29 marzo, 2011

Las intrigas del palco de Sevilla

Los cuatro presidentes que subirán al palco en Sevilla tienen ya su nombramiento en la mano. Saben quienes serán sus asesores y sus veterinarios. Les falta conocer la composición completa de los equipos. Como ya es sabido, Francisco Teja, Anabel Moreno, Julián Salguero y Fernando Fernández Figueroa presidirán las corridas de Sevilla. Los asesores artísticos serán Luis Arenas, Finito de Triana, Jesús Martín Cartaya y Antonio Ramón Jiménez. Del equipo presidencial que actuó en la funesta corrida de Zalduendo se recupera a Francisco Herrera y también a Alfredo Luzardo. Es decir, al final sale perjudicado Gabriel Fernández Rey, que parece que dimitió cinco minutos antes de su defenestración. Y a González-Aguilar Palomeque. el tercer veterinario de Fernández Rey, lo quitan de enmedio porque no debe tener apoyos.

El galimatías se resolverá en pocas horas. Se conocerán los equipos completos. Conviene en este punto hacer algunas precisiones. Ha habido muchas vueltas y revueltas en estos nombramientos. La culpable es la delegada Carmen Tovar que no ha tenido firmeza en sus procedimientos. Al mismo Francisco Herrera lo ha recuperado por presiones políticas. Sobre los otros posibles presidentes que se han aireado, los casos de Juan Murillo y Jaime de Pablo Romero, es verdad que se ha pensado en ellos, pero nunca han estado en la mente de la delegada para subir al palco. No debe olvidarse que quien nombra los equipos es Carmen Tovar, la delegada de Gobernación, nunca ningún otro cargo político por mucho que tenga competencias taurinas, tal como es Manuel Brenes, director de Juegos y Espectáculos. Su labor es otra, puede sugerir, pero las competencias de los nombramientos no son suyas.

Carmen Tovar siempre quiso nombrar a Fernando Fernández Figueroa como presidente. Es un hombre serio, preparado, ha sido torero y puede cumplir su misión perfectamente. Sólo por el respeto debido se debería dejar a un lado el calificativo de inexperto que se le está colocando de antemano. La subida de Jaime de Pablo Romero hubiera sido una gran noticia. Jaime es un aficionado exigente, pero a su lado tendría haber otros presidentes de su mismo corte. No vale que haya presidentes con un criterio muy rígido y que otros deterioren el prestigio de la plaza. En el caso de Juan Murillo, se puede asegurar que no volverá al palco mientras Carmen Tovar sea la delegada.
La existencia de cuatro equipos es un exceso. Con tres es más que suficiente. El mantenimiento de Salguero es un capricho que no tiene mucha explicación. En la pasada temporada dejó muestras evidentes de su escasa capacidad para mantener el prestigio de la plaza. Anabel Moreno se ha consolidado, aunque debe mejorar en algunas decisiones en las que se vuelve muy frágil. La salida de Gabriel Fernández Rey, al margen de su desastrosa labor en la corrida de Zalduendo, era una necesidad desde hace varias temporadas. En fin, el palco de Sevilla se ha visto sacudido por intrigas de todo tipo, con mucho protagonismo político. No se puede esperar otra cosa cuando la delegada se ocupa más de los asuntos de su partido que de la Fiesta de los Toros.
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Hay relevo?

Cuando ya la temporada está viendo la puerta de salida se me ha ocurrido mirar el escalafón de los matadores. El de novilleros lo haré ...