24 septiembre, 2009

Faltan genios en el toreo actual

Me gustaría pensar que es algo que sólo me ocurre después de cerca de cien festejos presenciados en la temporada de 2009, pero tengo la sensación de que la mayoría de los aficionados están algo cansados de este ciclo taurino. Estamos ya en Logroño, quedan tres citas cruciales en Sevilla, Madrid y Barcelona, luego llegará Zaragoza y los dos festejos de Jaén, pero se puede decir que está casi todo el pescado vendido.

Hay un aire cansino en torno a la Fiesta. Por un lado, la crisis, que digan lo que digan ha supuesto un frenazo para la temporada. Luego, la permanente amenaza de los antitaurinos. Soy de los que piensan que tanta manifestación contra el toreo acaba teniendo más eco del que pensamos. Además, lo que pasa en Cataluña, que nos produce una gran depresión. Todo parece que se pone en contra de la Fiesta. Ni siquiera hay que recordar el ninguneo de los medios de comunicación pata los toros, cada vez más notable.

A pesar de todo, lo que más hastío produce es la propia situación de la Fiesta. El toro en 2009 hay sido muy malo. No valen toros buenos en algunas corridas. El tono medio es de una calidad ínfima, ya en casta, ya en fuerzas. El elenco de figuras, que son un conjunto de matadores con un gran mérito, conforma un conjunto muy cansino. Algunos toreros se repiten más que una mala salsa. Todas las tardes la misma faena, siempre alejadas de la fantasía o la genialidad. Siempre igual. Lo ves dos tardes y se te quitan las ganas de ir de nuevo a la plaza. La mayoría de los toreros actuales son escasamente atractivos por su capacidad para sorprender. Por eso, un Morante o el mismo José Tomás son un oasis para los sentidos. Sobre todo el de La Puebla, porque conserva esa posibilidad de estar mal de verdad, algo que ya casi no se puede presenciar sobre un ruedo. Y si está bien, pues apaga y nos vamos.


Todo se ha puesto contra la Fiesta. No hay toros, los toreros son casi todos iguales, faltan genios del toreo (la frase no es mía, es de Curro en 1997). El año 2009, al menos para mí, no deja apenas recuerdos positivos. No sé si estamos enfilando un camino irreversible. Quiero equivocarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A propósito de la crítica

Hay un texto maravilloso escrito por el periodista deportivo Roberto Palomar en ABC que se llama ‘La banalización de la información dep...