09 febrero, 2010

El que no tiene padrinos no se bautiza


Los toreros tienen una cotización que deberían ganarse en el ruedo. Ocurre que el arte del toreo tiene no tiene medidas claras y definitivas para calificar lo que realiza cada tarde un matador. Es cierto que siempre hay un rumor, ese boca a boca que llega a todos sobre el momento que vive cada coleta, que es algo muy diferente a las orejas que se pueden cortar. Cuando se leen los datos numéricos de un domingo de toros en España y Francia, el lector o escuchante se atraganta de orejas y rabos que no acierta a digerir. Fulanito ha cortado cuatro orejas en Las Cumbres de Villanueva de San Antonio (es un pueblo figurado, al menos eso espero), sueltan los teletipos. ¿Y cómo ha estado en realidad Fulanito en el pueblo de nombre tan bello que acabo de inventarme? A veces, llegan noticias y te cuentan que Fulanito estuvo realmente bien, porque nunca debe menospreciarse cómo puede estar un torero en un pueblo perdido en la geografía. Algunas de las mejores faenas de la historia se firmaron en plazas de tercera.
Pero la Fiesta es una batalla permanente. El que torea mucho no puede permitirse el lujo de quedarse ni una tarde en blanco. Para el que torea poco, una tarde cualquiera es la clave. Y así se llega a los carteles de las ferias de tronío. Los toreros de lujo están bien colocados. La clave está en esos carteles de segunda, los de los días menos “señalaítos”, en los que se lidia lo que algunos denominan toros duros, pero que realmente son toros de ganaderías que no han elegido los más poderosos, simplemente porque son más complicados y el porcentaje de triunfos que se logran antes ellos es muy bajo. Ahí está la clave. En esas fechas depositan sus esperanzas los desheredados de la fortuna y que buscan con anhelo la gloria. Algunos tienen la suerte de aparecer en los carteles de relleno. Otros, ni esa suerte tienen. Y se pregunta uno por qué el destino de unos hombres pasa por circunstancias aleatorias. Y se llega a la conclusión, ya más que sabida, de que no es verdad que el toreo ponga a cada uno en su sitio. Si el torero que apodera el amigo o el familiar del empresario tiene cabida en unos carteles en detrimento de otro sin padrinos, mal asunto. ¿El torero que no tiene padrinos es más malo o tiene menos méritos que el que está apadrinado? A veces hay muchas preguntas y no aparecen las respuestas.



Todo esto viene a colación de algo que mañana conoceremos de forma oficial en los carteles de Sevilla. Se anunciará una excelente Feria en su núcleo de lujo. En los carteles colaterales hay injusticias. ¿O es que César Jiménez tiene más méritos para torear la de Victorino que José Luis Moreno? Moreno tiene derecho a pensar que su tremendo esfuerzo del año pasado no ha sido bien contado o que le ha servido de poco.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

8 comentarios:

  1. Buen comentario, Carlos. Ahora recuerda uno cuando los aficionados de Sevilla solicitaron la inclusión en su feria de José Luis Moreno, a quien la empresa deja fuera por el intercambio de cromos u otros compromisos. Una pena, porque Moreno, además de estar anunciado en Castellón, Valencia, Córdoba y Madrid, entre otras, también debía estar en Sevilla, plaza de exquisita sensibilidad donde la calidad de su toreo podría brillar con luz propia. Y lo peor es que para las posibles sustituciones también habrá una extensa lista de intercambio de favores. ¡Qué malos aficionados son Canorea y su cuñado!

    ResponderEliminar
  2. Estando de acuerdo contigo en el fondo del mensaje, creo que la foto que ilustra el post es muy injusta, sobretodo para Serafín Marín. Da a entender que todos los carteles donde se anuncie Serafín Marín vendrán por obra y gracia, nunca mejor dicho, de su apoderado, Cesar Cadaval, que por otra parte me consta que es un gran aficionado. Respecto a Serafín Marín, personalmente le tengo un gran respeto, y creo que todo lo que torea (en mi opinión debería torear mucho más), se lo ha ganado a sangre y fuego. Y en Cataluña, no en Córdoba. Eso no quita para que crea que Jose Luis Moreno merezca más de lo que tiene, pero no es justo menospreciar a Marín para argumentar la ausencia de Moreno en Sevilla.

    Un saludo y felicidades por el blog

    www.eltorodelajota.com

    ResponderEliminar
  3. Nadie pone en duda que Marín es un torero digno, pero su temporada en 2009 no le hace merecedor de torear en Sevilla. César Cadaval es muy amigo de la empresa de Sevilla. Y por eso torea, porque tiene padrinos...

    ResponderEliminar
  4. Con toda la intención al foto de Marín esta muy bien puesta....pse a quien le pese, tiene un padrino que influye en la empresa. O Miguel Angel Delgado no tiene padrinos?...que pinta ese en al feria respecto a Luis Vilches, Girón, Moral.....

    ResponderEliminar
  5. Personalmente creo que la inclusión en la Feria de Abril no se puede circunscribir únicamente a la temporada 2009, sino sobrarían tantos toreos en los carteles que han presentado...

    Miguel Angel Delgado, Luis Vilches, Girón, Moral... no tienen padrino pero son de la tierra. Tanto uno como otro me parece un argumento muy pobre para entrar en los carteles.

    Lo único que quería hacer ver es que, aunque seguramente Serafín esté en la Feria por tener ese apoderado (probablemente si no lo tuviese no estaría), creo que es un torero que vista su trayectoria, es totalmente injusto hacerle ese tipo de reproches o comparaciones. Siempre ha sido superhonesto con la profesión y ha dado la cara con un tipo de toro que muchos, en la vida han toreado ni torearán.

    De todas formas, entiendo vuestra postura. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Sin padrino no se va a ningún lado, pero eso paso en el mundo del toro y en la calle.


    entradas jose tomas malaga

    ResponderEliminar
  7. Po menos mal que el sobrino de Canorea a roto con Javier Conde, sino, mas de baile del gorrion, dios nos libre.
    jso

    ResponderEliminar
  8. Cuando Moreno tuvo padrinos lo despercio toro creyendose lo que no era, Serafin ha conseguido los padrinos, si es que Cesar Cadaval, muy gracioso el, se puede considerar padrino, a sangre, fuego, sacrificio y lucha, ahora si Moreno quiere se le considere como se le considera aqui por encima de Serafin Marin, que no lo esta, que luche y sufra como el y que demuestre tener su misma capacidad con toros duros no en tres actuaciones sino en varios años consecutivos.

    Que Cordoba acostumbarda a los Califas desde que nombro al Cordobes no tiene ninguno mas pues que lo busquen pero no intenten elvar al califato a un vividor como Finito de Sabadell que no de Cordona y mucho menos a alguien que desperdicio mil y una oportunidades no hace tanto.

    No tengo nada contra Moreno, ni contra Cordoba, si contra Finito que es un vividor del toro y de la prensa del corazon, pero las comparaciones si todas son odiosas esta sin sentido lo es mas y provoca replicas que dicen lo que en realida es.

    ResponderEliminar

Invierno

El invierno del toreo debería ser tiempo de análisis y reflexión. Al aficionado, y también a los profesionales, le encantaría que surgi...