30 agosto, 2011

Almería vuelve a ser la mejor de segunda

La Feria de Almería ha vuelto a ser lo que fue hace tiempo: una de las mejores ferias de plazas de segunda de España y, sin ninguna duda, la mejor de Andalucía. Para que ello sucediera sólo ha sido necesario que saliera el toro de nuevo, el mismo que ha estado ausente algunos años del coso de la avenida de Vilches. La casa Chopera ha sabido buscar las ganaderías que podían embestir y, salvo la corrida de El Tajo y La Reina de Joselito, todas han estado presentadas de forma correcta y han embestido. Ello ha sido la causa de que esta Feria haya sido un bálsamo para el aficionado, porque al margen de las 35 orejas y un rabo se han podido ver embestir a muchos toros y faenas de alto calado.

Ya puestos a poner algunas objeciones es evidente que ese detalle de las 35 orejas y el rabo son una verdadera exageración. No era preciso regalar tantas orejas para que el ciclo fuera de alto nivel. Han sobrado más de la mitad de los trofeos. El público pide sin recato y sin conocimiento, y el palco lo concede todo. Afortunadamente, el buen hombre que ha hecho las veces de presidente estos años se marchará y dejará su puesto a otro.

No perderá la feria almeriense ninguna categoría porque las orejas se ajusten a la realidad de lo ocurrido en el ruedo, aunque ello conllevará broncas sonoras a quien presida. Es cuestión de educar a los públicos. Este aluvión de orejas no es bueno. Desde otras latitudes, cuando ya finalizada la corrida comentábamos los resultados finales y decíamos que habían sido cinco orejas, un ligero pitorreo era la respuesta de nuestro interlocutor. Es decir, que este empacho de orejas le resta credibilidad a lo sucedido en el ruedo. Todos piensan que Almería es un desmadre y nadie se cree nada. Este año, a pesar de las 35 orejas y del horrible presidente, la Feria de Almería ha sido de alto nivel.

Hay otros aspectos que deben destacarse. La corrida del viernes 26 fue sensacional. La mejor que he presenciado este año en Andalucía. Fue tan buena gracias a un encierro de Garcigrande de gran categoría. Es inadmisible que en algunos escritos se haya comentado que fue una corrida mal presentada. Y es inadmisible utilizar fotos para devaluar lo que fue un enorme espectáculo en la plaza. Es una mezquindad impropia de gente seria.

El tema de la prensa local es siempre peliagudo. En Almería, también. Y el asunto de dos toreros locales es de verdadera locura. Son pocos y mal avenidos. Los partidarios de Ruiz Manuel intentan descalificar a Torres Jerez por sistema, y viceversa. Y la prensa local se suma al carro. O bien pretende vender los triunfos de los locales como un pasaporte para que ocupen puestos de mayor entidad en otras plazas y hablan de injusticias y cosas parecidas. Es el problema de los localismos. Este año quien ha estado bien ha sido Ruiz Manuel. No todos le cantaron en su justa medida.

Otro asunto curioso es que aficionados y críticos de Málaga traten de restar importancia a lo que sucede en Almería. En algunos casos me duele porque son buenos aficionados. Son comportamientos catetos. Málaga es de primera y está en otra dimensión, pero parece que algunos sueñan con que vuelva a segunda. Es otro tema digno de análisis. Los aficionados malagueños no deben descalificar una gran corrida en Almería, como si escociera después de la horrorosa feria vivida en La Malagueta. Ser plaza de primera conlleva presenciar un tipo de festejos de otra entidad, donde el toro es distinto y las exigencias mayores.

Por tanto, una gran feria que ha confirmado que los empresarios de siempre son respetados y siguen siendo una garantía. Chopera lo ha entendido y ha devuelto a la plaza de Almería a su sitio de siempre, aunque haya gente del toro, y algunos de Almería, que parecen dolidos por este triunfo.  

9 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo Carlos, Pero, ¿A quién de Almería le puede doler que triunfe la feria?. Eso no lo acabo de entender, porque de eso nos beneficiamos todos los aficionados, sobre todo en el aspecto ganadero. Otra cosa es que en mi tierra haya pocos....Lo de Málaga o lo acabo de comprender...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Sí señor! La mejor feria andaluza de segunda. Y mejor también que algunas de primera, como Córdoba y Málaga, que no dan la talla. LMG

    ResponderEliminar
  3. Cierto, Almeria es la mejor Plaza de 2ª ojala Oscar y Pablo Chopera se quedaran con Granada y se elevara el nivel del toro, otra plaza rentable y que este año ha sido un desastre por la desastroza gestion de D. Jesus Cañas.
    Comparar los toros desechados en Granada y Malaga con los desechados en Almeria, señal inequivoca que un buen empresario sabe lo que tiene que llevar.... y sin viajes de pic-nic de los presidentes y veterinarios a las ganaderias

    ResponderEliminar
  4. Apreciado amigo Carlos Crivell:

    Como ya he manifestado en algún otro blog, no me siento en la condición de hablar sobre si este año la Feria de Almería ha sido mejor o peor en comparación con la de años atrás. Yo solo asistí a la "famosa" corrida del viernes y mi comentario es solo y exclusivamente referente a ese festejo, en el que bajo mi punto de vista, los toros no estuvieron bien presentados. Los mejores de presentación fueron los de Saúl, su primero más gordo pero sin pitones, pero el resto fueron auténticos felinos y ahí están las fotos para poder comprobarlo. Las fotografías, aunque usted no quiera, son un fiel reflejo de la realidad Sr. Crivell.
    Al no ser yo frecuente espectador en Almería, no sabría decir si el ganado está por encima o por debajo de la tónica general de lo que se lidia allí habitualmente. Pero independientemente de eso, ese ganado no es digno de una plaza de segunda categoría. Por eso me sorprende que un aficionado de reconocido prestigio como es Usted haga especial hincapié en que la corrida si estuvo bien presentada. Viendo su comentario al respecto de que este año se ha subido el nivel del toro no quiero ni pensar como han sido los años anteriores...sinceramente.

    Donde si que no voy a entrar es a valorar si la corrida del viernes fue mejor o peor, porque lógicamente cada aficionado podrá sacar sus propias conclusiones tras la actuación de los toreros. Yo solo le diré una cosa... Mi mujer, que no va casi nunca a los toros, disfrutó una barbaridad y yo, en cambio, vi algo agradable, pero nada más. Ésto puede ser un claro ejemplo de hacia donde camina la fiesta. Por supuesto que este tipo de festejos son buenos para la fiesta; mi mujer ya me está diciendo que a ver si la llevo otro dia a los toros y el problema ahora lo tengo yo... A ver donde consigo llevarla para conseguir que disfrute igual que en Almería donde el público va únicamente a merendar y a aplaudir todo cuanto acontece en el ruedo y a sacar el pañuelo.

    Al menos esa fue mi impresión Sr. Crivell y como tal se la manifiesto con la admiración que profeso por Usted y por su afición a esta Fiesta tan controvertida.

    Reciba un cordial saludo.
    José Daniel Rojo

    ResponderEliminar
  5. vamos a ver,¿el periodista taurino,va a tirar piedras sobre su tejado?¿no es vergonzoso escuchar a los hermanos romero?y creo que son unas maravillosas personas.
    el aficionado esta solo,tenemos que aunarnos como piña,porque en este mundo taurino la frase "salvese quien pueda",esta de plena actualidad.

    ResponderEliminar
  6. Amigos Cortinar, y José Daniel Rojo, ¿Donde esta el problema?. No´quiero ejercer abogado del diablo, y de conjeturas sobre la presentación de los toros, pero estimo que estamos llevando esta polémica un poco lejos. Pero insisto, esa corrida fue una más de Almería, y no de Málaga, donde la afición sufre todo y aguanta todo tipo de presentaciones, que nos puede gustar más o menos, pueden ser "gatos" y "felinos", pero la esencia es que esos toros provocaron un sentimientoi a toda la plaza. ¿Eso será por algo no, Daniel?. Con eso me quedo, y porque lo sentí en la plaza. Sobre la faena "histótica" de manzanares, por supuesto que hay matices, y respuestas, y sobre su "afamada" suerte de no cargar la suerte. la practico poco en Almería, pero justamente la realidad es que toreo muy bien y a mi, - que sabes que no acepto limosnas - me gusto. Pero mañana quizás no me guste y lo criticaré, pero no pos sistema, porque así los propios aficionados tiramos por tierra la estructura y contenido del sentido común, y algunas veces, no es el caso, el respeto entre nosotros, simples aficionados.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  7. Estimado sr Carlos Crivell, en Almeria con una plaza de segunda que es, y hablo solo por la corrida del miercoles de Parlade, fué un fiasco, bien presentada pero sin clase , sin raza, y en tipo anovillado, ademas del rosario de orejas que se concedieron, y estando claro que la primera oreja la pide el publico y si hay mayoria hay que concederla, pero en el segundo trofeo el Presidente tiene que tener su criterio y no estuvo a la altura, por lo tanto plaza maravillosa y feria estupenda pero como tonica general en muchas plazas de 2ª , por lo menos ese dia que presencié dió la impresion de que el toro y los premios no se ajustan a la categoria de la plaza.Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  8. ¡Lo que hay que oir y leer señores! ¡Que espectáculo están dando con sus escritos! ¡Que manera de sacar punta a todo! ¡Cuánto dogmatismo entre los blogueros! No me cabe en la cabeza que se critique un artículo generalista, como es el del Crivell, descendiendo a los más mínimos detalles. Lo vemos cada día, todo quisqui arrimando el ascua a su sardina. Y a destiempo. Haciendo el ridículo. Hasta ha habido un individuo que el otro día se lamentaba en cierta web de que Morante no se hubiera “enterado” del toro que tenía delante en Bilbao hasta el final de la faena (!). Y que con la excepción de 4 o 5 muletazos se había limitado a acompañar el viaje (!). Ridículo. Las cosas siempre son susceptibles de mejora, sin necesidad de atacar a nadie. Y tienen sus fallos. Y la feria de Almería también tuvo sus fallos, como se dice en el artículo. Pero no hay que cargársela. Yo sabía que estaba en Almería y me divertí mucho.

    ResponderEliminar
  9. Bien M oreno, bien...dicho.


    Un saludo

    ResponderEliminar

Córdoba

Existen dos plazas de toros en Andalucía que no están en su mejor momento. Son las de Córdoba y Jaén. Ambas vivieron ferias esplendor...