21 diciembre, 2009

El afeitado de los toros de Miura


De todos los asuntos surgidos recientemente, el del positivo por afeitado de Miura en Francia es el que más me ha inquietado. De un lado, siempre he creído que los métodos de análisis de las astas eras fiables. Pero, ¿toros de Miura afeitados? Resulta difícil de admitir porque contradice toda la lógica. Ni los toreros que lidian estos toros tiene poder para ordenar el afeitado, ni tampoco Miura necesita afeitar, porque esa ganadería vive, fundamentalmente, del morbo de su leyenda. Si Miura maquilla los pitones es como si a Julia Roberts le ofrecen el papel de la más fea o a Van Damme lo ponen de cura.

Pero lo cierto es que ha dado positivo por dos toros en Arles. De momento, en contra de lo que fue tradicional en Francia, ese positivo no le costará quedarse fuera de los carteles en la próxima temporada, señal que indica que las exigencias del país galo han pasado a la historia. Ya ni Francia es un ejemplo a seguir en este aspecto.
He hablado con Eduardo y Antonio Miura. Niegan cualquier manipulación de los pitones de sus toros, naturalmente porque no les hace falta afeitar para lidiar todas sus corridas. Lo dicen con seriedad y rotundidad. Mencionan la especial debilidad de la cornamenta de muchos de sus toros, e invocan a características especiales del toro de Miura, como la que dio lugar a las dudas sobre la edad de las reses por la dentadura y que llevó a marcar con el guarismo del año a los astados.
Eduardo y Antonio no tienen motivos para engañarme ni como periodista ni como amigo. Lo que más le duele a Eduardo es que se aproveche esta circunstancia para atacar a la Unión de Criadores, entidad de la que es presidente. Y se muestran intranquilos porque no saben como defenderse.
Al analista no le queda más que rogar por el perfeccionamiento de los sistemas de análisis. Acusar es fácil. Los toros pueden dañarse las encornaduras de forma natural. Pero la realidad es que se afeita mucho. El comentarista quisiera que algún sistema mostrara la luz definitiva en este controvertido asunto. El afeitado es un fraude, pero, ¿se afeitan unos toros que venden por su mismo nombre la leyenda del horror y el pavor?
Información taurina en http://www.sevillatoro.com/

10 comentarios:

  1. Que alguien me diga quien no afeita, porque yo estoy cansado de oirlo y de verlo y tengo casi 62 años. No nací ayer. Que no se le ocurra a nadie decirme lo contrario porque le doy pelos y señales.
    Un saludo,
    Juan Moreno

    ResponderEliminar
  2. Después de más de dos horas buscando por la red (menos mal que mañana no madrugo, estoy de vacaciones), las encontré. Esto no es una novedad, recordaba haber visto fotos antes y aqui estan.
    Sin comentarios
    http://www.portaltaurino.com/sevilla/2004/121004_imagenes.htm

    ResponderEliminar
  3. Las imágenes de Sevilla en 2004 son tremendas. Los ganaderos opinan que las encornaduras son más débiles y que sus toros derrotan mucho al embarcarlos y en los corrales y que se destrozan los pitones. Estoy de acuerdo en que el afeitado ya es algo generalizado. Sin embargo, me pregunto que nos sorprende y se polemiza con miura y no con otras que también afeitan a mansalva.

    ResponderEliminar
  4. Carlos, tienes razón, pero "Miura es Miura" y, además es el presidente de la UCTL. Por supuesto, hay que denunciar siempre y a todos

    ResponderEliminar
  5. Estoy convencido de que Miura no afeita porque no lo necesita. Otra cosa es que las encornaduras de sus reses presentes anomalías y en los análisis se detecte falta de substancia, porque son toros que se calientan y derrotan mucho.
    En los trabajos que realizara la Facultad de Veterinaria de Córdoba, dirigidos por el añorado don Juan Bautista Aparicio Macarro y editados por la Junta de Andalucía, ya se hace ver que los toros de Miura son propensos a estropearse las astas, que existe cierta "debilidad" genética en muchas de sus reses. Quienes son aficionados de hace muchos años saben que es habitual verlos escobillados en cuanto derrotan. ¿Afeita un ganadero por gusto, sin que los toreros que lidian estas corridas lo exijan? Creo que no.

    ResponderEliminar
  6. No me lo creo. De verdad no me lo creo, que Miura afeita sus toros. ¡¡Venga ya!!.
    Los más fácil de mundo es decir: ese toro está afeitado o bien, ese muchacho no llegará a se figura.
    Esas dos aseveraciones todo el mundo se la cree, y el que las dice queda como "un buen aficionao". ¡¡Venga ya con los cuentos !!

    ResponderEliminar
  7. Lo del afeitado lo dijo el Presidente de la Asociacion de los Veterinarios Taurinos Franceses, que presentó el resultado de los analisis de pitones de dos toros de Miura lidiados en Arles. Todo ello en el marco de la última reunión de la Unión de Ciudades Taurinas Francesas:
    http://camposyruedos2.blogspot.com/2009/12/el-presidente-de-la-uctl-afeita-sus.html

    ResponderEliminar
  8. Sea como fuere, a mi hay una cosa que me llama mucho la atención.

    En los tiempos que vivimos, con la tecnología actual que permite, por el desgaste de los dientes, saber lo que comía un animal que vivió hace 15.000 años. ¿Como es que no hay ningún método que permita saber a ciencia cierta si un pitón ha perdido sustancia de forma natural o por efecto del serrucho?

    ¿No quedán restos metálicos en los pitones?¿no se pueden analizar marcas o estrías en las zonas de corte?

    No soy precisamente experto (más bien todo lo contrario) pero me parece sorprendente.

    ResponderEliminar
  9. Si os parece, vamos a definir exactamente qué estamos llamando "afeitado". Necesariamente no tiene por qué ser cortar o limar, a lo mejor lo que han detectado los veterinarios franceses son las pruebas de haber limpiado pitones que, por eso mismo de la excesiva blandura, se escobillan más de la cuenta.
    No afirmo, sólo supongo...

    ResponderEliminar
  10. Les comparto mi poesía, mi . . .

    TORO MIURA

    Denominación de origen,
    genes e imagen te rigen,
    ganadería de fortuna,
    miura, cuernos de la luna.

    Encaste de sangre sana,
    de crianza muy sevillana,
    ancestral reminiscencia,
    cruzas benditas, . . . esencia.

    Indómito en campo bravo,
    cornúpeta, ¡olé, bravo!,
    que pelaje, alto de agujas,
    como muges, fuerte bufas.

    Agalgado, de gran caja,
    un sansón que no se raja,
    de patas altas, huesudo,
    fina piel, largo, tozudo.

    ¡Que cara tan seria tienes!,
    ¡que agilidad, que vaivenes!,
    eres leyenda viviente,
    digno de una espada ardiente.

    Me gustas zaino o mulato,
    colorado, color grato,
    cárdeno, berrendo, sardo,
    castaño es igual a pardo.

    Mira, mira, toro miura,
    toro miura, mira, mira,
    más de media tonelada,
    mira no te falta nada.

    Toro, toro, que te apura,
    miura de la estirpe pura,
    toro de lidia, cinqueño,
    del ganadero eres sueño.

    Das muestra de tu realeza,
    con presencia, con fijeza,
    con franqueza y transmisión,
    tú sí cumples tu misión.

    Toro de fuerza y bravura,
    trapio, casta, toro miura,
    fiereza, raza, nobleza,
    muy bien puesto de cabeza.

    Miura de la estampa fina,
    valiente el que se te arrima,
    toro bello, muy astado,
    Señor toro, bien armado.

    Hay que rezarle a la Virgen,
    ¡mucho respeto a tu origen!,
    juntar maestría y buena suerte,
    si no, la cornada . . . o muerte.

    Apis que a diestros heriste,
    a Manolete tendiste,
    “Islero”, mortal cornada,
    capote, mortaja . . . nada.

    Toro, más torero es arte,
    ¡ay! quién pudiera torearte,
    pilar de corrida brava,
    la tauromaquia es sagrada.

    España, plaza y arena,
    muleta, estoque, faena,
    primor del genio taurino,
    vida que sella el destino.

    Miren todos como embiste,
    ¡toro con gloria . . . naciste!,
    ritual, sacrificio, fiesta,
    tu muerte . . . por Dios dispuesta.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 13 de marzo del 2013
    Dedicado al Gran Chef, Juan Adrián Ortiz Nieto
    Reg. SEP. Indautor No. 03-2013-051712171201-14

    ResponderEliminar

Invierno

El invierno del toreo debería ser tiempo de análisis y reflexión. Al aficionado, y también a los profesionales, le encantaría que surgi...