18 febrero, 2010

Las dos caras taurinas del Partido Socialista


La Fiesta necesita mimos y cuidados. Tiene síntomas de moderada debilidad. En diferentes momentos hemos manifestado que buena parte de culpa de esta delicada situación la tienen quienes son sus principales protagonistas, es decir los taurinos, entre los que se engloban los toreros, ganaderos y empresarios como principales activos. Son culpables de una tauromaquia pobre, bien sea porque el toro actual es poco emocionante, bien porque los toreros son máquinas configuradas para enjaretar mil pases sin alma, bien porque las empresas cada vez tienen menos imaginación. Como dato añadido, los culpables pirómanos (los taurinos) curiosamente quieren ser también los bomberos (por ejemplo, la Mesa del Toro)..
Dicho esto, hay otros ingredientes que deben ser cuidados. Por ejemplo, la administración. De los que rigen los asuntos del país, lo menos que se puede pedir es que no molesten. Es mejor que ayuden, pero al menos que no pongan piedras en el camino. La administración es desconcertante; son políticos al fin y al cabo. De todos es conocida la buena actitud que la Junta de Andalucía tiene con el toreo. A la Junta no hay apenas objeciones que hacerle en materia taurina. Esta Junta es socialista, exactamente igual que el actual gobierno central, que no sólo no ayuda sino que está fastidiando de forma reiterada a la tauromaquia. El Partido Socialista es la ambigüedad descarada en cuestiones taurinas.

Los hechos son evidentes. Los medios de comunicación públicos dedican a los toros menos tiempo que a cualquier otra actividad de ocio minoritaria. Basta recordar el asunto de las corridas televisadas por TVE (o mejor de las no televisadas). Ahora llega el número de los dibujos animados antitaurinos. Hay que tener ganas de joder para ponerles a los niños esas imagenes.

El Partido Socialista no puede decir una cosa en Sevilla y otra en Madrid. La persecución (y también la omisión) le restan valor a su actitud en Andalucía. El partido debe definirse a nivel estatal. Ya está bien de adoptar posturas distintas según quienes sean los destinatarios. De momento, los aplausos que se ganan en tierras andaluzas los pierden con esta actitud de fariseos en Madrid.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

2 comentarios:

  1. No estaría mal tampoco que el PP se fuese aclarando donde gobierna, sobre todo Ayuntamientos. Porque una cosa son las declaraciones de algunos de sus líderes, y otra la actitud de muchos de sus alcaldes. Los primero que se extingue son las ayudas a la Fiesta. Al deporte, en cualquiera de sus vertientes, nunca se le acaban las subvenciones. A los toros les llego la crisis municipal, antes siquiera que asomara la dichosa crisis.

    ResponderEliminar
  2. No es que sea mal pensado, pero solo leo un comentario a tus acertadas consideraciones sobre el partido socialista en sus contradiciones taurinas. ¿hasta aquí llega la larga mano del largo regimen de este partido?. Que tiempos aquellos de libertad sin ira.

    ResponderEliminar

El público y la pasión

Los aficionados gozamos con las películas taurinas antiguas. Es cierto que muchas veces nos quedamos sorprendidos porque el toreo de la...