23 febrero, 2010

La crítica y el toreo de nuestros días


En momentos delicados como los que vivimos, los que formamos parte de la crítica taurina bajamos las exigencias y cantamos como bueno lo que apenas ha sido mediano. Es como si para no maltratar al enfermo se suavizara el tono de la crítica porque así se le hará menos daño. La verdad es que la función de la crítica debe permanecer inalterable, al margen de la situación de la Fiesta.
Creo interpretar que esta postura de benevolencia intenta ayudar al toreo actual porque vive momentos complicados. No quiero ni pensar que esos juicios favorables sean la consecuencia del desconocimiento, que todo es posible en algunos casos. La crítica actual tiene un chivato que la de delata a las primeras de cambio: la televisión.

Todo esto viene a cuanto de algunas de las crónicas publicadas acerca de las corridas del sábado y domingo en Vista Alegre. En la primera los cánticos se los llevó Leandro; en la segunda, el joven alternativado Javier Cortés. La realidad pura y dura es que ambos estuvieron a un nivel de mediocridad alarmante, torearon de forma mecánica y no aprovecharon las reses a las que se enfrentaron. Sin embargo, parte de la crítica, la misma de la que formo parte, los ha cantado a ambos. Es la rutina la que parece que manda en los textos; es la obligatoriedad de ensalzar a toda costa al menos malo; es una falacia que intenta tapar las carencias de dos espectáculos mediocres. Alguien llega a escribir cosas increíbles, como que Cortés es una figura en ciernes. He repasado la corrida varias veces y no entiendo el motivo de esa afirmación. De Leandro, un torero ya pasado de rosca y eterna promesa, se escriben cosas que no presencié en la retransmisión del festejo.

En definitiva, que los críticos estamos también necesitados de un cursillo acelerado de formación taurina, algo difícil de lograr a estas alturas. Los que no saben y tienen un púlpito para escribir son unos privilegiados, pero a los que sabemos la verdad del cuento no nos van a confundir con crónicas benevolentes. Creo que el problema es doble. Muchos críticos ya formamos parte del taurinismo. Somos taurinos a todos los efectos. Incluso algunos pretenden formar parte de la llamada Mesa del Toro. Las crónicas amables intentan no echar piedras contra nuestro propio tejado. La realidad, por desgracia, es que algunos no tienen ni idea de lo que ven en las plazas, lo que aún es más grave y no tiene solución.
La mejor información de toros en http://www.sevillatoro.com

11 comentarios:

  1. Carlos, enhorabuena por la parrafada. Lo que ha escrito le honra. A ver si cunde el ejemplo entre algunos de sus compañeros y hacen autocrítica. Creo que lo de este principio de temporada (sumo lo de Valdemorillo) es muy grave: toros sin pitones, cayéndose como moscas, descastados y algunos toreros incapaces ante tanto toro incapaz, que es ya el colmo del destoreo. ¿Y que te cuentan en los medios? Pues toda esa parafernalia lingüistica para tapar la vergüenza como toros bonitos, de preciosas hechuras, clase, bondad, nobleza, son... Cuando todo, por ahora, ha sido una bacalá.


    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidaba, y los del Plús, a lo suyo: te cuentan mil historias de la nueva cuadra de picar con petos ligeros para refundar la suerte de varas y van y te meten la publicidad cuando el toro está en el caballo... Sin palabras.

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero el del plus sabe de toros...?

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que lo de Vista Alegre ha sido de vergüenza ajena.
    El problema es que gran parte de crítica ha optado por un “Sino puedes con ellos únete a ellos”.

    ResponderEliminar
  5. Sr. Crivell, tiene Vd. toda la razón pero por favor lean la crónica de Antonio Lorca en el Pais del 21/02, hay que destapar a los buenos críticos.

    Un saludo desde Herat (Afg).

    P.D. Leo su pagina web a díario y he estado informado de las jornadas taurinas de Osuna, mí pueblo.

    ResponderEliminar
  6. Carlos, uan vez más feliciarte por este post, pero realmente la solución la tengo clara. !!Que pasen por taquilla!! y veran como les duele tanta farse y tanta mentira, y tanta crónica pastelera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sr.Crivell ,después de algunas búsquedas he dado de nuevo con su cuaderno y me complace observar que al menos un miembro de ese conglomerado llamado taurinismo,en éste caso crítico de toros,sabe,razona y expone con claridad sus razonamientos,exponiendose con ello a que le llamen de todo menos bonito.
    La verdad es que la situación de la Fiesta es crítica y posiblemente lo de Cataluña sea lo menos grave.
    Tengo la sensación de que los nuevos aficionados no han visto ni saben,(salvo las excepciones que queramos),torear y gran parte de los críticos pués a lo mejor no son ni aficionados.
    En fin que Dios reparta suerte para la Temporada, que apunta fea.
    Cierro el comentario con un punto de optimismo ,me acaban de decir que soy de nuevo tio-abuelo,a ver si a la criatura la aficionamos, aunque lo veo dificil porque ha nacido y vive en Dinamarca ,aunque tenga su cuarto y mitad de andaluz.

    ResponderEliminar
  8. ¿Y dónde dejamos esa última moda de crear un blog de toros para entrar de "beneficencia" en las plazas...? ¿Escribirán luego a la contra de quienes le hacen el favor? Y lo peor es que se multiplican como hongos, con faltas de ortografía, sin seriedad...
    Por fortuna para los aficionados serios no es el caso de esta página.

    ResponderEliminar
  9. Sería interesante Sr.Antonio, saber el nombre de alguno de ellos para estar sobre aviso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. De acuerdo con todo los escrito en su páginas Sr. Crivell; pero una reflexión de André Viard en el prólogo del libro-revista, Opus 1 Tierras Taurinas. "Si Homero se hubiera dedicado, en vez de magnificar a sus héroes, a machacarles con sus imperfecciones, no hubiera llegado ninguno de ellos hasta nosotros".
    No es el caso de este Blog, pero da que pensar muchas veces. Caso de Antonio Lorca en el País. Machaca por sistema. ¿O no?

    ResponderEliminar
  11. La gran mayoria de la critica taurina actual destaca por su entreguismo y papanatismo a una situación auspiciada por los taurinos de hoy en día, los cuales quieren mantener un espectáculo vacio de contenido en su más principal esencia, donde predomina la mediocridad y los más grave es que han adulterado tanto el toro que recuperar tiempos pasados será harto dificil.

    ResponderEliminar

La suerte de varas

La dinámica del tiempo nos ha llevado de la Feria de Sevilla a San Isidro sin solución de continuidad. La noticia está en Las Ventas, d...