07 diciembre, 2009

La medias verdades de Esplá


Se extraña un comentarista del escaso eco que han tenido unas palabras de Esplá acerca de la costumbre de sacarle puntas a los toros, que según el alicantino es una práctica habitual en el toreo, dice que incluso más que el afeitado. No debe extrañarse. Ni Esplá es la Biblia, ni en este asunto dice toda la verdad.

Esplá se ha marchado de los ruedos con ese punto de buena suerte que le ha permitido tener un adiós por encima de sus verdaderos méritos. A estas alturas no nos vamos a engañar. Esplá ha sido un torero peculiar, con aires de maestro pero sin la gracia del cielo precisa para enseñar muchas cosas, lleno de teorías y con muy poca práctica. Hablo así porque en 30 años el día que mejor lo he visto (por televisión) fue el la de despedida en Madrid en esta última temporada. A parte de esta actuación, ciertamente memorable, muy poco más. Muchas idas y venidas, continuos pajariteos en la cara del toro, miradas y comentarios al público y sentencias van y vienen sin dar un pase de verdad. No quiero ser injusto, estas afirmaciones levantarán ampollas entre sus partidarios, pero es lo que le he podido apreciar en un montón de corridas en directo o por la tele.

Insisto en que se ha marchado con esa aureola necesaria y justa de un torero con muchos años en la profesión y una personalidad muy definida. Eso está bien. Pero que nadie se sorprenda ahora por esas palabras sobre los pitones. De entrada, a nadie le ha importado mucho lo dicho por el artista (pintor) alicantino. Lo que ha dicho es una verdad a medias. Es verdad que a algunos toros se les afilan las puntas para que puedan pasar los reconocimientos. Lo que no ha dicho Esplá es que la mayoría de las veces a los toros les afilan las puntas después de haberlos afeitado. No hay que ser muy entendido en tauromaquia para saber que eso es lo que está pasando ahora. Por tanto, a Esplá es mejor dejarlo tranquilo, lo mismo que él debe seguir pintando y dejando tranquilo al toreo, porque no basta con decir medias verdades, hay que contar toda la verdad.
Información taurina en http://www.sevillatoro.com/

3 comentarios:

  1. Pues lo has contado soberanamente bien, Carlos.
    Por cierto, después de despedirse -que él era contrario a eso- no nos extrañará que vuelva para dar la alternativa a su niño, a pesar de haber dicho con la boquita grande "Si no se la doy esta temporada, se la va a dar el Guerra".

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches Carlos,a mi modo de ver tu artículo es algo injusto,entiendo que Esplá es un torero que no deja indiferente,pero su honestidad, pureza y entrega a esta profesión no se pueden poner en duda,33 años le avalan y además con corridas en las que si no hubiera puesto en"práctica sus torías" en 2 años le habían echado de esto.

    ResponderEliminar
  3. Carlos, totalamente de acuerdo. sin mas. El que no lo entienda, allá él.

    ResponderEliminar

La suerte de varas

La dinámica del tiempo nos ha llevado de la Feria de Sevilla a San Isidro sin solución de continuidad. La noticia está en Las Ventas, d...