido explicadas con claridad.

Carmen Tovar, de cuyas buenas intenciones no dudo, debe dar un paso adelante. O nombra a Murillo tras limar todos los problemas que ambos hayan tenido, o se busca un presidente de categoría para formar una terna con Teja y Anabel Moreno. Mantener a Julián Salguero, o poner a un amiguete del partido, sería el enésimo parche de su desafortunada trayectoria en materia taurina al frente de la delegación.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Hay relevo?

Cuando ya la temporada está viendo la puerta de salida se me ha ocurrido mirar el escalafón de los matadores. El de novilleros lo haré ...