14 abril, 2012

Sevilla: 1ª de Feria - El oficio y la temeridad

La novillada de Fuente Ymbro tuvo de todo. Uno excelente, el quinto; dos manejables, primero y sexto. Otro, encastado, por tanto, complicado, el segundo. ¿Y los novilleros? Pues cada uno a lo suyo.

Javier Jiménez ha dado un peligroso paso atrás. Es verdad que sus reses fueron las de peor juego, sobre todo el cuarto, pero esa infame cuadrilla que le acompaña tiene mucha culpa del su mala tarde. Javier quiso mucho, pudo poco y se le fue la tarde sin pena ni gloria.

El madrileño Adrián tiene oficio. Al excelente quinto le dio muchos pases, pero era novillo de revolución que realmente se fue sin torear. Le pidieron las dos orejas, una barbaridad, pero por una vez la presidente estuvo acertada.

No lo estuvo al dar una oreja sin méritos a Gonzalo Caballero en el tercero. Este chaval llegó más verde que la lechuga a Sevilla, se llevó volteretas sin fin y sólo ese pundonor le permitió que una parte de la plaza le pidiera una oreja que fue concedida por una presidenta que cada año da un paso atrás en cuanto a su capacidad para hacer justicia en el palco. Caballero se tapó con el malo y se estrelló con el sexto, que era el bueno. Es una atrocidad que un chaval sin preparación debute con picadores en Sevilla. La oreja la puede poner en una vitrina y rezarles a todos los santos. Su impericia se manifestó en el sexto.
La mejor inforación taurina en http://www.sevillatoro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Invierno

El invierno del toreo debería ser tiempo de análisis y reflexión. Al aficionado, y también a los profesionales, le encantaría que surgi...